_
_
_
_
_

Merlin y Colonial se anotan la mayor subida en Bolsa en tres años

Responden con alzas de más del 6% a la expectativa del mercado de que el alza de tipos ha llegado a su fin

Stoxx inmobiliario Gráfico
Belén Trincado Aznar

Los valores inmobiliarios están viviendo en estos días su mejor época desde hace tiempo. La pausa en la subidas de tipos del Banco Central Europeo el pasado jueves y de la Reserva Federal estadounidense este miércoles, así como la caída de los rendimientos de los bonos, dan respiro a un sector muy castigado por el alza de las tasas de interés. Este miércoles, el índice Stoxx Real Estate sube más de un 5%, su mejor sesión desde principios de año, y encadena ya seis jornadas al alza, una racha positiva que no se veía desde noviembre del año pasado. El optimismo ha alcanzado también a las inmobiliarias españolas del Ibex: Merlin y Colonial han subido más del 6% en Bolsa en su mejor sesión en tres años.

En concreto, Merlin ha cerrado con una subida del 6,23%, mientras que Colonial ha rebotado el 6,68%. Se trata de los mayores ascensos para la cotización de amas compañías desde noviembre de 2020. La debilidad de las economías de la eurozona y el fuerte repunte de las tasas han sido los factores que más han pesado sobre las socimis, que tienen altos niveles de apalancamiento financiero. Muchas de estas compañías, de hecho, se verán obligadas a activar planes de refinanciación y a reestructuraciones en los próximos meses. Para Juan José Fernández Figares, director de Link Gestión, la pausa en la subidas de tipos y la convicción de los inversores de que los bancos centrales han dado por finalizado su proceso de alzas del precio del dinero está siendo bien recibida por el sector, pero considera que esta reacción es puntual. “No creo que los tipos a largo plazo vayan a bajar mucho más. Además, las economías de la Eurozona van a seguir debilitándose. Lo de hoy es más un rebote de tipo técnico de valores muy sobrevendidos que el inicio de una nueva tendencia alcista de este sector”, explica el experto.

Si bien las firmas españolas no destacan entre las que más suben en el índice sectorial, también acumulan subidas. Colonial encadena seis sesiones al alza desde el pasado jueves, cuando la presidenta del BCE, Christine Lagarde, anunció la primera pausa en la subida de tipos en 15 meses. La empresa, que cede un 4,9% en el año, llegó a caer el mes pasado hasta niveles de octubre de 2022. El consenso, sin embargo, sigue viendo recorrido a las acciones de la firma y le otorga un potencial de revalorización del 18,6% hasta los 6,71 euros.

Las firmas de análisis se muestran divididas sobre Colonial: si bien el 52,4% de estas recomienda comprar, un 33,3% aconseja mantener, frente a un 14,3% que optaría por venderlas. Merlin también se deja un 4,7% desde enero, pero el consenso ve un potencial del 19,2% a sus acciones, que llegaron a caer a mínimos desde octubre de 2022. La mayoría de las firmas de análisis recomienda comprar sus títulos (68,2%), frente a un 27,3% que recomienda mantenerlos y a un 4,5% que cree que lo más apropiado es vender.

Sergio Ávila, de IG, explica que el vigoroso repunte en el sector inmobiliario especialmente en la sesión de este jueves es el resultado de la reacción de los inversores a las declaraciones de la Fed. Sin embargo, considera que el optimismo no se detiene aquí. “Los inversores están aguardando con entusiasmo los próximos resultados financieros que se publicarán durante este mes. Para Merlin Properties, las expectativas son positivas, con un pronóstico de aumento del 7,14% en el beneficio por acción y un incremento del 7,85% en los ingresos en comparación con el mismo trimestre del año anterior. En el caso de Inmobiliaria Colonial, las previsiones son igualmente sólidas, ya que se espera un impresionante aumento del 20% en el beneficio por acción y un incremento del 4,59% en los ingresos en comparación con el mismo trimestre de 2022″, explica.

El optimismo de este jueves, no obstante, no oculta el endeudamiento elevado que pesa en los balances de las socimis. Philipp Wass, director general de calificaciones corporativas de Scope Ratings, recuerda que el sector europeo se enfrenta en 2024 al vencimiento de bonos por un importe total de 32.000 millones de euros. Una cantidad que aumenta en más de un tercio, hasta los 44.000 millones de euros, y a los 45.000 millones de euros en 2026.

Además, tienen una deuda elevada a largo plazo que tendrán que refinanciar. “La magnitud de la refinanciación en Europa se produce en un momento difícil para el sector: elevados costes energéticos, aumento de los gastos de capital relacionados con el medio ambiente, cambios en la demanda en algunos segmentos inmobiliarios comerciales y crisis de la vivienda asequible. La cuadratura del círculo refinanciación-inversión puede requerir un severo ajuste de los precios inmobiliarios, a menos que surjan ayudas estatales adicionales”, considera.

La mayoría de estas firmas buscan desapalancarse vendiendo activos para amortizar la deuda y reducir el riesgo de sus balances. Sin embargo, Wass alerta de que esto podría provocar un círculo vicioso. “El peligro es que la venta solo sea posible si se realiza a unas valoraciones inferiores a las últimas tasaciones. Esta situación provocaría una fuerte caída del valor de los activos, lo que debilitaría aún más los balances”, explica el experto.

Sigue toda la información de Cinco Días en Facebook, X y Linkedin, o en nuestra newsletter Agenda de Cinco Días

Newsletters

Inscríbete para recibir la información económica exclusiva y las noticias financieras más relevantes para ti
¡Apúntate!
Normas
Tu comentario se publicará con nombre y apellido
Normas

Más información

Archivado En

_
_