China

Evergrande, al borde del colapso: guía para entender la crisis y sus efectos

Evergrande Center en Shanghai, China
Evergrande Center en Shanghai, China REUTERS

La crisis de la deuda de China Evergrande Group podría no ser el "momento Lehman" de China, pero ha provocado sacudidas en las empresas vinculadas a la promotora inmobiliaria y en la segunda economía más grande del mundo.

Los temores de que un colapso de Evergrande pueda provocar un contagio financiero y frenar el crecimiento de la economía china han hecho temblar a los mercados mundiales. El nerviosismo se moderó después de que la inmobiliaria acordara hacer frente a algunos pagos de intereses de deuda local, pero el problema está lejos de terminar con los tenedores de bonos en dólares que aún no han recibido un cupón y sobre el que la compañía no se ha manifestado. El grupo no ha ofrecido ninguna información alguna acerca de otro pago de intereses internacional de bonos de 83,5 millones de dólares que vencieron esta semana, ni otros 48 millones de dólares que vencen el 29 de septiembre. Ambos bonos entrarían en impago si Evergrande no liquida los intereses dentro de los 30 días de las fechas de pago previstas.

Estas son algunas de las claves que tendrán en mente los inversores:

Sector inmobiliario

El tamaño de Evergrande, junto con el control más estricto de Pekín sobre el sector inmobiliario, seguirá teniendo una influencia significativa en los promotores inmobiliarios. La compañía tiene alrededor de 2 billones de yuanes (310.000 millones de dólares) en deuda, lo que equivale al 2% del producto interno bruto de China, según los cálculos de Goldman Sachs, por lo que cualquier venta podría perturbar el mercado.

Independientemente de lo que suceda con Evergrande, los precios de las viviendas en China corren ahora el riesgo de una "caída significativa", según Citigroup. El índice Hang Seng de la Bolsa de Hong Kong cayó a su nivel más bajo en cinco años a principios de este mes. El indicador de 12 miembros incluye Country Garden Holdings, que perdió un 25% desde fines de marzo, y China Overseas Land & Investment, que cayó un 16%.

En cualquier caso, los analistas creen que el efecto no será muy duradero. "El mercado inmobiliario asiático es demasiado atractivo para ser ignorado a largo plazo", señalan desde Julius Baer. 

Deudores e inversores

Las acciones de las empresas que han prestado dinero o han invertido en empresas inmobiliarias chinas seguirán teniendo comportamiento volátil a medida que aumente la posibilidad de un aumento de los préstamos incobrables y la amortización de activos.

Si bien se espera que los legisladores brinden apoyo, algunos bancos pueden convertirse en víctimas, según analistas de Citigroup. El análisis de Citi sobre la exposición crediticia de los bancos chinos a promotoras de alto riesgo sugiere que el riesgo crediticio es más alto para China Minsheng Banking, Ping An Bank y China Everbright Bank. Por el contrario, Bank of Nanjing, Chongqing Rural Commercial Bank y Postal Savings Bank of China serían menos vulnerables.

Los bancos de China minimizan los riesgos. Si bien las aseguradoras chinas han tenido en cuenta las preocupaciones sobre posibles pérdidas por deterioro, el valor empresarial de PICC Group sería el más afectado entre las compañías de. A ella le sigue Ping An Insurance, según Citi en una nota el jueves.

El responsable de calificaciones de instituciones financieras de Scope Ratings, Dierk Brandenburg, si cree que la crisis de Evergrande tendrá inevitables consecuencias, pero no será un gran riesgo para los bancos europeos. "Consideramos que el impacto en los bancos europeos debería ser limitado", señala en declaraciones que recoge la agencia Efe. "Aunque no se puede excluir la posibilidad de una escalada en una crisis crediticia generalizada, consideramos que una forma de contagio tan grave es poco probable en este momento", dice el experto

Así, los analistas prevén que la situación del gigante inmobiliario seguirá generando volatilidad en el mercado a corto plazo, pero descartan que su posible quiebra suponga un riesgo financiero sistémico.

Natixis, sus analistas aseguran que Evergrande "no es Lehman" y creen que aunque "ha hecho tambalear" los mercados financieros, "no es el fin del mundo y no es algo por lo que hay que ponerse a cubierto", ya que en su opinión, los "vínculos del sector inmobiliario con el sistema financiero no son de la misma escala que un gran banco de inversión".

Proveedores asiáticos

Los proveedores de materiales de construcción y electrodomésticos para los proyectos de Evergrande estarán en el foco para evaluar qué deuda mantiene el promotor inmobiliario y lo que el impacto puede significar para la cuenta de pérdidas y ganancias.

Normas
Entra en El País para participar