España necesita actualizar la gestión para contar con tecnología sanitaria

Los expertos echan en falta procedimientos que, además de planificar la puesta en marcha de nuevos equipos, tengan en cuenta la obsolescencia del parque español

España necesita actualizar y mejorar los procedimientos y la gestión para incorporar tecnología innovadora al sistema sanitario, así como también para mantener la ya existente. Los cuatro participantes en el segundo encuentro del ciclo Los retos del sistema sanitario en España, organizado por El País, Cinco Días y la Fundación IDIS, titulado Claves para la incorporación de tecnología innovadora en Sanidad, se muestran de acuerdo en este diagnóstico y aportan datos, ejemplos y posibles soluciones.

Marta Villanueva, directora general de la Fundación IDIS, comenta que “estamos en un momento en que la tecnología, la digitalización, la nueva medicina de precisión están activando de manera muy rápida la forma de hacer, quizá, el sistema no puede dar la respuesta conveniente a todo esta entrada tan potente de actividad”. Por todo ello, “creemos que hay un problema de acceso a la innovación, que la industria está dando todo de si, pero los procedimientos no se están actualizando y los sistemas están apalancados, no pertenecen al ecosistema actual”.

La directora general de IDIS apunta que los fondos Next Generation europeos “han permitido un poco de desahogo y nos vamos a beneficiar de esa actualización en el parque tecnológico”.

La Fundación ha presentado un informe que pone sobre aviso de los posibles problemas que pueden ser la causa de barreras y dificultades. Uno de los puntos claves que destaca Villanueva del mismo es que, en estos momentos, “más del 80% de las guías de práctica clínica del Sistema Nacional de Salud (SNS) no están actualizadas ni tampoco hay un procedimiento sistemático para poner al día la tecnología utilizada en los hospitales”.

Marta Villanueva

“Más del 80% de las guías de práctica clínica del Sistema Nacional de Salud no están actualizadas ni hay procesos para poner al día la tecnología”

Marta Villanueva, directora general de la Fundación IDIS

Marta Villanueva indica que la Fundación propone actuaciones tales como facilitar el acceso a la toma de decisiones, incorporar más rápidamente la nueva tecnología y reducir la variabilidad clínica para obtener un ahorro de costes y mejores resultados en salud.

Peticiones

“Pedimos que se cambien los procedimientos, que haya una actualización continua de las guías en colaboración con las sociedades científicas, cohesión y coordinación de dichas actualizaciones con la cartera de servicios comunes del SNS y recopilación de datos en centros hospitalarios para conocer el uso adherencia de las tecnologías médicas” declara la directora general, que como conclusión, avanza que, desde la Fundación “creemos que la falta de procedimientos sistemáticos, la escasa actualización de las guías y las diferentes carteras de servicios complementarios de las autonomías comprometen la cohesión, la equidad y la universalidad del SNS”.

Carlos Royo

“La innovación tecnológica termina cuando llega al centro sanitario porque no solo es inventar, es poner esos equipos en funcionamiento”

Carlos Royo, director de estrategia de salud de gmv y expresidente de la comisión de salud digital de Ametic

El director de la Federación Española de Empresas de Tecnología Sanitaria (Fenin) Catalunya, Carlos Sisternas, señala que desde 2009 la situación “se ha ido degradando”. Los últimos informes de Fenin referidos a la obsolescencia indican que “el 60% de los equipos tenían más de 10 años, España ocupa la última posición de 27 países europeos en obsolescencia en los de resonancia magnética, una situación muy mala en TC y la peor de todas en rayos x convencionales”.

Sisternas afirma que hay conversaciones con el Ministerio de Sanidad y con la Airef y que éstos elaboraron un estudio en 2020 en que sobresale que la situación del parque tecnológico está obsoleta y la falta de densidad de equipos en algunos lugares. El resultado es el plan de Inversión en Equipos de Alta Tecnología (Inveat), dotado con alrededor de 800 millones de euros, por el cual se van a instalar en España 850 equipos, renovando los antiguos y dotando a las zonas con baja densidad.

