El Ibex cae un 0,22% más pendiente de Irán que de la formación de Gobierno

La investidura pasa de puntillas y la Bolsa española termina en línea con el resto de grandes índices de Europa

ibex 35
Operador en la Bolsa de Fráncfort. AFP

Aunque parecía haberse disipado esta jornada, la incertidumbre del conflicto entre Estados Unidos e Irán sigue pesando sobre el ánimo de los inversores. Pese a que las Bolsas europeas abrieron de forma positiva, el inicio de la actividad en Wall Street con caídas que rondaron el 0,5% se contagió al Viejo Continente dejando al mercado prácticamente plano. El Ibex ha cerrado con una caída del 0,22% perdiendo los 9.600 puntos al quedar en los 9.579,8. 

En España, el Congreso de los Diputados ha aprobado por un estrecho margen la investidura de Pedro Sánchez como presidente del Ejecutivo para la XIV Legislatura. La noticia no ha afectado especialmente a un Ibex que ha tenido un comportamiento parecido al del resto de Bolsas europeas. El Cac francés ha bajado un 0,02% y el FTSE británico un 0,03%, mientras, el Dax alemán ha protagonizado la excepción del día y ha repuntado de forma más decidida sumando un 0,73%. Por su parte, al otro lado del Atlántico, el mercado ha cerrado con caídas de entre el 0,4% y el 0,03%.

Cie Automotive, Grifols e IAG se han instalado en la parte más alta del Ibex con ganancias del 3,38%, el 2,74% y el 1,54% respectivamente. En el lado opuesto, Siemens Gamesa y Endesa han sido los más castigados restando el 2,09% y el 2,11% cada uno. Iberdrola ha estado también entre los peores del Ibex al caer un 1,95% a falta de un día de que termine el plazo para poder apuntarse al cobro del dividendo que la eléctrica aprobó en sus cuentas de 2019.

Principales cotizaciones

IBEX 35 6.777,90 -3,63%
EUROSTOXX 50 2.728,65 -4,18%
DOW JONES 21.636,78 -4,06%
USD x EUR 0,8973 -1,015%
Petroleo Brent 25,100 -4,708%

La retórica belicista de Teherán es una constante apenas días después del asesinato por parte de un dron estadounidense del general Soleimani. Las declaraciones de hoy del ministro de Asuntos Exteriores, Javad Zarif, han enfriado los ánimos del inversor. Ha apuntado que Teherán baraja 13 escenarios diferentes de represalias contra Estados Unidos, y que incluso la opción más débil dentro de este abanico supondría "una pesadilla histórica" para Washington.

El petróleo ha caído hoy un 0,91% hasta los 68,27 dólares. Aún sube un 3,44% en la primera semana del año, pero está en niveles de mediados de diciembre. El mercado no espera un conflicto a gran escala entre EE UU e Irán, pero sí una sucesión  de escaramuzas o conflictos vía terceros en la zona.

"Pensamos que podría haber más ataques sobre instalaciones y barcos petroleros, pero serán esporádicos y a pequeña escala, para poder seguir negando la autoría de los mismos", explica Saurabh Lele, analista senior de Commodities de la gestora afiliada de Natixis IM, Loomis Sayles. 

"No se espera que los líderes iraníes tomen decisiones drásticas como cerrar el estrecho de Ormuz, porque esto aproximaría innecesariamente el teatro del conflicto hacia Irán e impulsaría una mayor unidad global contra ellos. En definitiva, no creemos que haya un peligro inminente de interrupción grave del suministro del petróleo, a no ser que la escalada entre rápidamente en una espiral fuera de control", concluye el experto. 

La incertidumbre sigue siendo, pues, elevada, y el mercado seguirá pendiente de los titulares. Estados Unidos ha desmentido que haya tomado la decisión de retirarse de Irak, tras publicarse unas instrucciones al respecto enviadas a las fuerzas en el país. Parte de la atención estará, también, en los datos económicos. Ayer ayudaron los buenos datos sobre la evolución del sector servicios en Europa y Estados Unidos, que permiten confiar en que el ciclo de crecimiento sea más duradero.

En el mercado de deuda los movimientos han sido limitados, si bien los tipos de interés están más bajos que a cierre de 2019 por la huida de dinero ligada a la tensión geopolítica. El bono español y el alemán mantienen posiciones en el 0,4% y el -0,28%, respectivamente, mientras el de Estados Unidos cotiza en 1,81%. El oro, valor refugio por excelencia en tiempos de incertidumbre, continúa hoy su rally aunque de forma más contenida: se aprecia un 0,19% hasta dejar la onza en los 1.568,8 dólares, máximos de 2013.

En el mercado de divisas, el euro ha cotizado con caídas del 0,54% ante el dólar, en los 1,1137 dólares por cada euro, mientras el yen ha caído ligeramente y la libra ha corregido desde máximos. Se cambia por 1,3117 dólares. 

Normas
Entra en El País para participar