Nuevo récord de esperanza de vida: hasta los 83 años

La natalidad se recupera: más niños por primera vez en seis años

La tasa de natalidad se mantiene en 9,1 nacimientos por cada mil habitantes

Continúa la tendencia de retrasar la maternidad hasta los 32,3 años de media, una décima más que hace un año.

Datos demográficos en España Ampliar foto

La recuperación económica parece haberse trasladado tímidamente a las decisiones de natalidad de los residentes en España. Así lo indican los datos oficiales del movimiento natural de población (nacimientos, defunciones y matrimonios) facilitados esta mañana por el Instituto Nacional de Estadística (INE) y que indican que el pasado año la natalidad volvió a crecer en España por primera vez en seis años. Al mismo tiempo, la esperanza de vida tanto al nacer como una vez cumplida la edad de jubilación volvió a crecer

En concreto, en 2014 nacieron en España 426.303 niños, 588 más que el año anterior, lo que supuso un tímido incremento del 0,1%. Si bien, la importancia de este dato radica en que con él se rompió la tendencia descendente de nacimientos que se había iniciado en 2009, y que había acumulado un descenso del 18% en el número de nacimientos a lo largo de los últimos seis años.

No obstante, este leve aumento, aunque significativo por el cambio de tendencia que supone, no tuvo la entidad suficiente para aumentar la tasa bruta de natalidad (número de nacimientos por cada mil habitantes), que se mantuvo en el 9,1, igual que en 2013. Si bien, esto también supuso detener la senda decreciente de esta tasa iniciada en 2009.

Pero no en todas las comunidades se registró esta mejora. De hecho, en Cataluña, Madrid, Valencia, Galicia, Aragón Asturias, La Rioja, Castilla-La Mancha y Cantabria el número de nacimientos cayó. Esto se contrarrestó con fuertes subidas de más del 3% en Canarias o Extremadura.

En cualquier caso, la mejora de la natalidad se dio incluso en medio de un nuevo descenso del número de mujeres en edad fértil (10,98 millones frente a las 11,20 de 2013). De ahí que haya crecido el número de hijos por mujer, que pasó de 1,27 en 2013 a 1,32 en 2014.

Además, la constante salida de extranjeros que ha provocado la crisis, hizo también que perdieran peso las madres extranjeras. Así, de los 426.303 nacimientos que tuvieron lugar en España el pasado año, el 17,8% fueron de madre extranjera, frente al 18,6% del año anterior.

Lo que no ha invertido la tendencia es el aumento en la edad a la que las mujeres acceden por primera vez a la maternidad. En términos medios, las madres españolas tienen a sus hijos tres años más tarde que las extranjeras.

En ambos casos, en 2014 continuó la tendencia a retrasar la edad media a la maternidad, que se situó en 32,3 años entre las españolas (una décima más que en 2013) y en 29,3 años entre las extranjeras (dos décimas más).

No obstante, la estadística revela que el número de defunciones también creció un 1,2% el pasado año, con el fallecimiento de 395.045 personas. Si bien, la esperanza de vida al nacer volvió a atesorar un aumento marcando un nuevo récord al situarse en 83 años, la mayor de la serie histórica.

Así, los españoles nacidos en 2014 vivirán una media de 83 años –80,2 años, los hombres y 85,7 años, las mujeres–. Esto supone elevar la media dos décimas.

Un aumento de la natalidad siempre es, en principio, una buena noticia para el sistema de Seguridad Social, porque supone un aumento de la base de la población activa (en edad y disposición de trabajar), que permitirá un mayor número de cotizantes. Aunque el dato más significativo para el sistema es otro que también se conoció ayer:la esperanza de vida una vez se han cumplido los 65 años. Los residentes en España que ya habían superado esa edad en 2014 vivirán una media de 21,2 años (19,1, los hombres y 23 años, las mujeres). Esto supondrá que la mayoría de ellos, que son perceptores de una pensión, la cobrarán una media de 21,2 años.

Sostenibilidad de las pensiones

Es el segundo año consecutivo que sube la esperanza de vida de los que ya han cumplido la edad de jubilación, después de que en 2012 esta media bajara, en el caso de los hombres, por primera vez en la serie histórica.

El dato de esperanza de vida cobra especial importancia para el futuro del sistema de pensiones, y no solo porque dicta la media de años de cobro de una pensión. También porque la última reforma del sistema también creó el factor de sostenibilidad que vinculará la cuantía de las nuevas prestaciones de jubilación a dicha esperanza de vida en cada momento. Este factor entrará en vigor el 1 de enero de 2019 y recortará las nuevas pensiones con cada aumento de la esperanza de vida, y las aumentará si esta baja. La revisión de este factor se hará cada cinco años, que será cuando se apliquen los incrementos o recortes correspondientes a las nuevas pensiones.

Todas estas cifras han hecho que el pasado año el crecimiento vegetativo (diferencia entre los nacidos y los fallecidos) incrementara la población 31.678 personas, lo que representó el saldo más bajo desde 2000. Esto supuso, además, una reducción respecto al crecimiento vegetativo del 2013 del 11,6%. Se trata del saldo más bajo desde el año 2000.

Normas
Entra en El País para participar