Legislación laboral

Más de 2.000 repartidores piden que la 'ley de Rider' incluya la opción de poder ser autónomo

El cierre de Glovo durante la manifestación de los 'riders', presuntamente para incentivar a los repartidores a ir a la manifestación, levanta la polémica

Más de 2.000 riders se han movilizado hoy en 12 ciudades españolas para reclamar que la 'ley de riders' que ultima el Gobierno incluya la opción de trabajar como autónomo. La concentración ha sido promovida por la Asociación Profesional de Riders Autónomos (APRA), la Asociación Autónoma de Riders (AAR) y la Asociación Española de Riders Mensajeros (AsoRiders).

Los manifestantes exigen su "legítimo derecho" a elegir ser asalariado o autónomo. "La Ley de riders debe incluir la opción de ser autónomo si el repartidor así lo prefiere por razones económicas, de flexibilidad o de conciliación. No puede ser que, por trabajar con una app, nos prohíban ser autónomos", ha asegurado Gustavo Gaviria, portavoz de RepartidoresUnidos.org.

Los repartidores que se han movilizado trabajan para plataformas como Deliveroo, Uber, Glovo y también para empresas como Amazon y Seur. Las manifestaciones han tenido lugar en Madrid, Barcelona, Valencia, Palma de Mallorca, Las Palmas de Gran Canaria, Santa Cruz de Tenerife, Oviedo, Gijón, Málaga, Ponferrada, Vigo y Albacete.

Los manifestantes al vuelto a reclamar al Ministerio de Trabajo qe cuente con el sector de los repartidores en la elaboración de la ley. En ese sentido, Jordi Mateo, presidente de APRA, ha criticado desde la manifestación en Barcelona que "negociando tenemos a unos sindicatos que no tienen representantes en el colectivo de repartidores, a una patronal que solo escucha a las empresas y a un Gobierno que pasa de los trabajadores. Así no es posible avanzar".

Este colectivo ha lamentado que "tras innumerables cartas y peticiones de reunión", el ministerio haya decidido excluirles de la regulación que marca nuestro futuro. "Se ha cumplido el peor de nuestros temores: la Ley Rider da la espalda a los riders", han añadido.

En la misma línea, las asociaciones convocantes de la movilización han indicado que están intentando que se les tenga en cuenta por diferentes medios. "Hemos hecho llegar nuestra preocupación al gremio de la hostelería, dado que es compartida; así como a la CEOE, dada su oposición al texto actual. No entendemos por qué el Gobierno no quiere escucharnos cuando otros partidos sí que se están interesando por nuestro punto de vista".

Las tres organizaciones han leido un manifiesto en el que piden a los diputados a través de un manifiesto que la ley pueda hacerse a través de un "debate abierto, real y plural". Y han reiterado el mensaje que ya hicieron llegar a la ministra de Trabajo, Yolanda Díaz, el pasado febrero a través de una carta: "El Gobierno se ha esforzado mucho en pintarnos como trabajadores precarios, pero nos aboca al modelo de Just Eat, donde el repartidor trabaja para una flota, con un contrato de 15 horas por 400 euros y tiene que estar disponible para trabajar los siete días de la semana a cualquier hora, además de poner la moto y el móvil".

Las movilizaciones de hoy no han estado, sin embargo, libres de polémica, después de que Glovo emitiera pocas horas antes un comunicado informando que cancelaría su servicio de reparto a domicilio en las zonas de las manifestaciones para "evitar afectaciones operativas". Según ha señalado a Europa Press, el coordinador de turespuestasindical.es de UGT, Rubén Sanz, dicha acción es "un cese de actividad" no justificado y con una motivación "que no es otra que obligar a la gente a manifestarse para defender el modelo de falsos autónomos".

La decisión de Glovo (otras plataformas también han mandado correos a los repartidores advirtiendo que el servicio se podría ver afectado, pero sin cerrarlo) ha sido criticada desde la plataforma Rider x Derechos, que asegura que estudiará si denuncian lo que tildan de cierre patronal, ya que según el artículo 8.9 de la Ley sobre Infracciones y Sanciones del Orden Social podría tratarse de una falta muy grave.

Esta asociación señala a través de Twitter que "hace cuatro años absolutamente nadie quería ser falso autónomo" y que, por eso, "las plataformas empezaron a crear asociaciones afines. A nosotros nos propusieron ser una de ellas". Las plataformas niegan rotundamente estar detrás de las asociaciones convocantes de la manifestación y de incentivar la misma, aunque la mayoría reconozca que apoyan la petición de los riders que han convocado las concentraciones. 

Pese a las movilizaciones de los riders, el secretario de Estado de Empleo y Economía Social, Joaquín Pérez Rey, afirmó ayer que se están intentando cerrar los últimos flecos del texto de la Ley de trabajadores de plataformas digitales, la llamada Ley de riders, y que cree que el acuerdo es "inminente". Algo que también señaló hace dos días la vicepresidenta tercera y ministra de Asuntos Económicos y Transformación Digital, Nadia Calviño, en el programa La Hora de La 1 de TVE.

Calviño aseguró respecto a la ley que espera que "en días o semanas" puedan alcanzar un acuerdo con los agentes sociales. "Las cuestiones que quedan son menores, pero en cuanto se produzca el acuerdo el Gobierno lo llevará de inmediato al Consejo de Ministros", añadió. Según apuntó, España tendrá la primera Ley de riders de Europa.

El último borrador conocido de la citada ley señala que se concederá tres meses a las plataformas de delivery para dar de alta a sus trabajadores como asalariados de sus plantillas, acabando así con la relación mercantil de "falsos autónomos" que, según el Gobierno, ahora tienen la mayoría.

Normas
Entra en El País para participar