Banca

La banca española no despega, sigue a la cola en rentabilidad y capital de Europa

Los 12 bancos españoles supervisados directamente por el BCE ofrecieron un retorno sobre capital del -4,15%, frente al 1,53% de media en la zona euro

Sede del BCE
Sede del BCE

Los principales bancos españoles supervisados por el Banco Central Europeo (BCE) se mantuvieron en el cuarto trimestre de 2020 prácticamente en el último puesto de toda la eurozona en lo que respecta a la rentabilidad y a la ratio de capital CET1, según los datos publicados por la entidad con sede en Fráncfort este lunes.

Entre octubre y diciembre, los 12 bancos españoles supervisados directamente por el BCE ofrecieron un retorno sobre capital (RoE, por sus siglas en inglés) del -4,15%, frente al -3,60% de los tres meses anteriores y por debajo de la media del 1,53% de la zona euro, que en el tercer
trimestre había alzado un RoE del 2,12%. Solamente los bancos griegos, con un -6,81%, han registrado un peor dato de rentabilidad que los españoles.

En el lado opuesto, los bancos lituanos se mantuvieron como los más rentables del euro, con un retorno sobre capital del 10,60%, casi diez puntos por encima de la media de la eurozona. En segunda posición se situaron de nuevo los bancos estonios, con un RoE del 6,75%.

En el caso de los otros grandes países del euro, los más comparables con España, el retorno de los bancos alemanes entre octubre y diciembre fue del 0,57%, mientras que el de los franceses se situó en el 4,23% y el de los italianos, en el 0,26%.

La baja rentabilidad de la banca de la zona euro representa un problema clave para la estabilidad del sector, según ha destacado BCE en varias ocasiones, que ha venido alentando a las entidades y autoridades nacionales a acometer procesos de consolidación a nivel doméstico y transfronterizo.

Por otro lado, como viene siendo habitual en los últimos trimestres, la banca española ha figurado de nuevo en última posición en la zona euro en cuanto a la ratio de capital CET1, al situarse en un promedio del 12,91%, ligeramente por encima del 12,54% del tercer trimestre, pero
todavía por debajo de la media del 15,62% del conjunto del área del euro.

Los bancos españoles bajo supervisión directa del BCE son los únicos, junto con los de Portugal (14,05%), Austria (14,33%), Grecia (15,12%) e Italia (15,50%) que quedaron por debajo del umbral medio de capital de la zona euro.

Por el contrario, los bancos estonios, con un 29,14%, contabilizaron la ratio CET1 más elevado de los Diecinueve, por delante de la ratio de los bancos de Lituania (21,21%) y los de Bélgica (19,34%).

En cuanto a la ratio de préstamos fallidos (NPL, por sus siglas en inglés), el conjunto de la eurozona se situó al finalizar 2020 en el 2,63%, equivalente a 443.540 millones de euros, por debajo del 2,82% del tercer trimestre del año pasado. Pese a la crisis, los bancos han
continuado reduciendo su ratio de préstamos fallidos y ya es la mejor lectura del dato desde que el BCE empezó a publicar sus estadísticas de supervisión en 2015.

Entre los países del euro, la menor ratio de préstamos fallidos correspondió a Luxemburgo (0,78%), seguida de Estonia y Alemania, con un 1,19% y un 1,20%, respectivamente. En el extremo opuesto, Grecia registró una ratio de préstamos fallidos del 25,54%, por delante de 10,21% de Chipre y del 5,48% de Portugal.

Los bancos españoles registraron un ratio de NPL al cierre de 2020 del 2,93%, equivalente a 69.670 millones de euros, ligeramente por debajo del 2,99% contabilizado en los tres meses anteriores y en línea con la media de la zona euro.

Los préstamos no vencidos sujetos a moratoria caen

Los préstamos y anticipos no vencidos sujetos a moratorias disminuyeron en el cuarto trimestre hasta situarse en 282.000 millones de euros, frente a 766.000 millones de euros en el segundo trimestre de 2020, cuando se aplicaron las primeras medidas de apoyo al crédito.

El Banco Central Europeo (BCE) ha publicado este lunes las estadísticas
supervisoras sobre el sector bancario correspondientes al cuarto trimestre
de 2020.

Por primera vez, el BCE publica estadísticas agregadas sobre el coste
del riesgo y sobre los préstamos sujetos a medidas relacionadas con el
COVID-19.

En respuesta al estallido de la pandemia de coronavirus (COVID-19),
los datos sobre los préstamos y anticipos sujetos a medidas relacionadas
con la COVID-19 se han recopilado siguiendo las normas de información
desarrolladas por la Autoridad Bancaria Europea (EBA, por sus siglas
en inglés).

En el cuarto trimestre de 2020, los nuevos préstamos y anticipos
sujetos a programas de avales públicos aumentaron hasta la cifra de 340.000
millones de euros (frente a 183.000 millones de euros en el segundo
trimestre).

Otros préstamos y anticipos sujetos a medidas de reestructuración
o refinanciación relacionadas con la COVID-19 (no vencidos) se mantuvieron
prácticamente estables y se situaron en 50.000 millones de euros a finales
de 2020, según las estadísticas del BCE.

La rentabilidad de los bancos más grandes de la zona del euro se
redujo, y la rentabilidad agregada de los recursos propios se situó en
el cuarto trimestre en el 1,53 %, lo que representa una caída frente
al 5,16 % observado un año antes.

En términos agregados, la ratio de capital de nivel 1 ordinario (CET1)
se situó en el 15,62 % en el cuarto trimestre de 2020, la ratio de Tier
1, en el 16,95 %, y la ratio de capital total, en el 19,51% (frente al
14,94 %, el 16,13 % y el 18,60 %, respectivamente, del mismo trimestre
de 2019).

Por países, las ratios de CET1 agregadas oscilaron entre el 12,91
% en España y el 29,14 % en Estonia.

Entre las categorías de modelo de negocio, las entidades de importancia
sistémica mundial registraron la ratio de CET1 agregada más baja (14,46
%) y las entidades de desarrollo/promocionales, la más elevada (32,09%).

La ratio de préstamos dudosos agregada cayó hasta el 2,63 % en el
cuarto trimestre de 2020.

El volumen de préstamos dudosos se redujo un 12,4 % en un año y pasó
de 506.000 millones de euros en el cuarto trimestre de 2019 (última fecha
de referencia antes del estallido de la pandemia) a 444.000 millones
de euros en el mismo trimestre de 2020.

Por países, la ratio media de préstamos fluctuó entre el 0,78 % en
Luxemburgo y el 25,54 % en Grecia.

Por categorías de modelo de negocio, los custodios y los gestores
de activos registraron la ratio de préstamos dudosos agregada más baja
(0,35 %) y los prestamistas diversificados, la más alta (5,74 %).

Normas
Entra en El País para participar