_
_
_
_
_

El euríbor rompe la racha bajista en febrero: así impacta en las hipotecas

El retraso en las expectativas de recorte de los tipos de interés lleva al índice al 3,671% de media, superando ligeramente el valor de enero

Euríbor febrero 2024 Gráfico
Belén Trincado Aznar
Miriam Calavia

Los ecos del retraso del recorte de los tipos de interés han revertido la racha bajista del euríbor a 12 meses, que en febrero ha repuntado hasta cerrar con una media del 3,671%, lo que supone la primera subida mensual desde octubre. El indicador, que inició el mes marcando el 3,505% y lo termina en el 3,749%, máximo diario en lo que va de 2024, refleja el ajuste de las expectativas del mercado, que empieza a asumir que la relajación monetaria se hará de rogar.

Así, el euríbor ha vuelto a subir después de tres descensos mensuales consecutivos: el de noviembre de 2023 (4,022%), diciembre del mismo año (3,679%) y enero de 2024 (3,609%). El ascenso este febrero del índice clave para el cálculo de las hipotecas variables en España es moderado, pero todavía acarreará un encarecimiento de las cuotas de los préstamos con revisión anual, dado que hace un año estaba más bajo (3,534%). Implica unos 12 euros más al mes o 144 euros adicionales al año para un importe medio de 150.000 euros a 25 años con un diferencial del 1% sobre el euríbor. No obstante, hay que tener en cuenta que con el sistema de amortización francés utilizado en España es al principio cuando se pagan más intereses, por lo que las hipotecas más antiguas afrontarán alzas menores. Por su parte, las hipotecas revisadas semestralmente pasarán a pagar letras algo más baratas, ya que hace seis meses el euríbor todavía superaba el 4%. Los descensos en las hipotecas que se reexaminan anualmente podrían retrasase hasta abril o mayo.

El consenso espera ahora que el Banco Central Europeo (BCE) mantenga las tasas en los niveles actuales del 4,5% hasta el verano, a raíz de las últimas declaraciones de varios miembros del organismo, que apoyan la opinión de que la primera bajada será en junio o incluso más tarde. “El mercado ha descartado ya cualquier movimiento de tipos por parte de la Fed o el BCE en el mes de marzo”, apuntan en la firma de análisis MacroYield. “Los recientes repuntes de inflación y la solidez del mercado laboral han enfriado las expectativas sobre los recortes de tipos. El BCE ha vuelto a condicionar sus decisiones a los próximos datos y pone el foco en el crecimiento de los salarios”, señala, Joaquín Robles, de XTB, que opina que el potencial alcista del euríbor es cada vez más limitado, pero no desecha que alcance el 3,8% en el primer semestre para después enfriarse hacia el 3%.

Aunque la inflación de la zona euro ha desacelerado progresivamente hasta el 2,8% registrado en enero -mañana se conoce el dato preliminar de febrero con una estimación del 2,5%-, hay temores a que se estanque por encima del objetivo del 2% fijado por el BCE. Así, el banco central se encuentra frente al dilema de reducir los tipos y reactivar la demanda provocando un nuevo repunte en los precios o mantener los tipos altos y debilitar la economía.

La siguiente cita del BCE es el 7 de marzo, cuando se esperan pistas que puedan orientar a los inversores. Los expertos de la gestora Nomura auguran que la presidenta de la autoridad monetaria, Christine Lagarde, hará hincapié en la necesidad de tener paciencia y ser cautos antes de que el BCE pueda recortar tipos. “Desde la reunión de enero, el BCE ha intentado dar marcha atrás en su giro moderado que llevó a los inversores a esperar el primer recorte de tipos en abril. El discurso desde entonces confirma nuestra estimación de que podría empezar a bajar tipos en junio”, señalan en la firma. “Cabe la posibilidad de que la dificultad para estabilizar la inflación retrase esta decisión hasta el mes de julio o incluso el mes de septiembre”, añade por su parte el analista de XTB, Joaquín Robles.

