Qué le depara al Ibex 35 en el nuevo curso: cinco factores de riesgo... y un aliado

La guerra comercial, los emergentes, el Brexit y la inestabilidad de Italia mantienen temerosos a los inversores

El debate sobre la gestión de las cuentas públicas en España también afecta al selectivo

Ibex 35
La Bolsa de Madrid en la primera sesión de septiembre. EFE

Arranca septiembre y, a la vuelta de las vacaciones, el Ibex 35 sigue arrastando muchos de los temores que le han llevado a tocar mínimos anuales tras un aciago agosto marcado por las turbulencias en los emergentes y la guerra comercial. Varios son los focos que siguen abiertos en el inicio del nuevo curso bursátil y que infunden desconfianza entre los inversores, principalmente hacia los mercados europeos y, especialmente, hacia la Bolsa española, que en el año pierde más del 6% frente al 3% del Eurostoxx 50. Por su parte, la Bolsa americana sigue en máximos.

Los expertos coinciden en que, tras el verano, continuarán las complicaciones por Turquía y Argentina y por la política europea, sin abandonar los conflictos comerciales. Pero desde Lazard Asset Management confían en que la economía de la zona euro sigue siendo lo suficientemente fuerte como para soportar las turbulencias. E Igor de Maack, de Natixis IM, piensa que "a menos que haya un colapso en los pronósticos de perspectivas de ganancias, que no es el caso en 2018 o 2019, los mercados de acciones siguen siendo el lugar donde la creación de valor es la más productiva y la más generosamente remunerada".

De cara a este septiembre que acaba de comenzar, destacan cinco incertidumbres que acechan al mercado y un posible catalizador:

Turquía

La crisis de este verano en Turquía, con la lira en caída libre, amenaza con un posible contagio a las divisas periféricas. El Banco Central de Turquía ha anunciado su intención de "ajustar" su política monetaria a la vista de la evolución de los últimos acontecimientos y con el fin de garantizar la estabilidad de los precios, después de que la inflación se haya disparado en agosto al 17,90%, la mayor en 15 años. Para el departamento de análisis de Bankinter, el problema turco "está digerido, pero no cerrado".

En Lombar Odier explican que "el último desencadenante de pérdidas en los activos turcos ha sido una disputa diplomática con los Estados Unidos. Sin embargo, la causa fundamental radica en los profundos desequilibrios macroeconómicos desde otoño de 2017: una posición externa débil y la reacción poco ortodoxa del banco central ante el aumento de la inflación". Con todo, la firma asegura que ciertos mercados emergentes "disfrutan de mejores fundamentales de lo que podrían sugerir los recientes desarrollos del mercado de valores, o de lo que los inversores podrían sentir". Así, auguran que si se relajan las tensiones comerciales y si el dólar se estabiliza, "entoces podríamos esperar un rebote sólido en los países más sanos".

Argentina

El riesgo de que Argentina tenga que pedir más asistencia al FMI es elevado y Enrique Díaz-Álvarez, analista de Ebury, subraya que los mercados emergentes se ven presionados a medida que el peso argentino sigue a la lira turca.

El Gobierno argentino de Macri presentó ayer una batería de medidas, que incluyen la reducción del gasto público y la implantación de nuevos impuestos, con el objetivo de dejar atrás las dudas y la volatilidad del mercado que están poniendo contra las cuerdas las finanzas del país.

"Los emergentes revierten a peor por razones no relacionadas entre sí y eso vuelve a bloquear las Bolsas", dicen en Bankinter, donde advierten de que el problema es el contagio "sin razón" hacia divisas de otros emergentes que no tienen ningún problema, como la rupia, de manera que la incertidumbre se generaliza". De hecho, la rupia indonesia marca su nivel más bajo en 20 años.

Guerra comercial

El temor de los inversores a que se recrudezcan las tensiones comerciales es la principal losa para las Bolsas y, según Juan J. Fdez-Figares, de Link Securities, hasta que los inversores "no atisben un final a este conflicto, no van a decantarse claramente por incrementar posiciones en renta variable”.

