El documento de la Autoridad Bancaria Europea, en consulta pública hasta el 21 de agosto

La ABE define qué banqueros verán limitado el bonus en 2014

La ABE quiere incluir a todos los directivos que ganen más de 500.000 euros al año

Quiere recortar los bonus de más de 75.000 euros

La ABE define qué banqueros verán limitado el bonus en 2014

La Autoridad Bancaria Europea (ABE) ha publicado un borrador donde se recoge qué perfil de directivos bancarios se verá sometido a la nueva legislación comunitaria que quiere limitar el sueldo de los banqueros a partir de 2014. La definición de los afectados es más amplia de lo que esperaba el sector.

La Unión Europea aprobó en febrero la puesta en marcha de una legislación para limitar los sueldos que se pagan en el sector financiero, especialmente en relación a la retribución variable. La lógica detrás de esta normativa es que el mal diseño de la política de remuneración en la banca ha provocado que ciertos cargos directivos hayan llevado a sus respectivas entidades financieras a asumir más riesgos de los razonables.

Para evitarlo, Bruselas quiere identificar qué personal puede tomar esas decisiones críticas para la solvencia de una determinada entidad bancaria, y aplicar normas estrictas sobre sus sueldos, con el fin de que tomen decisiones perjudiciales.

Tras el acuerdo de hace dos meses, la Autoridad Bancaria Europea (EBA, en sus siglas en inglés) ha dado un paso más al hacer público un borrador donde se recoge qué parte del personal se verá afectado. La medida afectará fundamentalmente a la cúpula directiva, pero la ABE ha fijado diversos criterios para identificar a los ejecutivos afectados, para que no se escape nadie.

En términos generales, cualquier miembro de los comités directivos de las entidades financieras verá más controlada su retribución.

Además, la ABE también quiere incluir a todos los banqueros que cobren más de 500.000 euros al año; aquellos que formen parte del 0,3% mejor pagado de la entidad; aquellos cuyo nivel salarial sea equiparable al de la dirección: y aquellos cuyo sueldo variable sea superior a 75.000 euros.

Con esta amplia definición, puede ocurrir que algunos banqueros de inversión que, puntualmente ganen más que sus superiores al cobrar comisiones asociadas a ciertas transacciones concluidas satisfactoriamente, vean sus salarios reducidos.

Un golpe para Londres

Este borrador aumenta “significativamente” el tipo de categorías laborales que se verán sometidas a la nueva regulación”, explica a Bloomberg el abogado Stefan Martin, del despacho Allen & Overy. “Tendrá un efecto desproporcionado sobre Londres, en relación a otros centros financieros europeos que tienen a menos gente ganando sueldos en estos niveles, lo que limitará la capacidad de Londres para competir por el talento financiero con otras partes del mundo”.

El borrador de la ABE inició ayer su periodo de consulta pública, que durará hasta el 21 de agosto. Los planes de Bruselas contemplan que la legislación entre en vigor a partir de 2014

Regla general: el bonus no debe superar al salario

En la base de la reflexión europea sobre la limitación del sueldo de los banqueros están los numerosos casos en que directivos de diferentes áreas promovieron negocios perjudiciales para sus entidades financieras porque su retribución variable dependía en exceso del número de operaciones que consiguieran durante un periodo de tiempo.

Para evitar este tipo de problemas y alinear los intereses del empleado con los del banco, la Unión Europea quiere fijar la regla general de que el salario fijo no supere al salario variable.

Esta regla admitirá excepciones: el bonus podrá llegar a duplicar la retribución fija recibida, pero deberá haber una aprobación expresa por parte de la asamblea de accionistas.

Las divisiones que más afectadas se verán por esta regulación son las vinculadas con los mercados de capitales y la banca de inversión. Para ciertas los banqueros de las firmas de Wall Street (como Goldman Sachs, Morgan Stanley o JPMorgan), la retribución variable suele ser muy superior al sueldo fijo porque está muy vinculada al éxito de las operaciones en las que ha asesorado. Por ejemplo, cuando participan en el asesoramiento de una fusión entre empresas, una emisión de bonos o en una salida a Bolsa, cobran una comisión que depende del tamaño de la operación y del buen resultado de la misma.

Normas