_
_
_
_

Ford asegura el futuro de Almussafes con una inversión para montar paquetes de baterías en esa planta

La multinacional estadounidense ha presentado el proyecto al Perte VEC II

Ford Almussafes Valencia
Un trabajador de la planta de Ford Almussafes (Valencia).David Ramos (Getty Images)
Manu Granda

El fabricante estadounidense Ford montará los denominados battery packs o paquetes de baterías de los futuros coches eléctricos que haga en Almussafes, dentro de la propia planta valenciana. Fuentes de la automovilística han confirmado a este periódico que la compañía ha presentado este proyecto al Perte VEC II, cuya ventanilla para la línea de proyectos de baterías se ha abierto este lunes. Se trata de un proyecto idéntico al de Seat en Martorell, que conllevará una inversión de 300 millones, aunque Ford no ha especificado cuánto le costará ni cuánto dinero aspira a conseguir del Perte.

Dichas instalaciones ya existen actualmente en la fábrica de Almussafes, ya que allí es donde se hacen los paquetes de baterías para los Ford Kuga híbridos enchufables. La compañía lo que hará es ampliar la capacidad para poder montar allí los paquetes de baterías más grandes que irán en los coches eléctricos puros que hará en Almussafes a partir de la segunda mitad de la década.

Este tipo de instalaciones suelen construirse lo más cerca posible de las fábricas de coches para ahorrar costes logísticos. No se trata de una planta como la que construirá el grupo Volkswagen en Sagunto (Valencia), que tendrá una potencia de 40 GWh ampliables a 60 GWh, en la que se harán celdas de baterías. La de Ford solo se dedicará a montar celdas como esas (las de Sagunto, en particular, se destinarán a la producción de coches del grupo VW en España) en paquetes de baterías que luego se introducen en el vehículo eléctrico.

De esta forma, la compañía lanza un mensaje de tranquilidad a la plantilla de la fábrica de Almussafes, que se encuentra en medio de un ERE para afrontar la baja carga de trabajo que tendrá en los próximos años (se centrará casi exclusivamente en el montaje del Ford Kuga, un modelo de éxito en Europa). La factoría, que empezó el año con unos 6.000 trabajadores, se quedará con unos 4.800 empleados cuando finalice el ERE. UGT, sindicato mayoritario en la planta, le había pedido a la empresa que explicase sus planes de electrificación para la factoría antes de que finalizase 2023.

Hace poco más de un año, Ford confirmó a la planta valenciana como la elegida para hacer los últimos modelos eléctricos que le quedaban por asignar en Europa, en detrimento de la factoría que tiene en Saarlouis (Alemania). Desde entonces, la automovilística no había dado detalles sobre qué inversiones acometerá ni en qué plazos para que Almussafes dé el paso al coche eléctrico.

El año pasado, Ford renunció a los 106 millones que se le habían adjudicado en el primer Perte VEC por su imposibilidad para acometer las inversiones en el plazo que exigía el Gobierno (el tiempo límite era hasta mitad de 2025). Ahora esos plazos se han ampliado en tres años, lo que ha posibilitado que Ford y otras compañías se hayan presentado a la segunda convocatoria.

Sigue toda la información de Cinco Días en Facebook, Twitter y Linkedin, o en nuestra newsletter Agenda de Cinco Días

Newsletters

Inscríbete para recibir la información económica exclusiva y las noticias financieras más relevantes para ti
¡Apúntate!

Sobre la firma

Manu Granda
En la actualidad cubre la industria del automóvil en la sección de Empresas. Previamente pasó por el área de Economía, donde escribió de laboral. Como 'freelance', cubrió la temporada de incendios del verano 2019-2020 en Australia para EL PAÍS. Es graduado en periodismo por la Universidad Rey Juan Carlos y cursó el Máster de periodismo de EL PAÍS.

Más información

Archivado En

_
_