“Estamos ansiosos, porque la situación puede revertirse con el Inveat”, dice Carlos Sisternas. Pero “nosotros decimos, además, planifique y tenga un plan de mantenimiento para mantener esos equipos actualizados, son muy sofistificados y su conservación es crítica, por seguridad y por prestaciones”.

Andoni Lorenzo

“Tiene que haber una regulación de la renovación tecnológica y una participación de los pacientes en las decisiones que se debatan”

Andoni Lorenzo, presidente del foro español de pacientes (FEP)

El director de Fenin Catalunya añade que “nos hemos olvidado de lo que no es alta tecnología”, como ecógrafos, aparatos de densimetría ósea o iluminación de quirófanos, que también envejecen al mismo ritmo. “Con lo cual pedimos un segundo plan que se dedique a la tecnología más baja”, asegura. Sisternas informa que otra buena noticia es el anuncio de un plan Inveat enfocado a la atención primaria, de 172 millones de euros y 230 millones para digitaliación. “No vamos mal pero queda mucho por hacer, como cambiar los procedimdientos o formar personal”.

Para Carlos Royo, director de Estrategia de Salud de GMV y expresidente de la Comisión de Salud Digital de Ametic, “todos esos equipos, además de tratar, generan información que se puede llevar a un dato y la suma de ellos va a hacer que cambie el paradigma de lo que viene en inteligencia artificial”. Royo recuerda que Ametic y otras instituciones presentaron hace cinco años un “macroproyecto tractor de salud” con 10 líneas estratégicas. Algunas de ellas son la renovación de todo el parque tecnológico, una red federada de datos o el buen uso de la atención no presencial o telemedicina.

Algo se está moviendo

“Lo bueno es que el Perte de Salud y las misiones de la Secretaría de Estado de Digitalización e Inteligencia Artificial son un destilado de ese macroproyecto y hay cuestiones que se planteaban en éste que se van a llevar a cabo” señala.

“Creo firmemente que la innovacion tecnológica termina cuando instalas esa teconología, innovar no es solo pensar o sacar una patente, es usarla, que el paciente se aproveche”. Carlos Royo agrega que ahora hay fondos, en referencia a los europeos y existe una responsabilidad. “El cambio de paradigma tecnológico está entrando sin darnos cuenta” y los nuevos equipos van a favorecer los diagnósticos diferenciados.

Carlos Sisternas

“Nos hemos olvidado de lo que no es alta tecnología y se necesita tambien un plan para aparatos más sencillos, como un ecógrafo o la iluminación”

Carlos Sisternas, director de Fenin Catalunya

Para Royo la tecnología, el equipamiento y la digitalización deben servir para tratar mejor a los pacientes. Quiere destacar que en los últimos 10 años han emigrado 18.000 médicos, otros 80.000 están próximos a jubilarse y España es el segundo país más longevo del mundo. “Los equipamientos novedosos van a ayudar a que esto no sea un drama” en su opinión.

Por su parte, Andoni Lorenzo, presidente del Foro Español de Pacientes (FEP), lamenta “el desconocimiento absoluto del parque tecnológico y de su renovación por parte de los usuarios y de las asociaciones de pacientes” y reclama una regulación administrativa para dicha renovación. La razón es que en la actualidad se dispone de los fondos europeos, “pero dentro de 10 años podemos encontrarnos con la misma situación”. Una palanca puede ser la participación de los pacientes en comisiones u organismos donde se debata información relativa a estas cuestiones. “Se produciría más transparencia”, asegura Lorenzo.

Respecto al efecto “tracción” de los fondos europeos, Carlos Sisternas manifiesta que “todavía tienen un uso muy bajo” aunque cree que hay algunas inversiones “que van por el camino correcto” como las dedicadas a la medicina de precisión. “Pero veo que hay poca concreción y agilidad, me cuesta identificar empresas que realmente se hayan beneficiados”.