El escenario se ha complicado después de que EE UU y Canadá no hayan alcanzado un acuerdo en el pacto de libre comercio de Norteamérica, llamado NAFTA. Se espera que se reanuden las conversaciones. A esto se suma la posibilidad de que la Administración Trump extienda las nuevas tarifas comerciales a otros 200.000 millones de dólares de productos chinos. De dar el Gobierno estadounidense este paso, China no podrá responder con nuevas tarifas, ya que las exportaciones estadounidenses a este país no superan los 130.000 millones de dólares. "Es difícil determinar qué es lo que va a ocurrir en el corto plazo. Lo que sí estamos seguros es que, de ir a más las tensiones entre EE UU y China, ello va a pasar factura a las Bolsas", asevera Fdez-Figares.

Según Bankinter, el mercado ha regresado al modo 'risk-off', dado que "se ha vuelto extremadamente sensible a cualquier declaración sobre el proteccionismo".

Italia

La prima de riesgo italiana superó el pasado viernes los 300 puntos básicos después de que Giancarlo Giorgetti, miembro de la Liga, hubiese abierto la puerta de nuevo a superar el límite de déficit el próximo año. Además, la agencia de calificación Fitch ha bajado las perspectivas de Italia a negativa. Los mercados están inquietos por las políticas económicas que aprobará el nuevo Ejecutivo en los próximos meses y pendientes de los presupuestos generales para 2019 que deberán ser presentados antes de octubre.

Por su parte, el ministro de Economía y Finanzas de Italia, Giovanni Tria, ha tratado de tranquilizar a los inversores al garantizar que Italia no superará en 2019 el techo del 3% del déficit en relación al PIB, que establece el Pacto de Estabilidad y Crecimiento (PEC) europeo para todos los países comunitarios. Con todo, los analistas creen que la pugna del Gobierno italiano, formado por el antisistema Movimiento Cinco Estrellas (M5S) y la ultraderechista Liga, con la UE continuará. "Entre tanto, los inversores extranjeros han retirado más y más fondos de los bonos soberanos italianos y la prima de riesgo que pagan en comparación con los bonos españoles recuerda a los tiempos de la crisis de endeudamiento europea", apuntan en Allianz GI.

Brexit

Se ha incrementado el riesgo a un Brexit desordenado, pero Theresa May descarta rotundamente convocar un segundo referéndum. La libra se ha depreciado en las últimas horas tras las declaraciones del negociador europeo Michel Barnier afirmando que se opone tajantemente a la actual propuesta británica para la salida de la Unión Europea. Sin embargo, también afirmó que el 80% ya está acordado y que estarían cerca de cerrar un acuerdo completo si encuentan "una solución pragmática y realista para la frontera de Irlanda del Norte".

Bankinter considera que "las Bolsas quieren subir porque son el único activo capaz de ofrecer algo, pero no pueden por unas circunstancias u otras. Mientras Europa no ofrezca una reversión a mejor en macro o política, las Bolsas europeas seguirán evolucionando peor que la americana".

Perspectivas económicas

Por su parte, la gestora Lazard asegura que "la política monetaria acomodaticia en Europa está creando un contexto favorable para las empresas". Añade que "las expectativas económicas están preparadas para un repunte desde los niveles actuales" y que el entorno para los consumidores en la eurozona sigue siendo positivo, respaldado por los bajos tipos de interés y un mercado laboral en constante mejora. Así, creen que "un enfoque activo de inversión es el más adecuado para encontrar oportunidades atractivas en Europa, particularmente en un entorno donde hay varias dinámicas incidiendo en el mercado".

Los últimos datos macro conocidos ayer, los PMIs, estuvieron en línea con lo esperado, mostrando una ligera desaceleración en el ritmo de expansión. No obstante, el ritmo de crecimiento sigue siendo aceptable.

En este contexto, en Unicorp Patrimonio avanzan que la renta variable europea y emergente está en zona de soporte y "es posible que muchos inversores decidan que puede ser de nuevo momento para apostar por las zonas geográficas más castigadas". El Ibex 35 también se está viendo afectado por el debate abierto sobre la gestión de las cuentas públicas. Pero Unicorp Patrimonio destaca que el índice sigue claramente en zona de soporte de medio y largo plazo y prevén que los inversores que se incorporen de las vacaciones, podrán ir aumentando riesgos para aprovechar las correcciones vividas.

Normas