Plataformas digitales

Consenso para que la ley obligue a que los repartidores sean asalariados

Trabajo redactará ahora el texto final de la propuesta normativa, que patronal y sindicatos decidirán si respaldan en su conjunto

Imagen de una protesta de repartidores de plataformas digitales de entrega a domicilio.
Imagen de una protesta de repartidores de plataformas digitales de entrega a domicilio.

La futura ley que regulará las condiciones laborales de los repartidores de las plataformas digitales de entrega a domicilio determinará que los conocidos como riders (por su nombre en inglés) tendrán que ser obligatoriamente trabajadores asalariados, con una relación laboral con su empleador, y no autónomos con un contrato mercantil, como el que tienen mayoritariamente en la actualidad. En ello han coincidido hoy los responsables del Ministerio de Trabajo, la patronal y los sindicatos, tras la última reunión mantenida para diseñar esta futura ley, según han informado fuentes de la negociación.  

Tras este encuentro que ha durado más de cuatro horas y que ha sido el último, a instancias del Gobierno, los responsables de Trabajo presentarán un documento de síntesis de las propuestas de todas las partes expuestas hoy. Y, sobre ese texto, patronal y sindicatos deberán decidir si apoyan o no el diseño final de la futura norma reguladora de los repartidores de las plataformas digitales. Por lo tanto, si así fuera necesario, los negociadores mantendrán algún encuentro de carácter técnico para terminar de redactar la norma.

De momento, fuentes conocedoras de lo ocurrido hoy en esta reunión aseguran que las tres partes están de acuerdo en laboralizar a estos trabajadores, dando cumplimiento con ello a la sentencia del Tribunal Supremo del pasado 29 de septiembre, que determinó que un repartidor de Glovo, en este caso, debía ser asalariado de la plataforma y no autónomo, por cumplir las condiciones de relación laboral.

En concreto, CC OO destaca como novedad, el cambio de postura de la patronal de hoy, reconociendo este carácter laboral de los riders, por primera vez en la mesa de negociación. Mientras que la propia patronal se ha limitado a decir que la reunión ha terminado sin acuerdo, pero con el compromiso del Ministerio de Trabajo de remitir un nuevo texto y añaden que "se va a seguir trabajando para alcanzar un acuerdo". No obstante, fuentes de la negociación admiten que aunque es cierto que no hay un acuerdo global sobre el texto, sí insisten que el documento presentado hoy por los empresarios recoge expresamente su disposición a que sean asalariados. 

De esta forma, el acuerdo se limitaría de momento a esta cuestión, y en próximos días las partes recibirán la redacción de la ley que propone Trabajo, recogiendo las posturas de empresarios y sindicatos sobre el resto de las cuestiones que se quieren regular. Así, por ejemplo, la principal incógnita es ese documento limitará la regulación solo a los repartidores de las plataformas digitales de reparto a domicilio, tal y como han exigido desde el primer momento los empresarios, o la extenderá a los trabajadores de otro tipo de plataformas. Si bien todo apunta a que se circunscribirá a las de reparto.

Los 'riders' no apoyan la ley

Por su parte, varias de las principales asociaciones de riders han insistido hoy en que los repartidores sigan siendo autónomos para decidir "cuándo trabajar, dónde y cómo hacerlo" y si es con una o con varias plataformas, al tiempo que han pedido a la ministra de Trabajo, Yolanda Díaz, que les escuche porque existen muchas alternativas a la "laboralización forzosa", entre ellas la francesa o la italiana, con acuerdos sectoriales, informa Ep.

Así se han pronunciado la Asociación Autónoma de Riders (AAR), la Asociación Profesional de Riders Autónomos (APRA) y la Asociación Española de Riders Mensajeros (AsoRiders) en un comunicado conjunto en el que han denunciado que la ley de plataformas digitales que prepara el Gobierno junto con patronal y sindicatos, aboca a este colectivo a la precariedad y al paro.

"Una ley que lleva nuestro nombre pero que, por increíble que parezca, el Gobierno está negociando sin tenernos en cuenta; sin escuchar a los riders. Ver para creer", se han quejado.

Así abogan porque España adopte soluciones legales parecidas a la francesa o italiana de corte sectorial. Concretamente reclaman: "Negociar un ingreso mínimo por hora, mejoras en nuestros seguros privados, vacaciones y, sobre todo, un asiento en la mesa de negociación, con Gobierno y plataformas para que los repartidores hagamos oír nuestra voz. Un asiento para que, de una vez por todas, terminemos con esta absurda situación en la que un Gobierno paternalista que no mira por nuestros intereses, unos sindicatos que no nos representan y una patronal que no parece tener mucho interés en nosotros se creen con derecho a elegir nuestro futuro", han señalado.

Normas
Entra en El País para participar