Jim Reid (Deutsche): “El final de ciclo se está acercando, la recesión llegará a EE UU en 2020”

2018 todavía será un año positivo, aunque con más inflación y volatilidad

Advierte que el 3,5% del bono de EE UU a una década puede ser un nivel de alerta para la Bolsa

Jim Reid,  responsable global de estrategia de crédito de Deutsche Bank
Jim Reid, responsable global de estrategia de crédito de Deutsche Bank

Su discurso es claro y directo. No se va por las ramas a la hora de poner fecha de caducidad al actual y largo ciclo alcista del mercado y advierte de que si bien aún le queda recorrido, en el plazo de dos años el entorno económico y financiero podrá haber cambiado radicalmente. Jim Reid, estratega global de crédito de Deutsche Bank es un influyente experto macroeconómico con más de 20 años de experiencia que se suma a quienes esperan cuatro subidas de tipos de interés en EE UU y que advierte de que la volatilidad, y también los populismos y el proteccionismo comercial, han regresado para quedarse.

¿Cree que la Fed va a sorprender de manera negativa a los inversores este año?

En Deutsche Bank esperamos cuatro subidas de tipos de la Fed este año desde hace algún tiempo. Habrá una cada trimestre. No hemos cambiado esta visión en los dos últimos trimestres. Y probablemente habrá otras tres subidas el próximo año. Especialmente a partir de la reforma fiscal, la Fed está preocupada por el sobrecalentamiento de la economía y tiene más confianza en el alza de la inflación. La economía probablemente justifica esas subidas pero tenemos que asumir que hemos construido un sistema financiero muy apalancado. El principal problema para los mercados financieros vendrá si la Fed sube tipos demasiado. No creo que cuatro alzas este año sean demasiado, la duda es qué pasará en 2019. El mercado financiero es ahora probablemente más frágil que la economía.

¿Cree que la inflación va a acelerarse?

Hay más razones ahora para pensar que la inflación va a ser más permanente de ahora en adelante. En 2017 seducía la idea de que había factores estructurales para una baja inflación, que por ejemplo Amazon iba a estar permanentemente presionado a la baja los precios. Está claro que Amazon es un elemento destacado a tener en cuenta pero yo creo que el momento del ciclo es más importante. De hecho, históricamente en Estados Unidos ha habido un desfase entre crecimiento e inflación.

¿Será este el último año alcista en Bolsa?

2018 no es el año del fin del ciclo, probablemente tampoco 2019 pero 2020 será un año mucho más difícil. Si comparamos con el pasado, las señales indican que una recesión es una posibilidad fuerte en 2020, es nuestro escenario base. La reforma fiscal de Trump impulsará a la economía de EE UU en el corto plazo pero creará también un sobrecalentamiento después.

Tras la corrección de febrero, la idea generalizada es que la situación de fondo todavía no ha cambiado. ¿Están siendo los inversores demasiado optimistas?

Si hay una recesión en 2020, podría haber un momento cercano a esa fecha en el que el mercado se comportara muy mal. Aunque no este año. El final del ciclo se está acercando pero aún le queda recorrido. Las condiciones financieras son aún bastante favorables. Los bancos centrales son todavía muy acomodaticios y las condiciones financieras de los países son sólidas. Pero ahora sí se ve que este ciclo va a terminar, probablemente con el alza de tipos de la Fed, aunque no todavía. En este año, más rentabilidad de los bonos y más inflación sí traerán seguramente más volatilidad.

¿Cómo invertir ante esta perspectiva? ¿Hay alternativa a la Bolsa?

Los bonos son probablemente el área que mejor refleje el mercado. En Deutsche pensamos que un bono estadounidense a 10 años al 3,5% puede causar problemas a la Bolsa, esa puede ser una gran cuestión para el inversor. Si las rentabilidades de los bonos van a subir, bancos y aseguradoras lo harán bien, lo contrario que utilities, telecos, farmacéuticas o retail.

¿La amenaza de guerra comercial podría acelerar la llegada de la recesión?

No creo que lo acelere en esta ocasión pero de cara a los próximos ciclos económicos sí tendremos que acostumbrarnos a un mundo menos global que hoy en día. Ha sio muy relevante lo que ha ocurrido con el brexit y con la victoria de Trump, que han sucedido en el punto de mayor liberalización y globalización de la economía. Han marcado el punto de inflexión en esa tendencia de globalización. No vamos hacia un mundo de completo proteccionismo y antiglobalización pero supongo que los votantes van a apoyar más a los partidos que den prioridad a los intereses nacionales.

¿Le preocupa la situación política de España o Italia?

El populismo en Europa no ha llegado a destruir el statu quo. Cataluña fue un tema importante el año pasado pero no parece que lo sea este. Este tipo de populismos va a crecer, no a reducirse con el tiempo. Ahora no tienen impacto pero hay que ver qué puede pasar en dos años con la radicalización del electorado.

¿Cómo será un BCE con Guindos y quizá presidido por Weidmann?

La elección de un político para el BCE lo puede hacer ligeramente menos independiente. Y con Weidmann, que es el favorito, ligeramente más duro. Tampoco espero grandes cambios, aunque existe la idea de que Weidmann sería menos hábil que Draghi para lograr consensos.

Normas