Crece el descontento de los trabajadores por su salario

Más de la mitad de los empleados se siente actualmente desmotivado en su puesto de trabajo

El 62% considera que su sueldo no se ajusta al desempeño que realiza

Motivación y sueldo trabajo Pulsar sobre el gráfico para ampliar

La mayoría de los trabajadores no se sienten motivados en su puesto actual. El porcentaje de profesionales insatisfechos ha crecido siete puntos desde el año pasado, pasando del 47% al 54%, según el informe Guía del mercado laboral 2022 presentado este martes por la consultora Hays. Podría remediarse, según los más de 4.000 encuestados, con un mayor reconocimiento (37%), una promoción (27%), un cambio de superior (20%) o un mejora del horario (20%), pero, sobre todo, con un aumento salarial (62%).

Cuanto más paga la empresa, más motivados están los empleados, según indicó el director general de Hays en España, Christopher Dottie. “Los que están cobrando menos de 18.000 euros al año tienen un 33% de motivación, mientras que en el caso de los que cobran más de 80.000 euros es del 65%”, explicó. En ese sentido, un 45% de las empresas afirma haber mantenido igual los salarios de sus plantillas y un 52% dice haberlos aumentado hasta un 2,5%, durante este último ejercicio económico. Sin embargo, el descontento aumenta entre los profesionales, ya que el 62% considera que su salario no se ajusta al trabajo que realiza, un 6% más que en la guía de 2021.

Aun así, hay aspectos por los que podrían incluso aceptar ganar menos dinero. Las tres principales opciones por las que aceptarían una bajada de salario en un nuevo proyecto son las posibilidades de desarrollo profesional (37%), más beneficios sociales (25%) y una mejor ubicación de la empresa (17%). El 26%, en cambio, considera inaceptable ver reducido su paga bajo ningún concepto.

Esta relación entre la motivación y el sueldo percibido se aprecia con claridad en lo que se refiere a los directivos. La directora de Hays Executive, Noelia de Lucas, resaltó que, entre los perfiles directivos que han respondido a la encuesta, el 60% reconoce estar muy motivado en su trabajo actual, hasta un 20% más que en el resto de las categorías profesionales. “Esto se explica porque el perfil directivo es muy cercano o forma parte de la toma de decisiones de la empresa. La estrategia de la compañía está ligada por ellos”, reconoció.

Después de la pandemia, además, hay un nuevo elemento que los profesionales valoran muy positivamente a la hora de sentirse a gusto en su empresa: la posibilidad de teletrabajar. El 73% de los trabajadores asegura estar más contentos gracias a la opción del trabajo en remoto, pero, para muchos, se ha diluido esa opción. La mayoría de compañías (53%) ha optado por un modelo híbrido, pero destaca que el 42% ha recuperado la presencialidad al 100%, con tan solo un 5% realizando teletrabajo total.

Esto impacta directamente en la motivación de los empleados, ya que el 65% de los trabajadores que quiere teletrabajar y no tiene la opción se siente desmotivado, mientras que el porcentaje se reduce al 47% en el caso de los que tiene la opción para realizar trabajo en remoto en algún momento de la semana. “Al 42% que ha recuperado totalmente la presencialidad esa decisión les podría costar la contratación y retención de los empleados”, advirtió Dottie.

Brecha entre oferta y demanda

La guerra por el talento es, precisamente, una de las principales tendencias actuales, según Hays. El 83% de las empresas confiesa que les cuesta encontrar perfiles cualificados para determinadas posiciones, 12 puntos porcentuales más que el año anterior. Los principales motivos de este desajuste son la falta de profesionales con las habilidades adecuadas (44%), junto con buscar perfiles muy demandados (32%) y unas exigencias de salario demasiado elevadas (29%).

Es más, el 50% de las compañías asegura, según el citado estudio, que la brecha entre oferta de profesionales y vacantes disponibles es el problema principal del mercado laboral, junto al 40% que indica que la dificultad es encontrar a trabajadores cualificados. Hace un año, la preocupación estrella era la bajada del consumo de las empresas (45%), seguida de la rígida legislación laboral con un 42%.

El reto de la salud mental

  • Aislamiento. A pesar de las ventajas del teletrabajo, el informe también alerta de que puede difuminar los límites entre el espacio de trabajo y el hogar, e incluso incrementar la sensación de carga de laboral.
  • Desconexión. Ejemplo de ello es que el 51% de los empleados considera que trabaja más horas que antes de la irrupción del Covid, mientras que solo el 4% cree que trabaja menos.
  • Fatiga. Uno de los efectos del trabajo en remoto, según el informe, es la sensación de agotamiento o fatiga. Tanto empresas como profesionales apuntan que el 43% de los equipos sufren esta sensación, motivada por el estrés y la carga excesiva de trabajo.
Normas
Entra en El País para participar