El talento pasa de los procesos de selección poco innovadores

La mitad de las empresas no responde a los candidatos hasta pasadas dos semanas

Los postulantes de mayor calidad asumen que han sido rechazados y buscan mejores opciones en otras compañías

El talento pasa de los procesos de selección poco innovadores
Getty Images

El mercado laboral europeo sufre desde hace años una importante brecha por la aparente falta de talento para cubrir determinados puestos de trabajo y por una competencia cada vez más feroz por encontrar a ese perfil idóneo. Aun así, las grandes empresas siguen sin innovar en sus procesos de selección y sin tener en cuenta las prioridades de esos postulantes, según concluye el último informe sobre la experiencia de los candidatos en Europa, elaborado por la escuela de negocios HEC para la plataforma de talento en la nube iCIMS.

Aunque ya existen herramientas en el mercado que aprovechan tecnologías como la inteligencia artificial para mejorar los procesos de búsqueda de trabajo, nueve de cada 10 empresas europeas no cuentan con ningún tipo de asistente digital en sus portales de empleo. Además, la mitad de las empresas que han sido muestra del estudio (las clasificadas en la lista Fortune 500) no responde a los candidatos hasta pasadas dos semanas desde la recepción de la candidatura y, en la mayoría de los casos, la respuesta se envía desde una cuenta de correo genérica. Esto, asegura la compañía, causa incertidumbre al candidato y provoca un daño de imagen corporativa por la falta de empatía o personalización en el trato del que puede ser un futuro empleado.

La responsable global de atracción y movilidad de talentos de MSCI, Faye Woodhead, reconoce que hay herramientas digitales que han tenido un enorme impacto tras la pandemia y que los departamentos de recursos humanos todavía no han sido capaces de aprovechar bien. “Si puedo hacer mis compras semanales en cinco minutos mientras espero el autobús, ¿por qué no puedo solicitar un nuevo trabajo de esa manera? Si puedo completar la reseña de un restaurante después de una buena o mala comida, ¿por qué no después de una entrevista de trabajo? Y, si puedo rastrear un paquete que he pedido hasta si está a un kilómetro de distancia, ¿por qué no puedo ver dónde estoy en un proceso de contratación?”, reflexionó este jueves durante el debate Cerrar la brecha entre las expectativas de los candidatos y la realidad actual, que tuvo lugar dentro de la programación del Inspire European Summit 2021.

De hecho, el estudio afirma que la mayor parte de las organizaciones estudiadas no actualiza a sus candidatos sobre el estado de su solicitud de empleo y el 6% ni siquiera confirma la recepción de la candidatura. Estos comportamientos, dice, ponen en riesgo a los candidatos de mayor calidad, que asumen que han sido rechazados y buscan mejores opciones en otras compañías.

En ese sentido, la jefa global de adquisición de talento en Adidas, Aimée Meher-Homji, incidió en la importancia de ofrecer una buena experiencia a los candidatos, ya que también son consumidores. “Si alguien tiene una mala experiencia con nosotros cuando se postula para un trabajo por el trato recibido, cuando vaya de compras elegirá a Nike en lugar de a Adidas. Somos muy conscientes de los costes que supone”, explicó.

Solicitudes por Snapchat

Para encontrar ese talento, aseguró Mehel-Homji, cada vez es más importante estar presente en redes sociales como Facebook, TikTok o Snapchat, que han llegado incluso a servir como intermediario para mandar ofertas de trabajo, según comentó. Sin embargo, el responsable global de gestión de talento en ING, Christophe Vanden, advirtió del riesgo que este tipo de plataformas tienen a la hora de crear una expectativa que no se corresponde con la realidad para el posible nuevo empleado. “Todos sabemos que Instagram no es la vida real y, si los candidatos pasan por este tipo de proceso y obtienen la versión de las redes sociales, en algún momento se darán cuenta de cuál es la versión real de la empresa y se sentirán engañados. Eso es algo que debemos evitar, así que hay que tener mucho cuidado con no venderse demasiado”, confesó.

En su caso, uno de los cambios que se ha quedado tras la pandemia en los procesos de selección de la compañía son la entrevista por videollamada. “Ahora podemos volver a la entrevista cara a cara, pero los candidatos consideran más conveniente poder hacerlo virtualmente, así que continuamos haciéndolo”, defendió Vanden. Así, les cojan o no, pierden menos tiempo. De media, un candidato necesita seis minutos y 11 segundos para enviar una solicitud de empleo, según el estudio. Solamente tres empresas exigieron más de 15 minutos.

Normas
Entra en El País para participar