Transporte de mercancías: engranaje perfecto para la cadena de suministro

Trazabilidad, intermodalidad y eficiencia energética, retos de la logística y el transporte

Transporte de mercancías: engranaje perfecto para la cadena de suministro

Sistemas para acelerar los procesos naturales de eliminación de contaminantes en las aguas interiores de los puertos o para controlar la temperatura de la mercancía representan el futuro más cercano de la logística y el transporte, sectores capaces de aprovechar de manera evolutiva y a gran escala las tecnologías disruptivas.

Porque la digitalización lo propicia y la sostenibilidad lo exige. “Los algoritmos y el análisis avanzado pueden reducir el uso de energía” y, con la ayuda del internet de las cosas, “es posible diseñar rutas para ver si los posibles cambios y extensiones generarían ahorros adicionales”, explica Javier Zabaleta, director gerente de Itene (Instituto Tecnológico del Embalaje, Transporte y Logística). Preguntado por los avances previstos en 15 años, menciona también la disponibilidad de datos en tiempo real para una mayor sincronización de las operativas de las cadenas de suministro multimodales.

“La intermodalidad es uno de los principales retos de la industria”, añade Vicente Segura, socio de consultoría de operaciones de Deloitte. Necesitará “grandes inversiones en infraestructuras y deberá ser potenciada con herramientas digitales y de trazabilidad”, sostiene, si bien la reducción del 60% de emisiones de gases de efecto invernadero (GEI) en 2050 define los proyectos más ambiciosos, como “la renovación de la flota para adecuarla a nuevos combustibles”.

La reducción de CO2 definirá los cambios más ambiciosos

“El futuro del transporte ­pesado pasará o bien por el hidrógeno o bien por los biocombustibles”, dice Francisco Aranda, presidente de UNO Logística. Confía en que, “de aquí a 15 años, el coche autónomo sea una realidad. Gracias a distintos componentes hardware de los ve­hícu­los y al estar conectado, mezclando internet de las cosas con inteligencia artificial y alguna tecnología adicional, esperamos que las rutas de larga distancia puedan realizarse de esta forma”. Para entonces, y gracias a la digitalización, también prevé haber alcanzado el paperless, la reducción de las esperas en los muelles de carga y la trazabilidad a lo largo de la cadena de suministro en transportes por carretera, avión o barco.

Con una dotación de 12 millones de euros en su primera edición –una segunda convocatoria incrementa un 50% las ayudas– y más de 500 propuestas entre ideas, proyectos precomerciales y proyectos comerciales, con el Fondo 4.0 “Puertos del Estado está a la altura de la revolución que se avecina”, asegura su presidente, Álvaro Rodríguez Dapena. Entre las propuestas seleccionadas cita el desarrollo de una estructura marina flotante “con capacidad de portar suficientes paneles fotovoltaicos de manera segura y fiable, aportando la potencia necesaria y con el mejor impacto ambiental posible”, o de un software que “permite la estimación de la demanda de tráfico de contenedores en varios horizontes temporales y diferentes ámbitos geográficos”.

Más verde

La flota de transporte habrá de adecuarse a nuevos combustibles. “GNL, los menos disruptivos, y sintéticos como metanol verde o amoniaco, los más disruptivos”, sostiene Vicente Segura (Deloitte).

Francisco Aranda (UNO Logística) menciona la importancia del hidrógeno en las políticas medioambientales de la UE. “No sé si será en 15 años”, pero “estará muy extendido y será seguramente un estándar”. La ventaja de los biocombustibles es que permiten mantener la infraestructura y motorizaciones actuales, aunque “aún no se ha conseguido que sean 100% verdes y hay que seguir invirtiendo en innovación”.

Normas
Entra en El País para participar