Los trabajadores españoles siguen lejos de contagiarse de la Gran Renuncia

Solo el 5% de los empleados tiene riesgo alto de abandonar su empleo sin antes encontrar otro

Los trabajadores españoles siguen lejos de contagiarse de la Gran Renuncia
Getty Images

De media, casi cuatro millones de estadounidenses renunciaron cada mes a sus empleos el año pasado. Es decir, solo en Estados Unidos, cerca de 50 millones de personas dimitieron de su puesto de trabajo en 2021, en protesta por la congelación de los salarios reales a pesar del aumento del coste de la vida. Este movimiento conocido como la Gran Renuncia ha cobrado más fuerza que nunca en todo el mundo, pero todavía no ha calado en España.

Solo el 38% de los trabajadores españoles considera que su salario está por debajo del mercado y, aun así, ese porcentaje manifiesta estar contento con su puesto por otras razones como la seguridad, el ambiente laboral o el desarrollo personal, según el informe que Adecco ha realizado a 1.300 trabajadores y 150 empresas en 16 países sobre El 'efecto contagio' ante una Gran Renuncia. Por tanto, el riesgo de que esa gran dimisión se produzca en España parece improbable, ya que solo un 5% de los trabajadores está en riesgo alto de dimitir de su posición actual sin conseguir antes otro empleo.

Sobre esta posibilidad, el director de Adecco Staffing, Rubén Castro, considera que "en este momento hay mucho movimiento en el mercado de trabajo, tenemos la tasa de paro más baja desde 2008, se está creando empleo y hay nuevas posibilidades para los trabajadores, por lo que es normal que haya mayor rotación entre compañías". Aun así, Castro reconoce que la idea de que los trabajadores españoles vayan a dejar su puesto de trabajo sin tener antes otra alternativa "es un fenómeno que nunca antes se ha visto y que no parece que vaya a producirse a gran escala".

Los alemanes son los que menos satisfechos están con su sueldo (así lo afirma el 61%). De hecho, tanto en Alemania como en Suiza y Estados Unidos, uno de cada 10 trabajadores de media no están satisfechos con su actual puesto ni con su salario, siendo más propensos a dejar su trabajo actual (fenómeno que en EE UU se está materializando desde hace meses). En el otro extremo, los australianos son los que más satisfechos se muestran con su remuneración actual, ya que solo el 29% piensa que su salario esté por debajo del mercado.

A nivel global, tanto los trabajadores como las compañías encuestadas coinciden en los tres factores clave a la hora de elegir una empresa por un candidato: El salario sigue siendo, con diferencia, el más importante (53%), seguido del ambiente laboral (36%) y del desarrollo profesional (25%). Para los españoles, en cambio, los factores más importantes están en el siguiente orden: salario; salud, seguridad y bienestar; ambiente laboral; horario flexible; y desarrollo profesional.

Las empresas encuestadas en los 16 países asumen que un buen ambiente de trabajo es casi tan importante para los empleados como las oportunidades de carrera, mientras que los trabajadores consideran importante el bienestar general y la protección de la salud, factor que se ha vuelto mucho más primordial desde el estallido de la pandemia del Covid. Sin embargo, en este aspecto hay un ligero desajuste con la evaluación de las empresas, que tienen menores expectativas con respecto a las demandas de protección de la salud de los empleados. Así, el bienestar, la salud y la seguridad ocupan el sexto lugar en importancia para los empleados y el noveno para las empresas.

En España, de hecho, estos factores relacionados con la salud son clave a la hora de elegir en qué empresa trabajar y ocupan el segundo puesto del ranking. En otros países como Italia, Estados Unidos o los representantes de LATAM, por el contrario, ni siquiera están incluidos entre los tres aspectos más importantes y valoran más el desarrollo profesional (3º), que ocupa la 5º posición para España. "Cada vez se tienen más en cuenta la flexibilidad, la promoción de la salud, la sostenibilidad del negocio o la diversidad e inclusión. Todos ellos son atributos que hacen que un trabajador se decante por una u otra empresa y son factores a tener en cuenta por las compañías para atraer el mejor talento", recuerda Castro.

Estilo de liderazgo

Los líderes carismáticos e inspiradores (25%) y los líderes “serviciales” que se centran en el bienestar de las personas (21%) son los preferidos para los trabajadores encuestados y, a un 23%,  les resulta incluso indiferente el liderazgo de su compañía si son felices en el trabajo. Sin embargo, las empresas creen que el estilo de dirección preferido es el del líder obsesionado con el éxito, pero respetuoso con su equipo (25% de las compañías frente al 11% de los trabajadores que así lo elige). En este sentido, los trabajadores y empresas españoles están alineados con la media mundial.

A nivel global, el 71% de las empresas promueve el trabajo colaborativo, pero solo el 54% de los empleados considera que disfruta trabajando en ese entorno. En este caso, los empleados españoles son los que más a favor están del trabajo colaborativo, así expresado por el 85% de ellos. También son las personas que más valoran trabajar en espacios abiertos (oficinas sin despachos, con pocas zonas individuales), según han indicado el 89% de ellos.

Normas
Entra en El País para participar