Lagarde inicia hoy la revisión de la estrategia del BCE

Anunciará las primeras previsiones económicas para 2022, sin que se esperen cambios en la política monetaria

Christine Lagarde, presidenta del BCE
Christine Lagarde, presidenta del BCE AFP

Chistine Lagarde tiene hoy su puesta de largo definitiva al frente del BCE. Después de varias intervenciones públicas y de su reciente discurso ante el Parlamento Europeo, será la primera vez que comparezca tras la reunión del Consejo de Gobierno sobre política monetaria de la institución que preside desde el 1 de noviembre. El tono y los primeros mensajes en los que Lagarde ponga el foco serán analizados con lupa por los inversores, aunque la presidenta del BCE ya se anticipara a la expectación al pedir "paciencia" a los eurodiputados mientras se familiariza con el lenguaje propio de la institución.

El lenguaje y la habilidad en la creación de expectativas se convirtieron de hecho en una herramienta más de política monetaria durante el mandato de Mario Draghi. De la reunión de hoy no se esperan grandes novedades. La previsión es que el BCE mantenga sin cambios la hoja de ruta marcada en septiembre, con la que el BCE estableció un largo horizonte de tipos bajos y activó un amplio programa de medidas que incluyó la reactivación de las compras de deuda, la rebaja en 10 puntos básicos de la facilidad de depósito y un sistema de despenalización de parte del exceso de liquidez de la banca.

No se prevé que Lagarde cuestione en su llegada la reanudación de las compras de deuda por 20.000 millones de euros al mes, la medida más polémica de las adoptadas por Draghi al término de su mandado. De hecho, en la labor de Lagarde está la reconstrucción del consenso interno en el BCE y, en especial, la elaboración de un mensaje único y sin fisuras de la institución que dé más efectividad a su política, lo que tendrá ocasión de mostrar ya desde mañana. 

"Esperamos con convicción que no haya ningún cambio en el frente de política monetaria", señala Konstantin Veit, gestor de carteras de Pimco, que añade que "a no ser que haya algún apocalipsis zombie, o un milagro con la inflación, no esperamos ningún cambio radical en los tipos de interés del BCE a lo largo de 2020". 

Las novedades de la reunión de hoy vendrán de las previsiones económicas para la zona euro, que por primera vez incluirá el año 2022, y del anuncio de la revisión de la estrategia de la institución. Los expertos no esperan cambios en las estimaciones de PIB e IPC que dio el BCE en septiembre y que fueron revisadas a la baja para este año y el próximo. Para 2020 en Citi prevé un crecimiento del PIB en la zona euro del 1,4% y una inflación del 1,7%.

En cuanto a la revisión estratégica del mandato del BCE, hoy podría ser la ocasión para su anuncio oficial por parte de Lagarde, según apuntan desde Bank of America y Citi. El mandato permanece inmutable desde 2003, cuando se estableció que el propósito de la política monetaria del BCE es alcanzar para la zona euro una inflación cercana, aunque por debajo del 2%. Tras múltiples estímulos, los precios están lejos aún de alcanzar tal nivel, más aún de la forma homogénea y sostenida a la que aspira la institución. La nueva propuesta apunta a que el objetivo de inflación quede fijado, sin más matices, en el 2%. Un cambio aparentemente menor pero de gran calado puesto que mostrará el compromiso de la institución con el control de precios, sofocando así las críticas de los más ortodoxos, y podría contribuir a elevar las expectativas de inflación.

Lagarde ya ha avanzado su intención de abordar tal revisión, que será una de las claves de su mandato, aunque el debate no comenzaría en firme hasta el próximo año. En Pimco prevén que el resultado no se haga público antes de la segunda mitad de 2020. 

Normas
Entra en El País para participar