BBVA dice que despidió a Béjar porque no tuvo “otra opción” legal

Asegura que no quiso culpar al ex director de Riesgos para exculpar a otros directivos

Antonio Béjar, ex responsable de riesgos de BBVA, en una imagen de archivo
Antonio Béjar, ex responsable de riesgos de BBVA, en una imagen de archivo

BBVA ha justificado ante el juez el despido fulminante de Antonio Béjar, único directivo de la entidad que ha sido cesado de manera abrupta por su relación en la contratación de Cenyt, alegando que no tenía “otra opción” legal.

En un texto enviado por el banco a la Audiencia Nacional, que aparece recogido el tomo 17 de la pieza separada número 9 de la Operación Tándem, BBVA indica que “habríamos preferido no tener que tomar esa decisión [el despido de Béjar] en una fase tan preliminar del procedimiento, pero legalmente no teníamos otra opción”.

La entidad explica que esta medida vino motivada porque la investigación interna (forensic) llevada a cabo por PwC habría puesto de manifiesto que el antiguo responsable del departamento de Riesgos incumplió las normas internas. “La investigación ha acreditado que el señor Béjar incumplió gravemente las normas internas del banco. Por esta razón, BBVA se vio obligado a acordar su despido disciplinario en un plazo muy breve”, indica el documento.

Además la entidad aporta las razones del cese: “El programa de prevención de delitos y el propio artículo 31 bis del Código Penal obligan a adoptar medidas disciplinarias, lo que hizo que el consejo de administración de BBVA acordara el 16 de julio de 2019 que se siguieran los procedimientos internos para evaluar la actuación de todos los directivos y empleados que continuaban prestando servicios en la entidad y que habían estado presuntamente involucrados en la relación con Cenyt”, y añade que “el plazo de prescripción de las infracciones laborales es brevísimo”, de ahí que considere que no tenía otra opción legal.

Del mismo modo, el banco ha querido suavizar el despido, por el que ha llegado a un acuerdo para pagar 1,7 millones a Béjar, y ha negado que el ex responsable del departamento de riesgos fuera el chivo expiatorio de la contratación de Cenyt. “BBVA no ha pretendido trasladar al señor Béjar la responsabilidad de nada, ni exculpar a ninguna persona culpándole a él”, concluye.

BBVA ha defendido, igualmente, que los directivos implicados en la contratación de la empresa de Villarejo no cometieron delitos, sino irregularidades que infringían los códigos internos de la entidad. “Con la información de que ahora disponemos no consideramos que esas irregularidades sean constitutivas de delito, pero eso no significa que haya habido incumplimiento de las normas y protocolos internos de la entidad que han hecho necesario tomar medidas disciplinarias”, expresa.

De esa forma, el banco explica que entre el 24 de julio y el 2 de agosto de 2019 evaluó la actuación de ocho directivos e incoó cinco expedientes disciplinarios y dos expedientes de idoneidad.

Normas
Entra en El País para participar