Financiación

Grifols coloca 2.000 millones en la macroemisión para comprar la alemana Biotest

El fabricante de hemoderivados ha sufrido rebajas de rating por parte de Moody's y de S&P

Víctor Grifols Deu, consejero delegado de Grifols.
Víctor Grifols Deu, consejero delegado de Grifols. Jordi Play

Grifols logra completar con éxito la macroemisióde bonos sénior a siete años, divididos en euros y en dólares estadounidenses. El fabricante de hemoderivados confiaba en su poderío, pese a que tanto Standard & Poor's como Moody's le han recortado hace unos días las calificaciones y el resultado logrado evidencia que no falló. La compañía logró colocar 2.000 millones. El dinero levantado lo empleará para "financiar y consumar" la compra de Biotest, tras asegurarse casi el 90% de las acciones que adquirirá a la hongkonesa Tiancheng por 1.100 millones de euros. Se espera que el precio se fije este martes 28 de septiembre.

El grueso del importe adjudicado corresponde a la referencia en euros. La compañía ha colocado 1.400 millones en deuda con vencimiento en siete años y posibilidad de amortización anticipada al tercero. El precio exigido por el mercado (3,87%) se sitúa en el rango medio de lo previsto (3,7% y 4%). En deuda en dólares, la farmacéutica ha vendido 705 millones (607 millones de euros) al 4,75%, en la banda baja de la horquilla de precios (4,75%-5%).

GRIFOLS 20,39 1,85%

Empleará el dinero no solo para financiar la compra del equity, sino también para hacerse con la deuda de la compañía, como acordó con Tiancheng el pasado 17 de septiembre. También lo utilizará para  "financiar una oferta pública de adquisición de las restantes acciones ordinarias y preferentes de Biotest que no posee Tiancheng,  así como para pagar los honorarios y gastos relacionados con la operación. Bank of America es el coordinador de la operación.

En la fecha de cierre de la emisión, los fondos procedentes de los bonos se depositarán en cuentas segregadas (escrow accounts, en la jerga), en beneficio de los titulares de los bonos, hasta la consumación de la compraventa. Esta está sujeta a determinadas condiciones, siendo estas la autorización por parte de determinadas autoridades de la competencia, y la decisión de Grifols de lanzar una oferta pública de adquisición voluntaria opa por el resto de acciones de Biotest  que no posee Holdings.

Tras el anuncio de la compra, la agencia S&P Ratings ha rebajado la calificación crediticia de Grifols a BB- desde la anterior BB. Moody’s también ha rebajado el rating de la firma en los últimos días, lo que dificulta la emisión de bonos en curso. Previsiblemente, elevará el precio.

Normas
Entra en El País para participar