América está lista para despegar

La vacunación, el crecimiento económico, los beneficios empresariales y, sobre todo, el espíritu de salir adelante de los estadounidenses son las claves

Crecimiento económico y beneficios empresariales van de la mano, en EEUU. En el primer trimestre de 2021, el PIB creció 6,4%, despejados efectos estacionales. ¿El gran impulsor del crecimiento económico? El consumo de las familias (70% del PIB), impulsado por la avanzada campaña de vacunación y la inversión empresarial. El presidente Biden y los primeros espadas de Amazon, Alphabet, Facebook, Microsoft, Tesla, etc coinciden en que la reapertura de la economía, tras los confinamientos, empujan el crecimiento y la creación de empleo: la tasa de desempleo está en el 6%, diez puntos menos que hace un año.

Los planes de estímulo económico ayudan. El 28 de abril, Biden anunció al Congreso su tercer paquete, este de 1,8 billones de dólares, dedicados a las familias y la educación, que se suman a los 2,3 billones en infraestructuras físicas y de transformación digital y los 1,9 billones bajo el título American Jobs, Made in America, Buy American, que inyectó dinero en las cuentas corrientes de los norteamericanos y salvó 3 millones de empleos. Biden estrenó su tercer plan diciendo “America is ready to take-off”. Los datos lo refrendan: el Índice de Confianza del Consumidor en abril es de 124 puntos, versus 108 de marzo. Cada mes se crea casi 1 millón de empleos. La FED anunció el 28 de abril que mantendría los tipos en 0% y seguiría comprando bonos del Tesoro e hipotecarios.

Los mercados de valores reaccionaron al alza, con el Dow en 33.885; S&P 500 en 4.206 y Nasdaq 100 en 14.030. Crecimiento económico y bonanza en las bolsas acabaría con el decoupling que hubo durante 2020. A esta convergencia se suman los resultados empresariales récord de las empresas tecnológicas BigTech. Los bancos ya presentaron sus excelentes resultados: JPMorgan Chase, Wells-Fargo, Mongan Stanley y Goldman Sachs.

Los beneficios de Apple se disparan (23.600 millones de dólares trimestrales) gracias a la demanda de nuevos 5G iPhones. Apple y otros gigantes tecnológicos se han beneficiado de que estudiantes y trabajadores estuvieron confinados en casa y compraron sus productos a mansalva. Apple aumentó ingresos 54% hasta los 89.600 millones. ¿Motivo? “La reapertura de las economías”, afirmó Tim Cook, CEO de Apple, quien ha demostrado que puede crecer en todas las categorías de productos iPad, Mac y, sobre todo, iPhone.

Apple y otros gigantes tecnológicos se han beneficiado de la mayor demanda del consumo privado y los grandes anunciantes: Alphabet (Google y YouTube), Facebook y Microsoft también obtuvieron resultados récord, impulsados por el mayor gasto en publicidad digital, los videojuegos y, lo más importante, cloud computing, columna vertebral de la digitalización.

Las ventas de Microsoft se dispararon gracias a videojuegos (X-Box y la nube, Azure), llevando su valor de mercado a casi 1,97 billones de dólares, 50% más que el año pasado y solo superada por Apple. Microsoft aumentó 19% sus ventas del tercer trimestre fiscal a 41,700 millones, generando beneficio neto de 15,500 millones, donde los servicios cloud son los grandes aportadores, porque las grandes empresas de tecnología están invirtiendo en centros de datos, mientras compiten por un mercado de computación en la nube de 300 billones de dólares (Gartner): los servicios de procesamiento y almacenamiento de datos remotos, proporcionados por Amazon (AWS), Microsoft (Azure) y Google Cloud y otros (IBM-Red Hat, Salesforce, Oracle) se han convertido en el gran dorado, sin el que Slack (proveedor de software de colaboración en el lugar de trabajo), Netflix y Epic Games (fabricante de videojuegos online), no podrían funcionar.

La publicidad online es la otra gran fuente de ingresos que ha hecho que los beneficios de Facebook y Google se doblaran en el trimestre. Los ingresos por publicidad de Facebook (Instagram y WhatsApp) aumentaron un 46% hasta 25,440 millones, duplicando beneficios hasta 9.500 millones.

También el negocio de Google se está disparando: por tercer trimestre consecutivo, la empresa matriz de Google, Alphabet, superó los objetivos de Wall Street. Los ingresos del primer trimestre superaron en un 7% los pronósticos de los analistas: los ingresos por publicidad aumentaron 32% a 44,700 mil millones, con fuerte participación de YouTube (+49%) y Google Cloud (+46%).

De nuevo, los fuertes beneficios reflejan la anticipación de los anunciantes de que la reapertura de la economía coincidirá con un brote de actividad comercial, poniendo en el centro del ecomerce a Google, Facebook, Apple, Microsoft y las empresas que gestionan las infraestructuras (American Tower y Cellnex Telecom).

Otras compañías tecnológicas que obtuvieron resultados récord fueron Tesla (debido a sus inversiones en la criptomoneda Bitcoin, más que a la venta de coches) y Samsung.

No solo las compañías tecnológicas están beneficiándose de la apertura económica. En breve, los cruceros volverán a navegar y los cines –como destacó la ganadora del Oscar como mejor actriz, Frances McDormand–, abrirán sus puertas. Igualmente, las compañías de ocio y entretenimiento físico, como los parques de Disney, quien ha conseguido mantener beneficios gracias a su televisión en streaming, Disneyplus. Y hoteles, bares, restaurantes, aerolíneas, etc.

Hay en EEUU un fortísimo deseo de volver a la normalidad, aunque tenga componentes híbridos –físicos y digitales–, como el teletrabajo o el ocio en casa. BigTech impulsa la productividad empresarial propia y del resto de sectores, al tiempo que el Gobierno ayuda a las familias a recomponerse con ayudas directas que impulsan el consumo y, a su vez, la producción (por ejemplo, de automóviles).¿Lo más importante? El espíritu de salir adelante de los norteamericanos.

Jorge Díaz Cardiel es Socio de Advice Strategic Consultants