Mercadona y sindicatos cierran el convenio con más impacto para los sueldos de la plantilla

El salario base mínimo queda en 1.300 euros y todos se vinculan al IPC

Amplía el permiso de paternidad e introduce nuevas mejoras sociales

Representantes de sindicatos de Mercadona y empresa, entre ellos, Miguel Ángel Cilleros, secretario general de la Federación de Servicios, Movilidad y Consumo de UGT; José María Martínez, secretario general de la Federación de Servicios de CC OO; Daniel Blasco, director general de recursos humanos, y Héctor Hernández, director general jurídico, organización y marina de empresas de Mercadona.
Representantes de sindicatos de Mercadona y empresa, entre ellos, Miguel Ángel Cilleros, secretario general de la Federación de Servicios, Movilidad y Consumo de UGT; José María Martínez, secretario general de la Federación de Servicios de CC OO; Daniel Blasco, director general de recursos humanos, y Héctor Hernández, director general jurídico, organización y marina de empresas de Mercadona.

Los trabajadores de Mercadona estrenarán, el 1 de enero de 2019, nuevo convenio colectivo. Sindicatos y empresa firmaron ayer el nuevo acuerdo para regular la relación de más de 84.000 empleados con el grupo de supermercados, con una duración de cinco años y con importantes novedades respecto al acuerdo que estaba vigente desde 2014, tanto a nivel salarial como en permisos e iniciativas para mejorar la conciliación de la plantilla, dos líneas rojas que los sindicatos han mantenido durante la negociación que comenzó a mediados de octubre.

Un nuevo texto con un impacto salarial superior al de los acuerdos anteriores, puesto que eleva el salario base mínimo por convenio de 1.260 a 1.300 euros mensuales brutos en 12 pagas. Además, en los cinco primeros años en que un trabajador esté en una categoría profesional, este experimentará subidas anuales en su retribución del 11%, pudiendo alcanzar los 2.000 euros en ese periodo. Mercadona estructura a sus trabajadores en cuatro categorías, y sus tramos salariales evolucionan con cada año que permanecen en las mismas. Por ejemplo: un cajero recién contratado verá aumentado su salario un 11% anual gracias a los complementos, aparte de la subida del índice de precios de consumo (IPC), hasta que alcance el quinto tramo, es decir, el quinto año. A partir del mismo, su incremento salarial irá ligado al IPC y a los complementos que pueda aplicarse, como los de nocturnidad o frío.

Si ese trabajador es promocionado en su categoría profesional, comenzará en el primer tramo de ls misma, con lo que volverá a poder beneficiarse de un incremento salarial del 11% anual hasta el quinto año. Y siempre, sumando el porcentaje relativo a la revalorización del IPC, que será real.

Como publicó CincoDías, esto será así puesto que el nuevo texto descarta la absorción o compensado de esta subida por otros complementos salariales. Esto permitía limitar las subidas de los sueldos a través del IPC cuando estos ya se habían incrementado gracias a los bonus.
La responsable de la Federación de Comercio de UGT, Ana Micó, valora estos avances en materia salarial como “históricos”. para la plantilla de Mercadona. “Es una subida real y efectiva para todos, algo que era una reivindicación histórica. Antes, por la absorción, solo las nuevas incorporaciones tenían subidas reseñables. Ahora los 84.000 trabajadores de Mercadona van a tener incrementos reales”, explica.

El otro punto fundamental en la negociación era la mejora de las jornadas laborales y de los descansos, cuestiones que se tratarán en un observatorio formado por sindicatos y empresa para estudiar la aplicación progresiva de estas medidas. Entre ellas, las jornadas semanales de cinco días y los fines de semana de calidad. La representante de UGT espera que, pese a que el convenio da un periodo de cinco años, estos avances se puedan cristalizar lo antes posible.
“Estamos convencidos de que con este acuerdo seguimos sentando las bases de un modelo laboral socialmente responsable”, valoró en un comunicado el director de la división relaciones sindicales de Mercadona, Jesús Yelo. “Ofrecer medidas más sociales y más igualitarias nos servirá, sin duda, para que las personas que forman Mercadona estén satisfechas y comprometidas al 100% para garantizar un crecimiento sostenible”, añadió.

Mejoras sociales

Además de las mejoras salariales, que dotan a este nuevo convenio de un valor “histórico”, el texto contempla una importante batería de mejoras sociales para los trabajadores.

Por ejemplo, se introducirá un sistema de fichaje; se limitan las jornadas de 10 horas de trabajo a dos días por semana; no se podrán partir aquellas con una duración inferior a cinco horas; y los trabajadores del área logístico podrán disfrutar de un mínimo de siete fines de semana libres completos al año. Además, amplía el permiso de paternidad hasta las siete semanas, frente las cinco establecidas por ley; contempla el cobro del 100% del salario estando de baja por incapacidad temporal hasta los 18 meses; la ampliación de la excedencia por cuidado de hijos hasta que el menor cumpla los 12 años, o la posibilidad de solicitar excedencia con reserva del puesto de trabajo hasta tres años en caso de violencia de género.

Las partes también han firmado un plan de igualdad que refuerza la garantía de igualdad de sueldo entre hombres y mujeres, o la mayor presencia de estas en puestos de responsabilidad. En 2017, el 47% de los puestos directivos promocionados fueron a mujeres, según los datos de la compañía.

Para el secretario general de la Federación de Servicios de CC OO, José María Martínez, este convenio es “una herramienta para afrontar los retos que en el sector del comercio se están produciendo y que en Mercadona tienen su efecto, ya que permitirá que las organizaciones sindicales formen parte de los nuevos proyectos que se quieren implementar de cara a su impacto en las condiciones laborales”. El texto, cerrado y firmado ayer, entrará en vigor este 1 de enero.

Normas