La oncología de precisión garantiza tratamientos cada vez más eficaces

Activar el sistema inmune del paciente es la base de las nuevas terapias

La oncología de precisión garantiza tratamientos cada vez más eficaces

En los últimos años, los avances en el tratamiento contra diversos tipos de cáncer son continuos y progresivos. La llamada oncología de precisión es una realidad que garantiza más eficacia.

La directora del Centro Nacional de Investigaciones Oncológicas (CNIO), María Antonia Blasco, así lo comenta: “El tratamiento personalizado de los tumores de cada paciente según las alteraciones genéticas que sostienen el crecimiento del tumor ha permitido tratar de manera más efectiva distintos tipos de cáncer, como el de mama, de pulmón, el melanoma, etc. Según se avance en la generación de medicamentos que permitan bloquear lo que favorece el crecimiento del tumor, habrá más curaciones”.

A día de hoy, se ha pasado de tratamientos oncológicos generales para todos, como la quimioterapia más inespecífica, a “una medicina de precisión, en la que se realizan estudios genéticos del enfermo para encontrar el fármaco adecuado”, asegura Marta Puyol, directora de investigación de la Asociación Española Contra el Cáncer (AECC).

Los estudios genéticos son ahora mucho más amplios

Argumenta que la diferencia con lo que se hacía hasta hace unos años es grande, “porque antes, según el tipo de cáncer, se estudiaban determinados genes, y ahora se hace de una manera mucho más amplia. Sirven para detectar los genes alterados”.

Estos estudios, junto a la inmunoterapia, constituyen la fase avanzada de los nuevos tratamientos. “Extraer las células inmunes del propio paciente o de un donante para introducirlas de nuevo en su cuerpo y que activen el sistema inmunitario se está haciendo con niños con leucemia y también ya contra otros tumores y con adultos”, explica Puyol.

“Los nuevos fármacos tienen mucho valor, pero estamos todavía en la punta del iceberg”, declara Aleix Prat, presidente del grupo de investigación clínica del cáncer Solti y jefe de Oncología Médica del Hospital Clínic. “Los anticuerpos se están utilizando ya en tumores de mama, gástricos y, más recientemente, de vejiga. En hematología, cada vez más”.

Las cifras

70%

Es el dato de mejora en los tratamientos de tumores de mama en los que se combinan las terapias convencionales con fármacos inhibidores del ciclo celular. En el caso de cánceres de mama triple negativo, la cifra alcanza el 15%.

30%

Es la proporción que se da en España de cánceres diagnosticados en mujeres que tienen como origen la mama, según datos del ejercicio 2020 del Sistema Europeo de Información del Cáncer.

Prat subraya que los anticuerpos se modifican tecnológicamente para que las moléculas hagan de eso mismo y vayan al tumor de una manera más precisa. “No es simplemente meter el fármaco en la vena y de ahí que llegue como pueda al tumor. Y los anticuerpos de última generación son aún mucho más precisos”.

Las terapias innovadoras conviven con las tradicionales. “Las necesitamos aún, la inmunoterapia es muy importante, pero no ha sustituido a las convencionales”, añade Aleix Prat.

Eva Ciruelos, vicepresidenta de Solti y coordinadora de la Unidad de Mama del Hospital 12 de Octubre y de HM Hospitales, afirma que la combinación de lo tradicional con fármacos orales inhibidores del ciclo celular “ha mejorado mucho los tratamientos en el 70% de los tumores de mama y en el 15% de los triple negativo de mama”.

Más avanzados

La investigación que más avanza en España, según Marta Puyol, es la que afecta a los cánceres líquidos como son la leucemia, los linfomas o los mielomas múltiples. Pero en cánceres de colon, mama y pulmón “está habiendo resultados muy interesantes y en melanoma estamos por encima de la media mundial”.

Un paso muy necesario es el referido a los diagnósticos, en concreto, a cómo clasificar el cáncer que se descubre en una persona. Aleix Prat asevera que, por ejemplo, el de mama “son muchas enfermedades, hay que subdividir con nombre y apellido, hay que casar el diagnóstico con los fármacos”.

Los anticuerpos se usan ya en hematología y tumores de mama y gástricos

Puyol confirma que también se están realizando investigaciones en herramientas de diagnóstico, como el software con inteligencia artificial, “que es más rápido en llegar al mercado que un fármaco”.

La pandemia ha tenido, al menos, un efecto positivo: la aceleración del estudio de los anticuerpos y de la utilización de vacunas con ARN mensajero, creado en laboratorio, que activa el sistema inmune, coinciden.

 

Normas
Entra en El País para participar