Soluciones domésticas para compensar la huella de carbono

Unos 100 millones de hogares optarán por el autoconsumo en 2024, según la AIE

Edificios sostenibles
Imagen del proyecto de Ikea The Urban Village Project, que recrea la casa del futuro.

Si no llega aún a obligar, al menos condiciona. La inquietud por el cambio climático y la actitud proactiva para minimizar sus efectos se generaliza y toma protagonismo a título individual. Las nuevas formas de pensar y estar se materializan en otra manera de concebir la vivienda y las rutinas hogareñas. Y, en el centro, las energías renovables para ahorrar euros y CO2. Quien no se plantea el cambio a una casa más sostenible, intenta al menos tunear la que tiene.

El catálogo de dispositivos y soluciones verdes para el particular se amplía y abarata, “desde un kit solar móvil y de bolsillo, a partir de 20 euros, hasta una instalación de autoconsumo todo lo sofisticada que se quiera –por 116 euros mensuales hacemos proyectos llave en mano y prestamos asesoría–, también ahora de aerotermia y geotermia, que permiten resolver calefacción, refrigeración y agua con una sola instalación. Nuestro reto es priorizar la eficiencia y frenar la confusión que existe. No se trata de poner paneles solares sin más”, expone Pilar Pérez, jefe de producto de energías renovables en Leroy Merlin, donde han empezado a comercializar, además, los cargadores para vehículos eléctricos.

En España se instalarán 1.000 MW en un lustro

La Agencia Internacional de la Energía (AIE), en su reciente informe Renovables 2019, prevé que unos 100 millones de hogares optarán por el autoconsumo y pequeñas instalaciones solares en los próximos cinco años. En España, unos 1.000 MW en el mismo periodo, calculan.

Para Nicolás Mediavilla, presidente de Fain Ascensores, empresa especializada en transporte vertical, “en el caso de la obra nueva, es más fácil incorporar productos y servicios que ayuden a hacer del mundo un lugar mejor. En rehabilitación de edificios es más complicado”. Lo han comprobado al introducir al mercado hace cuatro meses ION Green Solar, “el primer ascensor del mundo, diseñado, desarrollado y fabricado en España, que solo usa energías limpias y que puede llegar a conseguir un ahorro eléctrico del 97%”.

Mediavilla asegura que los 7.000 euros que puede suponer el sobrecoste de elegir ION se rentabilizan en dos años y medio, “aparte, se financia durante una década”. A la par son especialistas en fotovoltaica con aerotermia.

Meta, la autosuficiencia

Por suerte, ha dejado de ser imprescindible salir al extranjero para conseguir estas opciones. Crece la demanda, y fabricantes y proveedores españoles modernizan su oferta. Algo que aprecia bien quien ha ido por delante. Pablo Peláez, que se define a sí mismo como un emprendedor, en el más amplio sentido de la palabra, hace tres años decidió diseñar y construir una casa autosuficiente en Valdebebas (Madrid), “para dotar de coherencia a una forma de ser y de sentir que cada vez es compartida por más millones de personas. Somos naturaleza y no podemos disociarnos de esta, por eso buscamos soluciones sostenibles; un espacio en el que se mimeticen el interior y el exterior con los ritmos naturales, de ahí el importante esfuerzo en jardinería”.

“El reconocimiento de lo natural es algo que va a más. En edificación son muy demandadas las zonas ajardinadas, también en fachadas y azoteas, no solo por estética, sino para ventilar y aislar. No obstante, por falta de tradición en el tema, vamos más lentos que otros países”, cree Fernando Hidalgo, socio fundador de Terapia Urbana, spin-off de la Universidad de Sevilla especializada en jardines verticales y cubiertas verdes.

Cinco euros para borrar la tonelada de CO2

Soluciones domésticas para compensar la huella de carbono

Save the Planet Now. Esta plataforma ofrece un servicio a los ciudadanos, a través de la compra de tarjetas, para compensar las emisiones de su huella de carbono. Consciente del interés de los particulares por aportar su granito de arena para revertir el cambio climático, Francisco Benedito, cofundador de ClimateTrade y CEO de Climate Blockchain Initiatives, puso este proyecto internacional en marcha hace tres años. Sus tarjetas han empezado a comercializarse en España este mismo mes, de momento en Fnac y próximamente en Worten, Carrefour y Media Markt. “Con un precio de cinco euros, para contribuir y financiar proyectos sostenibles trascendentes. Un pago que compensa cada tonelada de CO2”, explica. Se calcula que cada persona emite de 8 a 12 toneladas anuales de dicho gas.

ClimateTrade. Es la primera plataforma tecnológica que funciona del mismo modo, en este caso para las empresas. Como ejemplo, un destino de los fondos recaudados es ahora la barrera de coral de México, “ya perdida en un 60%, pero que se pretende salvar con la criogenización de especies que se está llevando a cabo”.

Precisamente, Peláez reconoce que “ser un Quijote no fue fácil. Todo esto era algo incipiente y no se ofrecían todas las posibilidades que están a mano. Aun así, con cosas mejorables, he conseguido vivir en una casa que respira, gracias a sus materiales reciclables, pinturas no plásticas, ventilación forzada constante, aislamiento exterior, recogida de aguas pluviales, triples ventanas de madera... Una vivienda que, aunque en un principio pudo requerir 100 euros más por metro cuadrado que la de mis vecinos, hoy no tiene ni pérdidas ni ganancias de calor/frío.

Es una casa pasiva que queremos replicar en un espacio residencial de Mallorca. Comprobado que es viable y rentable (con diez euros al mes de electricidad funcionan mis dos casas anexas y mi coche eléctrico), lo suyo es crear comunidad y compartir este concepto de vida. Lo interesante ahora es que promotores e inversores apuesten por ello, puesto que es negocio”. Una filosofía muy en línea con Entrepatios, cooperativa de viviendas nacida en Madrid que se rige por criterios sociales y ambientales.

Ikea, en España, venderá soluciones solares domésticas en 2020, además de la iluminación led o los electrodomésticos de bajo consumo que ya oferta 

También Ikea, junto con el desarrollador inmobiliario Ikano Bonstad y el laboratorio de investigación y diseño Space10, trabaja en proyectos sobre “la casa del futuro, como Better Living, The Urban Villages Project y SollarVille, que se basan “en espacios compartidos con nuestros vecinos, más habitables, asequibles y sostenibles. Mejores hogares crean mejores vidas”, dice Evamaria Rönnegard, development leader en Ikea Suecia.

Home Solar es la división más reciente de la multinacional sueca, de momento no disponible en todos sus mercados. “En España venderemos soluciones solares domésticas en 2020, junto a productos que ya ofertamos: iluminación led, electrodomésticos de bajo consumo, grifos que ahorran... Democratizar la energía limpia es una gran tarea para la que estamos colaborando con un número creciente de socios”.

Normas