Intereses, banca, deuda... las claves de la decisión de Lagarde

El Consejo de Gobierno encarece el precio del dinero pero pisa el freno ante futuras subidas | Endurece las condiciones de los préstamos ya concedidos a la banca | Así hemos contado la reunión del BCE y su efecto en los mercados

Christine Lagarde, presidenta del BCE, en la rueda de prensa posterior a la reunión del consejo de gobierno del 27 de octubre
Christine Lagarde, presidenta del BCE, en la rueda de prensa posterior a la reunión del consejo de gobierno del 27 de octubre REUTERS

El Banco Central Europeo (BCE) mantiene su batalla contra la escalada de precios. La autoridad monetaria ha elevado en 75 puntos básicos los tipos de interés de referencia, hasta situarlos en el 2%. Además, la presidenta, Christine Lagarde, ha apuntado nuevas alzas en las próximas reuniones, aunque con un tono más suave que en otras ocasiones y tendrá en cuenta el "riesgo de recesión" en próximas decisiones. En los mercados, el Ibex ha neutralizado las pérdidas tras la decisión sobre los tipos y cotiza al alza, mientras el euro pierde la paridad contra el dólar.

Estas son las cinco claves de la reunión

  • Lagarde sigue el plan, pero cambia el tono. La subida de tipos de 75 puntos estaba más que descontada, y los tipos volverán a subir, pero Lagarde he retirado de su comunicado que lo harán “en las próximas reuniones”.
  • Ojo con la economía. Lagarde tendrá en cuenta una eventual recesión a la hora de decidir, ha citado el mal momento del empleo así como el hecho de que los tipos han pasado de 0% al 2% en pocos meses. Dejando claro, eso sí, que el objetivo es contener los precios.
  • El mercado reajusta expectativas. El tono de Lagarde equivale a un cuarto de punto: ahora se espera un pico de los tipos de interés en torno al 2,5% en junio, cuando ayer se esperaba sobre el 2,75%.
  • Portazo a los beneficios caídos del cielo. La decisión de más calado de la reunión es modificar de forma retroactiva el tipo de interés de los dos billones en préstamos TLTRO concedidos durante la pandemia. Pasan al 1,5% para que los bancos no ganen un 1,5% de interés con un dinero tomado al 0%, e incentivar que amorticen los préstamos.
  • Las compras de deuda, sin cambios. No hay modificaciones en el programa de reinversión de los vencimientos de las compras de deuda, cuya flexibilidad puede contener desviaciones en los diferenciales. Buena noticia para la deuda periférica.

Así hemos contado la decisión del BCE, discurso de Lagarde y la reacción de los mercados:

Normas
Entra en El País para participar