La crisis energética, oportunidad para las renovables

Las asociaciones ven un crecimiento del sector gracias a la transición ecológica

Dos ingenieros en un aerogenerador.
Dos ingenieros en un aerogenerador.

Los desafíos climáticos han puesto de relieve la necesidad de acelerar la inversión en fuentes limpias, dejando atrás los combustibles fósiles. Alemania es un ejemplo: ha lamentado no haber apostado más fuerte por las renovables en el pasado y ha vuelto a reactivar las plantas de carbón, pese al compromiso de abandonarlo en 2030.

Según Red Eléctrica, ahora Redeia, España fue el segundo país europeo que más energía eléctrica generó en 2021 a partir de eólica y solar, con un crecimiento del 2,6% sobre 2020. “Uno de los 15 mayores consumidores de energías limpias en todo el mundo”, destaca Beatriz Nespereira, responsable de la escuela online especializada en renovables Mint. La menor dependencia rusa, la capacidad regasificadora del país y la penetración de las renovables son importantes, aunque queda mucho por hacer hasta lograr el objetivo del 100% de generación eléctrica verde en 2050 marcado en el Plan Nacional Integrado de Energía y Clima (PNIEC) 2021-2030.

Irena estima que se crearán casi medio millón de empleos esta década a pesar del alza de costes

De hecho, la crisis sanitaria contrajo el empleo del sector en España un 2,3% en 2020, según la Agencia Internacional de Energías Renovables (Irena). No obstante, en un informe publicado en septiembre, el organismo prevé un cambio de tendencia y cifra en 468.000 los puestos de trabajo directos e indirectos que se crearán en esta década. La mitad en solo 3 de las 17 comunidades autónomas: Andalucía, Castilla y León y Aragón.

Las principales asociaciones del sector, la Asociación Empresarial Eólica (AEE), la Asociación Española del Hidrógeno (AeH2), la Asociación de Empresas de Energías Renovables (APPA), la Asociación Española de Valorización Energética de la Biomasa (Avebiom) y la Unión Española Fotovoltaica (Unef), ven en la actual crisis una oportunidad para acelerar la transición energética y para impulsar recursos renovables como la bioenergía, la eólica, el hidrógeno verde o la fotovoltaica.

“El hidrógeno verde puede esquivar una recesión”

Javier Brey, presidente de la AeH2.
Javier Brey, presidente de la AeH2.

“Un escenario inflacionista afecta a toda la cadena de suministro en la industria, y también a la del hidrógeno renovable”, reconoce Javier Brey, presidente de AeH2. Sin embargo, “esto se ve compensado con creces por un aumento del número de proyectos en España y Europa”, celebra.

En pleno fervor por el BarMar, el conducto submarino pactado entre España, Francia y Portugal que permitirá transportar hidrógeno verde, Brey estima en “24 millones de toneladas anuales la producción mundial de hidrógeno renovable para 2030”, lo que “va a exigir un aumento de la fabricación de equipos, agilizar el despliegue de proyectos y acelerar la construcción de infraestructura”. “Estas iniciativas”, continúa, “van a crear trabajo local y a contribuir al desarrollo de las pymes. El hidrógeno es una gran oportunidad para esquivar una posible recesión”.

“Se tienen que instalar más parques eólicos”

Juan Virgilio Márquez, director general de la AEE.
Juan Virgilio Márquez, director general de la AEE.

Juan Virgilio Márquez, director general de la AEE, opina que antes de la invasión de Ucrania y la consiguiente escalada de precios, “no debería haberse dado por hecho que los combustibles fósiles van a estar siempre disponibles”. “La principal solución a la crisis energética europea es desarrollar sus propios recursos, siendo los más abundantes el eólico y el solar, así como reducir el consumo innecesario”, afirma.

Márquez dice que la eólica europea “lleva más de 30 años trabajando para reducir la dependencia” y, por eso, reclama “acelerar y aumentar la instalación de nuevos parques”. Asimismo, el directivo pide “evitar diseños de subastas que se adjudiquen solo por precio” y así tener en cuenta “la sostenibilidad económica de los fabricantes eólicos, cuya competitividad se ha visto mermada por el alza de los costes de las materias primas”.

“El interés por las renovables no declina pese a la crisis”

José M. González Moya,director general de Appa Renovables.
José M. González Moya,director general de Appa Renovables.

“Las energías renovables ya habían sido identificadas como necesarias por la Unión Europea para el crecimiento económico antes de la pandemia”, valora José María González Moya, director general de APPA Renovables, antes de apuntar al “papel destacado” que jugarán en los próximos años. El directivo considera que, a pesar de que la inflación crea tensiones en la cadena de suministro, “el hecho de encontrarnos ante tecnologías que ya eran competitivas antes del Covid gracias a su reducción de costes ha hecho que el interés por estas inversiones no decline”.

González Moya resume la paradoja: “La desaceleración de la economía nunca puede favorecer a una actividad empresarial, pero las renovables son uno de los sectores mejor preparados para enfrentar esta complicada situación”.

“Hay que aumentar el objetivo solar en el PNIEC”

José Donoso, director general de Unef.
José Donoso, director general de Unef.

El director general de Unef, José Donoso, asevera que la energía fotovoltaica “es parte de la solución a la crisis”. “Los altos precios de la energía han agravado la espiral inflacionaria, y tenemos que ir a la raíz del problema para bajar la inflación”, sostiene. “Contamos con el recurso solar en España, somos la tecnología que puede producir la energía a un precio más barato”, defiende.

Para acelerar la transición ecológica, la asociación solicita “revisar los objetivos del PNIEC”, que en el caso de la solar fija en 39 gigavatios a 2030. “Hay que aumentarlo a 55 o 60 GW”, puntualiza. “La UE está reclamando medidas así a los Estados miembros”. Donoso indica que tanto el Gobierno central como las comunidades autónomas tienen que “racionalizar las tramitaciones y eliminar los cuellos de botella burocráticos” a la hora de gestionar proyectos o incentivos.

“La instalación de estufas de pellets ha crecido un 40% en los hogares”

Javier Díaz, presidente de Avebiom.
Javier Díaz, presidente de Avebiom.

El presidente de Avebiom, la principal asociación española de la biomasa, comparte el optimismo del sector renovable ante el futuro. “A pesar de la subida de los precios de equipos y biocombustibles sólidos durante esta temporada, el precio del kilovatio hora térmico con biomasa seguirá siendo competitivo frente a todos los combustibles fósiles y a la electricidad en cualquier circunstancia”, asegura.

En lo que va de año, Díaz señala que “se han vendido más estufas y calderas por el aumento de los precios de los combustibles fósiles”. Todo ello tras el crecimiento de 2021, según los datos recogidos por el Observatorio de la Biomasa, que revela que “la instalación de nuevas estufas y calderas de pellets en el sector doméstico creció un 40%”. Pide, por último, acelerar la instalación de las redes de calor urbanas con biomasa.

Normas
Entra en El País para participar