Construcción

¿Quiere cobrar el dividendo de ACS? Consulte aquí cómo

La compañía repartirá 0,473 euros por título o nuevas acciones

El presidente de ACS, Florentino Pérez
El presidente de ACS, Florentino Pérez EFE

Quedan pocos días para que arranque el scrip dividend de ACS y los inversores que aún no sean accionistas de la compañía pero quieran optar a este cupón tienen hasta el próximo jueves día 13 para comprar acciones del grupo.  En este nuevo dividendo flexible, los accionistas podrán escoger entre recibir nuevas acciones de la compañía o percibir el pago de 0,473 euros por acción en efectivo el próximo 1 de febrero.

El calendario establecido por el consejo fija el 14 de enero como el comienzo del periodo de negociación de los derechos de asignación gratuita y del plazo para solicitar la retribución en efectivo, así como la fecha a partir de la cual las acciones se negociarán sin derecho a participar en esta ejecución.

La última junta de accionistas ya dio 'luz verde' a este pago, que supondrá una ampliación de 148 millones de euros en caso de que todos los accionistas opten por nuevas acciones. El dividendo se pagará con cargo a reservas voluntarias, caja que ahora asciende a 2.542 millones de euros.

Al accionista se le plantean tres opciones. La primera de ellas es la de recibir el efectivo. Se trata de cobrar el dividendo de toda la vida. El dinero lo recibirán los accionistas el 1 de febrero. Pero para ello, tienen que avisar a su banco de que se decantan por esta modalidad de cobro. La fecha tope para solicitarlo es el 21 de enero.

Recibir nuevas acciones es la segunda opción y es la que el accionista debe elegir si cree que las acciones van a subir en Bolsa. También es la que se debe elegir si no se quiere que la participación dentro de la compañía se vea reducida. A nivel fiscal no lleva retención y no tiene consecuencias inmediatas. Tendrá implicaciones cuando vendas las acciones en el futuro, ya que Hacienda considerará que el precio de adquisición originario es menor, y por tanto la plusvalía será superior.

Y la última opción es vender los derechos en el mercado. Si se elige esta opción, el accionista recaudará dinero en efectivo pero no porque lo pague ACS, sino por la venta de los derechos en el mercado, es decir, en Bolsa. La cantidad a ingresar es incierta ya que los derechos varían constantemente de precio, pero el valor de partida es similar a lo que ACS se compromete a pagar a los accionistas que quieran el efectivo.

Pago anterior

El último reparto tuvo lugar en julio, en ese caso como dividendo complementario con cargo al ejercicio 2020, que ascendió a 1,27 euros por acción. El 60% de los accionistas optó por recibirlo en forma de nuevas acciones y, el 40% restante, en efectivo.

Esta operación está en línea con las actuaciones que viene realizando ACS desde el año 2012 y con la práctica en los últimos años de otras importantes compañías cotizadas, que cada vez más dan a sus accionistas la opción de elegir entre estas dos alternativas o una combinación de ambas.

Hasta septiembre de 2021, ACS registró un beneficio neto atribuido de 545 millones de euros, lo que supone un crecimiento del 24,7% respecto al mismo periodo del año pasado, toda vez que la recuperación económica tras el paso del Covid-19 impulsó todas sus áreas de negocio y, especialmente, gracias a la contribución de su participada Abertis, que se anotó un fuerte aumento en el tráfico de sus autopistas.

Normas
Entra en El País para participar