El sector de la sostenibilidad busca talento

En los últimos años han aumentado en un 300% los procesos de selección para trabajar en esta área

Hay escasez de profesionales especializados en energías renovables

El sector de la sostenibilidad busca talento

La sostenibilidad ha llegado a las empresas para quedarse, y una de las consecuencias de este fenómeno es la necesidad de incorporar talento en esta área. De hecho, los procesos de selección relacionados con este sector han crecido un 300% en los últimos años en la consultora de recursos humanos PageGroup, según los datos que proporciona Ramón Moreno de Barreda, director de ingeniería de Michael Page. También se ha notado un “aumento exponencial” en LHH, una división de The Adecco Group, tal y como afirma Guillermo Martínez, consultor de la firma de selección de personal. Y la misma tendencia se ha detectado en Robert Walters, como corrobora Raúl Herrero, director de la división de ingeniería de la consultora global de búsqueda y selección especializada.

“Pasamos de que no hubiera ofertas a que la demanda sea cada vez más habitual. Al principio se buscaban perfiles más directivos, que ya están incorporados y han marcado la estrategia, y ahora se están abriendo procesos para mánager y consultores, para desarrollarla”, asegura Martínez, que añade que antes no existían dichos puestos y ahora se han creado estructuras dentro de las compañías.

Hay diferencias entre las empresas, según los consultados, a la hora de incorporar talento relacionado con la sostenibilidad dependiendo del tamaño que tengan. La mayoría de las grandes ya tienen un departamento dedicado a este sector, mientras que las pymes están empezando a contratar. A estas últimas “les está costando un poco más, porque normalmente están muy enfocadas en su negocio puro y duro”, en palabras de Martínez. “No tienen los recursos de las grandes para abordar este tipo de cambios y transformaciones, pero sí que lo están viendo como una necesidad, y están incorporando este tipo de perfiles. A lo mejor no tanto uno concreto de sostenibilidad, pero sí que piden que parte de las funciones sea desarrollar una estrategia en este sector”, asegura Martínez.

Otras de las opciones por las que están apostando las pequeñas y medianas empresas, en el caso de que no puedan asumir incorporar a más personas, es contratar una consultora externa especializada en el sector para que les guíe en el proceso a ser más sostenibles, por lo que estas firmas también están necesitando talento.

Los consultados también coinciden en señalar la falta de talento que existe para cubrir la demanda y lo comparan con lo que pasa en otros sectores como el de IT. “Cuando hay un boom, se produce un hueco muy importante entre el número de empleados demandados y la oferta que hay. El área de sostenibilidad ha dado un salto tan grande en tan poco tiempo que no tenemos cantera especializada en este tema, con lo cual el pico es muy difícil de cubrir y se quedan puestos desiertos”, explica Moreno de Barreda.

Una escasez de profesionales que se hace especialmente patente en las divisiones de energía renovables, para las que “no hay talento”, en palabras de Herrero, que señala que parte del problema han sido los cambios en las políticas con respecto a estas energías dependiendo del partido que estuviera en el Gobierno en los últimos años. “Hubo un parón bastante grande, por lo que muchos de los profesionales salieron fuera y no han vuelto”. El director de la división de ingeniera de Robert Walters aporta, además, el dato de que las ofertas de empleo relacionadas con energías renovables han crecido un 60% con respecto a los datos de 2021 en su consultora.

Aunque si hay un sector industrial en el que se ha disparado la necesidad de trabajadores, ese es el del hidrógeno verde: casi un 100% más que en 2021. “Esas posiciones hace un año o año y medio no se demandaban, pero ahora que tenemos el problema del gas ruso, hay que buscar soluciones. Se necesitan profesionales, especialmente en el desarrollo de estas tecnologías, que teníamos claro que se iban a desarrollar en un futuro próximo, pero que la situación de Rusia ha obligado a acelerar”, detalla Herrero.

Además de un sector en el que hay oportunidades de empleo, la sostenibilidad se ha convertido también en un factor para atraer y retener talento. Y es, de hecho, “una de las patas más importantes de lo que se llama marca del empleador”, sostiene Moreno de Barreda. “A los empleados les gusta saber que lo que su empresa hace y produce tiene un impacto. Si estás pensando dar un salto profesional en tu carrera y te llama una empresa que sabes que está apostando por este tipo de estrategia, te resultará más atractiva”, apunta por su parte Martínez. “La empresa que no esté ahí, se queda fuera. Hace algunos años aportaba un valor añadido. Ahora, si no estás ahí, no tienes posibilidad de atraer talento o hay talento que se te queda fuera”, concluye Moreno de Barreda.

Normas
Entra en El País para participar