Las pymes crearon 355.256 nuevos empleos en 2015, según Cepyme

Las pequeñas marcan el camino hacia el empleo

Se necesita talento digitaly el tradicional perfil comercial para animarlas ventas

Las pequeñas marcan el camino hacia el empleo

Hace algunas semanas, la Encuesta de Población Activa (EPA), que elabora el Instituto Nacional de Estadística (INE), dejaba una de las noticias más esperadas: el paro caía en 2015 en 678.200 personas, alcanzando su cota más baja en cinco años (algo más de 4,7 millones de desempleados). Una buena nueva empañada a los pocos días por el aumento de parados que tradicionalmente deja el mes de enero, al terminarse la campaña navideña.

Según el Directorio Central de Empresas (Dirce), a 1 de enero de 2014 había en España algo más de tres millones de empresas, de las cuales el 99,8% eran pymes con menos de 250 empleados. No hay duda de que, en el lento pero esperadísimo aumento de las contrataciones, algo tienen que ver los pequeños negocios.

José Alberto González, secretario general de Cepyme, confirma que, “pese a las dificultades que aún persisten, en la situación actual se está generando empleo en las firmas pequeñas”. Y remarca que “el pasado año, las pymes crearon 355.256 nuevos puestos de trabajo, lo que supone una subida de casi el 5% respecto al año anterior”. El profesor de Iniciativa Emprendedora de la escuela de negocios IESE Alberto Fernández añade que “las pequeñas y medianas empresas representan, en estos momentos, a la mitad de los empleadores de nuestro país”.

“Otro dato que confirma el buen ritmo en la creación de puestos de trabajo en empresas pequeñas son las afiliaciones a la Seguridad Social, y ya marcan un buen paso”. Así lo cree Ángel Laborda, director de estadísticas de Funcas, quien apunta “especialmente a las medianas compañías como las verdaderas generadoras de empleo desde 2013”. “Desde luego no serán las grandes corporaciones las que traigan la recuperación del mercado de trabajo a nuestro país”, vaticina.

“En 2015 las pymes han generado empleo y confiamos en que se mantenga la tendencia este año”, dice José Alberto González de Cepyme

El experto Javier Caparrós, director general de la web Trabajando.com y de HR Consulting España, eleva hasta “dos tercios los puestos de trabajo que aportan las pymes”. “La irrupción de pymes digitales con un gran potencial de crecimiento y necesidad de personal cualificado” es una revolución sin precedentes que ha traído el ánimo emprendedor generado con la crisis y que augura un futuro optimista en cuestiones de empleo, remarca.

Pero ¿cómo es el trabajo que generan las pequeñas? Existe la creencia de que los salarios en las pymes son más bajos, pero esto se compensa con la calidad que presentan los empleos, principalmente, los más cualificados. “No se trata solo de la retribución monetaria, una empresa con pocos empleados genera además retribución emocional”, matiza Fernández, del IESE.

Al hablar en términos de calidad, desde Funcas explican que “son dos los términos que miden la precariedad en el empleo: temporalidad y salarios”. Laborda afirma que “no existe un auge significativo en contratos a tiempo parcial y se sigue una buena línea”, pero, al contrario, “sí preocupa el incremento de contratos temporales y la caída de salarios”, y mucho más si se habla de pequeñas compañías.

“Ahora, las medianas empresas son las grandes creadoras de trabajoy donde se concentran más ofertas”, afirma Ángel Laborda, de 
Funcas

“Normalmente, resulta menos atractivo desarrollar la carrera profesional en una pyme que una gran empresa”, opina el director de Trabajando.com. Tradicionalmente era más tentador el potencial que ofrecían las multinacionales para poder tener una exitosa trayectoria profesional, pero algo está cambiando. “Muchas veces los candidatos no tienen la experiencia previa para poder valorar todos los aspectos positivos que una pyme ofrece”, señala.

Y es que, entre las virtudes del trabajar en una pyme, está el hecho de no encasillarse en las funciones de un puesto y poder tener un día a día más multidisciplinar, adquiriendo experiencias en otras tareas. Igualmente, siempre es satisfactorio que las tareas que se desempeñan tengan una mayor visibilidad y sean valoradas directamente por la dirección, como suele pasar en un negocio con pocos empleados.

Sin embargo, la necesidad de talento y la falta de recursos para captarlo es una realidad que sacude a las empresas y que se une al escaso poder de crecimiento que tienen las pymes españolas. Para el experto de IESE son tres los factores que impiden que una empresa no se haga grande: “La presencia de un elevado número de negocios familiares en nuestro país, cuyo crecimiento implicaría la entrada de socios, algo que no siempre gusta. El freno a la internacionalización, ya sea por miedo o por falta de dinero. Y la inexperiencia en gestión de algunos directivos, que ven con miedo lo que implica una plantilla más grande”. La suma de todo ello da lugar a una compañía con techo. Una serie de pymes que, pese a su buena marcha, no dan el salto.


“A pesar de las bajas retribuciones, trabajar en una pyme resulta atractivo por la implicación que exigen”, señala Alberto Fernández de IESE

Desde Trabajando.com creen que “las empresas digitales son el motor del empleo en las pymes, así como los perfiles tecnológicos”. En general, el talento digital está en boga, al igual que el tradicional perfil comercial que va unido al despertar tras la crisis y al alza de las ventas. En cuanto a sectores, los especialistas subrayan “una reactivación en áreas como la construcción o la industria”, que hasta el año pasado estaban totalmente paralizadas.
Los actores implicados confían en que este buen ritmo en la creación de trabajo continúe en el futuro y sigan siendo las pymes el motor del mercado laboral.

Para jóvenes

OPORTUNIDAD. Lorenzo Serrano, experto del Instituto Valenciano de Investigaciones Económicas (IVIE) y autor del informe, junto a la Fundación BBVA, La formación y el empleo de los jóvenes españoles, señala: “Las pymes suponen una clara fuente de empleo para los jóvenes”. De hecho, las exigencias de las pequeñas empresas requieren personal sin experiencia, pero con formación.

AYUDAS. En la actualidad existen bonificaciones para las pymes que contraten a menores de 30 años y que se encuentren estudiando. Se trata de una reducción en las cuotas de la Seguridad Social y tendrá una duración de 12 meses con posibilidad de prórroga siempre que el trabajador continúe su formación.

PERFIL. Un estudio de la Fundación de Estudios de Economía Aplicada (Fedea) afirma que “el trabajo tipo generado en 2015 es de carácter temporal, en el sector turístico y para jóvenes”.