Patronal y sindicatos exigen prorrogar los ERTE sin modificaciones

Díaz defiende que lo que funciona bien no debe cambiarse

Patronal y sindicatos exigen prorrogar los ERTE sin modificaciones
EFE

El 43 Congreso Confederal de UGT, celebrado en Valencia, arrancó ayer en mitad de una importante coincidencia de postura entre sindicatos y patronal: todos exigieron al Gobierno que la prórroga de los ERTE se lleve a cabo sin modificar las condiciones actuales y que se deje el decreto actual tal y como está. Y, horas después, tenía lugar la manifestación de lo que parece otra discrepancia entre ministros del Gobierno de coalición.

Los modelos de ERTE ligados a la pandemia finalizan su vigencia el próximo 31 de mayo. Gobierno y agentes sociales están de acuerdo en prorrogarlos y, para ello, se va a celebrar una reunión el próximo viernes para extenderlos hasta el 30 de septiembre. El problema es que a finales de la semana pasada se conoció que dicha prórroga podría contener un cambio: una reducción en las exoneraciones de las cuotas a la Seguridad Social de aquellos trabajadores que sigan en ERTE, a la vez que un aumento de las exenciones en las de aquellos que se reincorporen a su puesto de trabajo.

Esta modificación es defendida por la vicepresidenta segunda del Gobierno y ministra de Asuntos Económicos, Nadia Calviño, así como por el ministro de Seguridad Social, José Luis Escrivá, quienes son partidarios de bonificar el regreso a la actividad. Pero no está bien vista por la vicepresidenta tercera y ministra de Trabajo y Economía Social, Yolanda Díaz, como dejó claro ayer en el congreso de UGT. “La ministra que les habla, desde el primer minuto, ha dicho que lo que funciona no debe cambiarse”, dijo sobre los ERTE. Díaz añadió que “tanto UGT, como CC OO y CEOE, conocen que el Ministerio de Trabajo y Economía Social es partidario de mantener la norma que está actualmente en vigor, la última de las normas, tal como la hemos pactado”. Dejó claro su postura al repetir que “esta es la posición del Ministerio de Trabajo y Economía Social” sin mencionar en ningún momento a otros miembros del Gobierno.

La oposición a la propuesta de reducción de exoneraciones por parte de los agentes sociales se hizo pública cuando el congreso de UGT no llevaba ni una hora de celebración. El primero en manifestarse fue el secretario general de UGT, Pepe Álvarez, quien declaró antes de la inauguración que se prorroguen los ERTE “sin abrir una negociación estéril que no lleva a ningún sitio”. Es más, advirtió de “que no vamos a jugar a la prórroga porque no vamos a jugar el partido”. Álvarez señaló que ya hay “un acuerdo sindical y patronal importante” y que el objetivo es que se prorrogue “exactamente el decreto que los regula en este momento”, informa Europa Press.

Unai Sordo, secretario general de CC OO, en su intervención en la apertura del congreso, corroboró esta actitud al afirmar que la unidad de acción con UGT “está muy consolidada y gracias a ella se ha logrado un diálogo social en el que se han tomado “acuerdos muy decisivos como los ERTE, que permiten salvar millones de empleos”.

El presidente de CEOE, Antonio Garamendi, apuntó en la misma dirección. En su discurso, reclamó que la ampliación de estos expedientes de reducción temporal de empleo “se mantengan con las mismas reglas de juego y el mismo balón”. “Compartimos con UGT y CC OO que una prórroga es lo que necesitamos mientras las vacunas no estén”, explicó Garamendi.

CEOE es partidaria de que la extensión de los ERTE llegue hasta el 31 de diciembre, aunque, por el momento, se prevé como finalización la fecha del 30 de septiembre para que al menos se cubran los meses de verano.

De cara a 2022, el Gobierno planea hacer de los ERTE un mecanismo de flexibilización estructural ligado a la formación de los trabajadores afectados.

Normas
Entra en El País para participar