Royo confirma que el Perte de Salud “es complejo y hay muchas ventanillas a las que llamar con márgenes de tiempo muy cortos”. Las grandes empresas reciben, al final, un 60% de la subvención para la inversión que se quiere hacer “y hay veces que no interesa”. “Para que funcione van a tener que flexibilizarse cietas cosas, tenemos tres o cuatro años para hacer el gasto” y aunque Royo se confiesa optimista, reconoce que hay pocos funcionarios para ejecutar los fondos. “Y esto es un compromiso de país”, afirma rotundo.

Andoni Lorenzo opina que por la presión asistencial y la falta de recursos “es muy difícil que el personal sanitario entre en el ámbito de los Pertes”.Sisternas insiste en que los tiempos para montar tecnología sanitaria son largos y pone como ejemplo la complejidad de instalar un acelerador lineal en un bunker especial. “Hay necesidad de agilizar los procesos” apunta mientras Marta Villanueva expresa que la cualificación del personal es también muy importante.

El director de Fenin Catalunya recuerda que los profesionales que intervienen en las nuevas tecnologías de la salud “son ingenieros de máximo nivel y médicos entrenados en el uso de equipos muy sofisticados”. Sin embargo, hay una revolución tecnológica pero lamenta que “las facultades de Medicina todavía no están entrando en temas de digitalización en los que deberían entrar”.

Carlos Royo agrega que “seguimos cerrando las puertas para que entre más gente en Medicina y un médico tarda en formarse al menos 10 años, por lo tendríamos que estar tomando ya medidas para abrir las puertas y que salgan muchos más licenciados. Luego ya les formaremos en digitalización porque es que ni siquiera entran en la facultad”. A juicio de Royo, los médicos aprenden nuevas tecnologías, “el problema es que va a haber muy pocos facultativos, las tecnologías pueden ayudar pero necesiten que se las maneje”.

Un mensaje común es el de favorecer la prevención, el diagnóstico temprano y le educación de las generaciones jóvenes.

Varios retos que el sector tiene que ir superando

Obsolescencia. Carlos Sisternas explica que hay varios criterios para determinar la obsolescencia de un equipo: los años, la intensidad de su uso y el medio ambiente, por ejemplo, si gasta mucha energía o tiene elementos que ya no se pueden utilizar como es el caso del mercurio.

Prehistoria. Carlos Royo insiste en que “estamos en la prehistoria de lo que va a llegar” al mundo de la salud. “La genómica y en general todas las ‘ómicas’ es donde está el cambio disruptivo más grande” asegura.

Sistema único. Algunos de los participantes opinan que el Sistema Nacional de Salud lo forman tanto la sanidad pública como la privada. Carlos Royo afirma que se trata de “un sistema único”, por lo que las ayudas de los fondo europeos “deben implicar a todos”. Marta Villanueva cree que la sanidad “no tiene apellidos” y ofrece el dato de que “el 40% de los recursos pertenecen al sector privado”. Carlos Sisternas defiende la interoperabilidad entre los sectores público y privado y se pregunta “si me hago un TAC en un centro privado no veo la razón de repetirlo si me paso a lo público”. Royo añade que dicha interoperabilidad “está casi desarrollada entre las comunidades autónomas” pero opina que debe haber más transparencia con los pacientes, “que no saben dónce acudir para conocer su historia clínica”.

Atención primaria. Otro reto del SNS, a juicio de los expertos, es el refuerzo de la atención primaria, entre otras cosas porque es el refuerzo de la medicina preventiva y del triaje de los pacientes.

Bajar el IVA. El director de Fenin Catalunya hace una reclamación al Gobierno: bajar los tipos del Impuesto sobre el Valor Añadido (IVA) en el sector. “No tiene sentido que una prótesis de cadera, por ejemplo, tenga el tipo general del 21%”. Menciona el giro que ha dado la Comisión Europea, en marzo pasado, respecto a los tipos del impuesto aplicables en el sector sanitario. Si antes había que aplicar el general del país miembro, en España el 21%, ahora da potestad a los gobiernos para aplicar los más bajos.

Normas
Entra en El País para participar