Cuidar la salud mental, el nuevo beneficio que quieren los empleados

La contratación de servicios de bienestar psicológico ha aumentado un 24%

Cuidar la salud mental, el nuevo beneficio que quieren los empleados
Getty Images

Este domingo, 10 de octubre, se celebra el Día Mundial de la Salud Mental, algo que después de la crisis sanitaria ha dejado de pasar desapercibido. Los servicios de prevención y cuidado de la salud mental han sido uno de los más contratados por las empresas en el último año, según la compañía especializada en el cuidado de personas Alares. De acuerdo con sus datos, la demanda de programas de bienestar emocional y psicología online se ha disparado hasta un 24% en 2021 y la contratación de programas con telepsicología para plantillas ha subido hasta un 35%. Los principales motivos, asegura Alares, son los efectos de la pandemia y el aislamiento del teletrabajo, así como otros problemas personales y familiares.

Ante este escenario, las políticas de compensación de las empresas se han visto obligadas a cambiar para adaptarse a las nuevas necesidades de los trabajadores. El director global de compensación y analítica de personas de Indra, Eugenio Muñiz, considera que tradicionalmente siempre se han perseguido dos cuestiones: ventajas fiscales y estatus. “Esto está cambiando. Lo primero, porque cada vez tenemos menos beneficios fiscales por parte del Gobierno y, por otra parte, creo que las nuevas generaciones van cambiando esa mentalidad”, sostuvo este miércoles durante la mesa redonda Beneficios a empleados en la era post-Covid, organizada por Sodexo. Ahora, comentó, hay que tener en cuenta cuatro factores a la hora de diseñar estas políticas: “Flexibilidad, innovación, entender bien a los empleados y conocer el negocio”.

En ese sentido, el jefe de operaciones de personas de Cabify, Ricardo Ramírez, expuso algunas de las propuestas que la compañía ha puesto en marcha, como la opción de solicitar semanas completas de trabajo en remoto para sus empleados tecnológicos o la implantación del tercer viernes de cada mes libre para toda la plantilla. “Es un día retribuido y cotizado que ha tenido una acogida estupenda. Viene por el gran trabajo que han hecho los equipos durante la pandemia, que no han bajado en ningún momento el nivel de excelencia, compromiso y dedicación, y es una manera de agradecérselo”, reconoció. Estas medidas comenzaron como parte de un proyecto piloto en 2021, pero la empresa ya las ha ampliado a 2022.

Para la directora corporativa de compensación y beneficios de Seguros Santalucía, Lorena Ruiz, “el Covid cambió todo y las prioridades se restablecieron a todos los niveles”. El impacto más inmediato, aseguró, se reflejó en los productos que han sido típicamente flexibilizables, como el ticket guardería, el ticket restaurante o la tarjeta de transporte que, en muchos casos, dejaron de tener utilidad. Con la progresiva desescalada, en cambio, todos estos beneficios también han vuelto, pero también hay nuevas demandas. “Lo que está clarísimo es que ha habido un fuerte interés por coberturas sanitarias y de vida por razones evidentes”, sostuvo.

Condiciones personalizadas

Además, los expertos insistieron en la necesidad de una personalización en las condiciones para eliminar la fórmula del café para todos. “Esas medidas son poco eficientes en sus objetivos y sus costes. Hay que estar pendientes del bienestar en todas sus facetas y considerar que la estrategia de beneficios sociales es una pieza más del puzle que tenemos que integrar dentro de nuestro modelo de recompensa total para que sea coherente con sus objetivos”, remarcó Ruiz.

De momento, las empresas parecen estar siguiendo ese camino. Según el estudio Retos de las empresas españolas en la era COVID-19 elaborado por Sodexo, el 60% de las organizaciones considera la conciliación, el bienestar físico y emocional de los empleados como el reto más importante sobre el que empezar a trabajar. Asimismo, el 32% de las compañías destaca como un desafío mitigar el estrés producido por la hiperconectividad, acentuada por el teletrabajo.

“Después de la carga emocional sufrida durante el último año y medio, las organizaciones deben poner especial atención en el cuidado integral del empleado y poner en marcha iniciativas que ayuden a cuidar no solo su salud física, sino también la salud mental para compatibilizar una vida personal y laboral plena”, comenta la directora de marketing de la compañía, Miriam Martín. El desafío es que la salud mental de los empleados sea una prioridad siempre y no solo en su día.

Normas
Entra en El País para participar