La inversión en I+D experimenta la mayor subida desde 2008 y supera los 17.000 millones de euros

Los expertos advierten de que el ritmo de inversión aún está lejos del horizonte de 35.000 millones para 2027

Centro de investigación y investigación desarrollo de Philip Morris
Centro de investigación y investigación desarrollo de Philip Morris

La inversión en I+D creció un 9,4% en 2021 hasta situarse en los 17.249 millones de euros, como se desprende de los datos publicados este jueves por el INE. Es la mayor subida interanual desde el año 2008, cuando aumentó un 10% y supera con creces el nivel de inversión en 2019 (15.572 millones de euros) y 2010 (14.588 millones de euros). Sin embargo, desde la Fundación especializada en innovación COTEC advierten de que el aumento en la inversión no es todavía "suficiente" para alcanzar los 35.000 millones de euros que la Estrategia de Ciencia, Tecnología e Innovación estableció para la ratio de inversión en I+D.

COTEC también resalta que el incremento tiene que ver con el aumento del PIB nominal y no tanto con un incremento del peso de la I+D en la estructura productiva española, es decir en la ratio de I+D sobre el PIB. En concreto, en 2020 la ratio se mantuvo en el 1,41% del PIB y en 2021 solo aumentó en dos centésimas, hasta el 1,43%. Lejos del objetivo establecido para 2027 de llegar al 2,12% de llegar al 2,12% de inversión en investigación y desarrollo sobre el producto interior bruto.

Los fondos europeos Next Generation EU tienen mucho que ver en la mayor inversión, lo que convierte a la subida de 2021 en "excepcional", aseguran desde Cotec. Este hecho hace a la Fundación especializada prescribir la necesidad de buscar fuentes nacionales y alternativas para reemplazar los fondos y seguir los niveles al alza de inversión. La Fundación estima que se necesitaría una tasa de crecimiento medio anual de la inversión en I+D de, al menos, el 12,7% para alcanzar la meta establecida por el Gobierno.

Aumenta la inversión en las empresas y la administración pública

Los datos incluyen la inversión del sector público y del empresarial –que engloba a empresas públicas y privadas-. Las administraciones públicas y universidades incrementaron un 7,8% su inversión y las empresas lo hicieron en un 10,7% (acelerando más del 10% desde el 0,3% registrado el año de la pandemia).

En euros, el sector público invirtió 7.497 millones y el empresarial 9.752 millones. El número de empresas que realizan actividades relacionadas con el I+D han sumado 640 nuevas empresas, alcanzando un total de 11.828 compañías en 2021.

Sin embargo, desde Cotec resaltan que, a diferencia de antes de la crisis, se ha observado un proceso de concentración de las inversiones: "El sector empresarial invirtió en 2021 un 20,4% más que en 2008, pero lo hizo con 3.221 empresas menos". La Fundación afirma que las más afectadas por la caída de la apuesta en innovación han sido las pymes. Esto contrasta con el aumento del 2,6% en el número de grandes empresas que realizan actividades de I+D.

Más empleo

También aumenta la contratación. Las personas empleadas a tiempo completo en actividades relacionadas con la innovación y el desarrollo suman las 249.647 personas, 17.879 más que en 2020.El sector público sumó 5.890 efectivos hasta las 132.375 personas contratadas en 2021 y el empresarial 11.989, hasta las 117.273 empleadas.

La paridad, sin embargo, se alcanza en el sector público, en el que la ratio de hombres y mujeres está prácticamente en el 50%. Sin embargo, en el sector privado casi el 70% de los trabajadores son hombres, mientras que el 31,2% son mujeres.

Motor, aeronáutica y energía, los grandes sectores de la innovación

El informe de Cotec destaca que de los 30 sectores de los que se recopilan estadísticas, 13 ya han superado los niveles de inversión previos a la crisis financiera. Los expertos destacan el sector de vehículos de motor, que incrementa un 176% su apuesta por la innovación, la construcción aeronáutica y espacial (61%) y el de la energía y agua (61%). De entre los otros 17 sectores que todavía no han recuperado la inversión, caben destacar las reducciones de la inversión en cuero y calzado (-70%), construcción (-59%) y confección (-58%).

Invertir en I+D ha demostrado ser un factor de crecimiento económico, según Cotec. Las siete ramas que más invirtieron en I+D en 2021 acumulan tasas de crecimiento elevadas en el conjunto del periodo analizado. Por el contrario, la práctica totalidad de ramas de actividad que menos invirtieron en I+D (6 de 7) acumulan tasas de variación negativas de doble dígito.

En lo referente a cómo se reparte por el territorio la asignación de fondos para innovación y desarrollo en España, la Fundación afirma que hay nueve territorios que en 2021 superaron tanto el nivel de inversión como de empleo previos a la crisis de 2008 (Madrid, País Vasco, Cataluña, Valencia, Murcia, Castilla la Mancha, Castilla y León, Galicia y las Islas Baleares); cuatro regiones que no han recuperado ni los niveles de inversión ni de empleo (Asturias, Canarias, Cantabria y La Rioja; dos que recuperaron el empleo, pero no la inversión (Andalucía y Extremadura) y dos que recuperaron la inversión, pero no el empleo (Navarra y Aragón).

Normas
Entra en El País para participar