_
_
_
_
_

China adelanta a Francia como el segundo exportador de coches a España

El gigante asiático más que duplicó sus ventas a nuestro país hasta los 2.850 millones de euros

El stand de la china BYD en el Salón del Automóvil de Ginebra 2024.
El stand de la china BYD en el Salón del Automóvil de Ginebra 2024.Denis Balibouse (REUTERS)
Manu Granda

La manida ‘invasión china’ que es el tema principal del mundo del automóvil en el último año y medio se ha reflejado de forma clara en la balanza comercial española del año pasado. El gigante asiático más que duplicó sus ventas de coches a España en 2023 (un 108% más) y se convirtió en el segundo exportador de vehículos a nuestro país, desbancando de ese puesto a Francia. Según el informe publicado este miércoles por Anfac, la patronal española de automovilísticas, en base a los datos de Aduanas, el valor de las importaciones de coches provenientes de China fue de 2.850 millones de euros, claramente por delante de Francia con 2.236 millones (subió un 18,4%). En primer lugar quedó Alemania, que incrementó sus exportaciones a España un 37,8%, hasta los 5.634 millones.

Desde China han llegado en el último tiempo marcas como BYD, MG, Polestar u Omoda, que cuentan con una oferta bastante diferenciada entre sí tanto en tecnología como en rango de precios: por ejemplo, MG está centrado en un mercado más generalista con precios bajos, y BYD ofrece una gama más prémium con precios notablemente superiores. En el caso de Omoda, el grupo Chery hizo oficial su desembarco en España la semana pasada, y la compañía tiene planes de fabricar en las instalaciones de la antigua Nissan en Barcelona. Este periódico publicó este miércoles que la empresa hará su Omoda 5 eléctrico en Barcelona en unidades DKD (coches que vienen semiensamblados de China) en una línea de montaje que estará terminada a fines de marzo.

Otros dos países que incrementaron notablemente sus comercializaciones de vehículos a España fueron Japón, el cuarto del ránking, que registró una subida del 69%, hasta los 1.777 millones; y Turquía, con 1.466 millones, un 64,2%. Sin embargo, España exporta a estos países mucho más de lo que importa. La balanza comercial española de vehículos fue positiva en 18.843 millones, ya que el país vendió 44.574 millones y compró por valor de 25.732 millones. El mayor comprador de coches made in Spain fue Alemania, a donde se destinaron vehículos por valor de 8.823 millones, un 10,4% más. El segundo puesto fue de Francia, con 8.381 millones (subió un 28,4%), y el podio lo completó Italia, con 4.831 millones (se disparó un 44,2%).

Dentro del top cinco también se encontraron Reino Unido, país al que se exportaron coches por 4.770 millones de euros (un 24% más), y Turquía, con 3.305 millones (más que se duplicó con un 131,6% más). “El sector del automóvil se consolida con uno de los principales aportadores a la economía del país y generador de riqueza. El producto que más suma a la balanza comercial es el vehículo. De ahí que, desde Anfac, insistamos en la necesidad de continuar el actual modelo de Perte VEC y, en paralelo, abrir nuevas líneas de política industrial para crear las ventajas competitivas de nuestra industria a futuro, como la circularidad o descarbonización, y la disponibilidad de energía renovable pero a un precio competitivo”, ha celebrado José López-Tafall, director general de Anfac.

Si se cambia el foco al sector de los componentes del automóvil, la balanza comercial se vuelve negativa para España. Según los datos de Aduanas, el país exportó por valor de 12.877 millones, un 18,6% más, pero importó por 19.271 millones, una subida del 8,2%, lo que deja el saldo en un negativo de 6.394 millones. Así, la balanza comercial completa de la automoción fue de 12.448 millones, un 31,1% más.

“Es vital mantener las ventajas competitivas históricas, como la flexibilidad laboral pactada o la logística eficiente; por ello, situaciones como la excesiva tasa de absentismo deben ser analizadas y corregidas. Y, por supuesto, también necesitamos recuperar un mercado del automóvil que lleva cuatro años seguidos por debajo del millón de turismos vendidos. A más ventas, más capacidad de atracción de las fábricas del futuro, pues no hay que olvidar que la actual regulación climática exige cambiar por completo todas nuestras fábricas antes de 2035 o cerrarlas”, ha añadido López-Tafall.

Sigue toda la información de Cinco Días en Facebook, X y Linkedin, o en nuestra newsletter Agenda de Cinco Días

Newsletters

Inscríbete para recibir la información económica exclusiva y las noticias financieras más relevantes para ti
¡Apúntate!

Sobre la firma

Manu Granda
En la actualidad cubre la industria del automóvil en la sección de Empresas. Previamente pasó por el área de Economía, donde escribió de laboral. Como 'freelance', cubrió la temporada de incendios del verano 2019-2020 en Australia para EL PAÍS. Es graduado en periodismo por la Universidad Rey Juan Carlos y cursó el Máster de periodismo de EL PAÍS.
Normas
Tu comentario se publicará con nombre y apellido
Normas
Rellena tu nombre y apellido para comentarcompletar datos

Más información

Archivado En

_
_