Miquel Riera, del comparador HelpMyCash.com, sostiene que “el mercado se pasó de optimista al esperar una pronta bajada de los tipos del BCE” y por eso el euríbor llegó a situarse muy cerca del 3,5%. “En febrero, en cambio, ha tenido que ajustar sus previsiones a la realidad y eso explica el repunte”, asegura. “La euforia con la que el euríbor terminó 2023 y comenzó 2024 ante la expectativa de una posible bajada de tipos en marzo se empieza a desvanecer”, comenta Estefanía González, portavoz de Kelisto.es, donde prevén un euríbor en el entorno del 3,5% durante la primera mitad del año y que irá bajando progresivamente hasta rondar el 3% a finales de 2024. Igualmente, la fintech Ebury pronostica que cierre el ejercicio en torno al 3%.

La previsión sobre el euríbor de entidades como Bankinter y CaixaBank lo sitúan en una horquilla que va del 3,25% al 3,06% de cara a finales de 2024. Asufin, la asociación de usuarios financieros, pronostica una caída más abultada, hasta el 2,6% en diciembre. El tipo hipotecario por excelencia emprendió la tendencia bajista en octubre pasado tras tocar un pico en el 4,22% en septiembre.

De su lado, el director de Hipotecas del comparador y asesor hipotecario iAhorro, Simone Colombelli, cree que el euríbor es un indicador “volátil” y que suba o baje un poco cada mes es esperable. “Lo que no esperamos es que vuelva a situarse por encima de la barrera del 4% o que baje de repente a niveles más cercanos al 3%”, recalca. Funcas estima que “próximamente el euríbor retome la trayectoria descendente”.

Nuevas hipotecas más baratas

Las solicitudes de financiación hipotecaria para comprar una vivienda se han visto resentidas por el contexto inflacionista y tipos de interés altos. Las firmas de hipotecas cayeron un 17,8% en 2023, hasta sumar 381.560 préstamos, su menor cifra desde 2020, y las entidades financieras tratan de contener la sangría del negocio con ofertas mejoradas este nuevo año. La fuerte competencia de la banca por captar clientes con perfiles cualificados, y con la rebaja de tipos en el horizonte, las condiciones tienden a ser más favorables. “Posiblemente, gracias a esta guerra comercial en las hipotecas fijas y mixtas, el volumen de hipotecas concedidas no se haya desplomado aún más”, resalta El portavoz de Idealista, Francisco Iñareta.

Banco Sabadell, Bankinter, Unicaja, ING, Evo Banco, CaixaBank e Ibercaja han rebajado recientemente sus hipotecas fijas bonificadas. Banco Santander y Evo Banco disponen del interés fijo más barato, del 3,39% TAE. Les siguen Coinc (3,44%) y Openbank al 3,56% TAE, aunque en este caso a un plazo más corto, de 15 años.

En las variables, también cumpliendo condiciones, actualmente Evo Banco y KutxaBank comercializan los diferenciales más bajos, del 0,48% y el 0,49%, respectivamente. Unicaja ofrece el 0,50% sobre el euríbor, al igual que Sabadell. BBVA, Ibercaja, Openbank y Abanca lo sitúan en el 0,60% e ING, en el 0,65%. Bankinter lo tiene en el 0,75% y Santander y MyInvestor, en el 0,79%.

En cuanto a la modalidad mixta, los tipos fijos nominales de los primeros años bajan en general del 3%. Para el resto de años, los diferenciales que se añaden al euríbor parten del 0,55% de Openbank o del 0,60% de Evo Banco y llegan al 0,88% en el caso de Pibank y al 1,1% en Ibercaja.

Sigue toda la información de Cinco Días en Facebook, X y Linkedin, o en nuestra newsletter Agenda de Cinco Días

Newsletters

Inscríbete para recibir la información económica exclusiva y las noticias financieras más relevantes para ti
¡Apúntate!

Para seguir leyendo este artículo de Cinco Días necesitas una suscripción Premium de EL PAÍS

_

Sobre la firma

Miriam Calavia
Periodista económica con amplia experiencia digital y especializada en mercados y finanzas personales. Comenzó su andadura en la web financiera de Vocento y como colaboradora del suplemento Su Vivienda y Profesionales de El Mundo. Desde 2007 es redactora en Cinco Días, donde ha presentado el programa 'Economía Clara' y realizado videoentrevistas.
Normas
Tu comentario se publicará con nombre y apellido
Normas
Rellena tu nombre y apellido para comentarcompletar datos

Más información

Archivado En

_
_