La incertidumbre acecha a los mercados, ¿qué opinan los expertos?

Los inversores, pendientes de los resultados de las elecciones italianas y del SPD

El presidente de EE UU amenaza la recuperación mundial

Donald Trump
El presidente de EE UU, Donald Trump, y la canciller alemana, Angela Merkel. REUTERS

Los desenlaces políticos en Italia y Alemania ya eran motivo suficiente de preocupación esta semana. Las elecciones en el país transalpino este domingo, 4 de marzo, de las que puede salir un Parlamento fragmentado, coinciden con la decisión de los votantes del SPD alemán sobre un gobierno de coalición en Alemania. A esto se ha sumado la decisión del presidente de Estados Unidos, Donald Trump, de imponer aranceles al acero y al aluminio. Y tampoco se puede olvidar el nerviosismo ante la posibilidad de más subidas de tipos de interés de las esperadas, tras la intervención esta semana del nuevo presidente de la Fed, Jerome Powell. Un caldo de cultivo para más caídas en Bolsa después de un febrero nefasto para la renta variable.

Dependiendo de los resultados en Italia y Alemania, la reacción inicial de los inversores será muy diferente. Pero los expertos creen que, en todo caso, el impacto no sería muy severo. El movimiento de Trump, sin embargo, puede desencadenar una nueva guerra comercial e incluso amenazar la recuperación mundial, lo que sí tendría su efecto negativo en el mercado a más largo plazo.

Desde Link Securities explican que “las Bolsas, tras una fuerte corrección como la experimentada a comienzos de febrero, suelen quedar tocadas por algún tiempo”, y añaden que “hasta que estos temas (Italia y Alemania) no se resuelvan, y lo hagan de forma satisfactoria, la renta variable de la región del euro, a pesar de las atractivas valoraciones de muchas compañías y de un entorno macro muy positivo, no retomará la senda alcista”.

En Italia, todo puede pasar ya que las encuestas no dan un claro favorito. El escenario probable es un ‘Parlamento colgado’ y, teniendo en cuenta que la nueva ley electoral favorece las coaliciones, se esperan duras negociaciones y e incluso no se descarta la celebración de nuevos comicios.

“En Italia, el resultado es muy incierto, pero las opciones con mayores probabilidades no preocupan en exceso al mercado, al menos en el medio plazo. Ni siquiera la opción que más podría preocupar en este momento y que no tiene visos de poder gobernar -Movimiento 5 Estrellas- es percibida como una gran amenaza, al haber moderado considerablemente su discurso frente a la posible salida de Europa. Pase lo que pase en Italia, la idea es que no supondrá un riesgo sistémico para Europa”, sostienen en MacroYield.

Para la gestora de fondos de inversión M&G, con una gran coalición, los mercados reaccionarían de forma positiva. Con una coalición de centro-derecha la reacción del mercado de medio a largo plazo dependerá del plan de gasto implementado por el gobierno. "La hipótesis que generaría más incertidumbre sería una victoria del Movimiento 5 Estrellas, en la que cabría esperar ciertas ventas masivas a corto plazo y, posiblemente, un regreso del diferencial de la deuda pública del país a los 200 puntos básicos".

Asimismo, en Lombard Odier opinan que “el riesgo a una sorpresa negativa que pueda tener severas repercusiones en la eurozona se ha reducido considerablemente”, al tiempo que creen que en ningún caso se frenaría la recuperación. Señalan que la posibilidad de una gran coalición, con Forza Italia y el Partido Democrático, sería lo más positivo para el mercado, con una política que probablemente sería proeuropea y garantizaría la estabilidad. Y lo menos preferido sería un gobierno de coalición liderado por M5S, lo que, a juicio de la firma, es lo menos probable. Finalmente, si no se puede formar una coalición de gobierno, surgiría la posibilidad de nuevas elecciones. “Aunque crearía incertidumbre, es poco probable que cause una reacción de mercado particularmente extrema dado que tal incertidumbre no sería una novedad en la historia política italiana”, indican.

Por su parte, Saxo Bank advierte que si el resultado en Italia es que sale elegida una coalición de centro-derecha, pero el partido M5S obtiene la mayoría de los votos, y esto coincide con que los militantes del SPD alemán votan en contra de un gobierno de coalición, “el mercado podría ver un 'mini pánico' en la apertura del 5 de marzo”. Pero asegura que sería una reacción efímera. "El riesgo geopolítico en Europa ya no es un gran problema para los inversores, están acostumbrados a la oleada de partidos populistas y la inestabilidad política", apunta.

Los analistas coinciden en que el principal riesgo en Italia es su deuda persistentemente alta, superior al 130% del PIB.

El domingo también se conocerá el resultado de la votación de los 464.000 delegados del SPD sobre el acuerdo de gobierno de coalición entre Ángela Merkel y el SPD; las encuestas apuntan a que el 66% de las bases del SPD apoyarían la coalición y un 30% prefiere nuevas elecciones. Si la respuesta de los militantes socialdemócratas es “no” a la Gran Coalición, obligaría a Merkel a reabrir las conversaciones para la coalición Jamaica (menos pro Europa con FPD), a convocar nuevas elecciones (con el partido euroescéptico AfD subiendo muchas posiciones, hasta situarse en 2º lugar en intención de voto) o a decidirse a gobernar en minoría. “En este caso, la reacción del mercado sería especialmente negativa, al menos en el corto plazo”, afirman en Macro Yield.

En cuanto a la decisión de Donald Trump de firmar aranceles del 25% a las importaciones de acero y 10% a las aluminio de algunos países, los expertos muestran su preocupación. “Las medidas proteccionistas adoptadas por generan incertidumbre respecto a potenciales guerras comerciales (Canadá, China y Europa ya han mostrado su desacuerdo con las nuevas medidas proteccionistas) con el consiguiente impacto negativo en el crecimiento económico global”, destacan en Renta 4, donde recalcan que los niveles a vigilar en el Ibex 35 son los 9.350/9.900-10.800/11.200.

Daniel Morell, de ETX Capital, considera que Trump ha “iniciado el desastre”. Opina que en una sociedad tan interconectada como es la que tenemos hoy, las barreras a la importación de estos metales pueden favorecer a los productores locales y al empleo del sector en EE UU, pero las empresas que los necesitan para sus procesos tendrán mayores costes que repercutirán en los consumidores finales”. Subraya además que “i hay algo en lo que todos los economistas están de acuerdo es que cuanto más comercio, mejor para todos. Pero Trump es Trump y quizá quiera ser recordado como la persona que provocó la recesión mundial de 2018, si seguimos por este camino”.

Para Link Securities, si estas tomas de beneficios se prolongan serían “una nueva e importante oportunidad de compra de muchos valores a precios muy atractivos, tanto en EE UU como en Europa”.

Normas