Mercadona y sindicatos acercan posturas en permisos pero no en salario

La empresa mantiene su oferta de mejorar un 10% el salario base del nuevo convenio

Los representantes de los trabajadores quieren un alza general de salarios

Mercadona y sindicatos acercan posturas en permisos pero no en salario

Mercadona y representantes sindicales han acercado posturas en la negociación del nuevo convenio colectivo, que tendrá una duración de cinco años. Después de que la semana pasada celebrasen la tercera ronda de negociación, la empresa dio respuesta a algunas de las principales demandas de los sindicatos, aunque estos todavía consideran insuficientes las propuestas de la compañía, sobre todo en materia salarial.

Sí valoran de forma positiva los avances en las medidas relacionadas con la jornada y la conciliación. Entre otras cuestiones, los representantes de Mercadona han aceptado algunas de las exigencias de los trabajadores.

Por ejemplo, que estos puedan elegir el tipo de compensación por trabajar los días festivos, ya sea con dinero o con descanso; la ampliación de las reducciones de jornada por cuidado de menores hasta los 15 años; la posibilidad de unir las vacaciones al permiso de boda, paternidad o maternidad; el disfrute anticipado del permiso retribuido en caso de desplazamiento por enfermedad grave u hospitalización, o permiso por fallecimiento de hijos de hasta 30 días, siendo retribuidos los cinco primeros.

Sin embargo, los sindicatos reconocen que aún quedan pendientes los temas más importantes de la negociación, que no son otros que los relativos a la distribución de la jornada y al salario.
En este último punto, la empresa mantiene su propuesta de aumentar un 10% el salario base para las nuevas contrataciones y un 8% el plus de nocturnidad, lejos aún del 15% que piden los representantes de los trabajadores, que también esperan movimientos relacionados con el incremento del salario bruto mensual para el resto de la plantilla, con el objetivo de lograr una subida salarial real y generalizada.

Otros de los puntos que para los sindicatos supone una línea roja es el de la limitación de las jornadas de 10 horas. Mercadona ofrece un máximo de ocho, mientras que UGT, el sindicato mayoritario en la mesa de negociación, pide seis. Y también lo es la petición de trabajar cinco días a la semana, para la que tampoco hay acuerdo, aunque UGT prepara una propuesta concreta para poder llevarla a cabo.

Además, la empresa ofrece extender el permiso de paternidad una semana más que lo marcado en la ley, algo insuficiente a ojos de los sindicatos.

Sí a un sistema de fichajes


En espera. Uno de los puntos en los que sí hay acuerdo es en la instalación de un sistema de fichaje en las tiendas, aunque aún no está definido el sistema que se utilizará ni el tiempo que llevará su aplicación en todas las instalaciones de Mercadona, incluidos almacenes y oficinas de la compañía.

Normas