Tipos de referencia

El euríbor de las hipotecas cierra enero en el nivel más bajo de su historia por debajo del -0,5%

Marca el sexto mínimo histórico mensual consecutivo en el -0,505% y aboca a la banca a priorizar los tipos fijos

El euríbor de las hipotecas cierra enero en el nivel más bajo de su historia por debajo del -0,5% pulsa en la foto

El euríbor a 12 meses se hundió aún más en enero. El índice más usado para el cálculo de las hipotecas variables en España ha marcado nuevos mínimos históricos casi a diario y cierra el mes en el -0,505%. Es la primera vez que la media mensual es tan reducida y se sitúa por debajo del umbral del -0,5% que marca la facilidad de depósito del Banco Central Europeo (BCE). Se trata del sexto mínimo mensual consecutivo tras el -0,497% de diciembre de 2020. El dato más bajo de enero lo marcó el jueves y lo repitió este viernes, en el -0,512%. La larga racha del euríbor en negativo, que según las previsiones se alargará en el tiempo, estrecha aún más los márgenes de la banca, que redobla su apuesta por las hipotecas fijas para arañar rentabilidad.

El acelerón en las caídas del euríbor se debe principalmente a la política monetaria del BCE, que en su primera reunión de 2021 reafirmó su postura extremadamente acomodaticia, al tiempo que su presidenta, Christine Lagarde, no descartó más medidas si fuera necesario. Abrió la puerta a más recortes de tipos de interés, incluida la tasa de depósito, ante el continuo deterioro de la actividad económica por las nuevas restricciones para evitar la propagación del Covid.

En este escenario de abundante liquidez en el sistema financiero, los expertos sostienen que el euríbor rondará los niveles actuales en torno al -0,5% durante meses. Creen que si el BCE actúa, entonces el índice podría irse más abajo, pero el consenso apunta a que no debería caer mucho más y que permanecerá en negativo al menos otros dos años, siendo su retorno a positivo "lento" y "gradual". José Lizán, gestor de Magnum Sicav en Solventis, estima que “el euríbor no va a profundizar más a la baja siempre y cuando el tipo de descuento del BCE se mantenga en el nivel actual del -0,5%”. Indica que "es previsible que la inflación repunte algo los próximos meses", de manera que "el euríbor permanecerá anclado en sus mínimos hasta el verano o incluso todo 2021 y volverá a niveles más cercanos a cero según repunte la inflación”.

En HelpMyCash entienden que “es poco probable” que el euríbor siga descendiendo. “Ahora bien, eso podría cambiar si la situación económica de la eurozona empeora y el BCE se ve obligado a implementar nuevas medidas de estímulo, como bajar más los tipos oficiales, por ejemplo. Desde iAhorro esperan que "se estabilice sin grandes cambios. No tendría mucha lógica que el euríbor se mantuviera en el -0,7%. Desvirtuaría al mercado a largo plazo". El departamento de análisis de Bankinter prevé que cerrará 2021 con un valor medio del -0,45% y que acabará el 2022 con una cotización media del -0,42%. Por su parte, Luis Benguerel, consejero en Anattea Gestión, no ve en motivos en el corto plazo para un giro de la política del BCE. Augura, en todo caso, que “cuando se acabe la pandemia en un par de años empezará un cambio de ciclo y se disparará el consumo y se activará la inflación, y será entonces cuando veremos pequeñas subidas de tipos de interés”.

Abaratamiento de las hipotecas

De momento, los mínimos del euríbor son una buena noticia para los hipotecados, que verán reducidas de nuevo sus cuotas, pero una losa para las rentabilidades bancarias. Por un lado, dado que el índice hipotecario por excelencia se situaba en el -0.253% hace justo un año, los préstamos a los que les toque revisión experimentarán una reducción de unos 5 euros por cada 50.000 euros hipotecados. Por ejemplo, para una hipoteca media de 150.000 euros con un plazo de 25 años y un interés de euríbor más 1%, la letra mensual bajará en unos 17 euros, lo que supone un ahorro de casi 200 euros al año.

Además, no hay que olvidar que aquellos que tengan diferenciales del 0,5% o inferiores añadidos al euríbor arrojan ya tipos de interés negativos. No obstante, en estos casos, las entidades optan por aplicar un tipo del 0% y no pagan al hipotecado. Según el portal financiero HelpMyCash, “el cliente tiene derecho a exigir que se le aplique el interés negativo”, aunque matiza que “la suma de dinero generada en intereses negativos sería baja, así que habría que valorar si merece la pena reclamar”.

De su lado, las entidades financieras ven cómo sus rentabilidades siguen menguando por culpa del euríbor. “El euríbor parece consolidar una depresión que lleva tiempo afianzada y esta circunstancia no beneficia en absoluto al negocio bancario. A la banca le favorecen los tipos en positivo porque la dotan de una mayor maniobra”, subrayan desde el comparador financiero sincomisiones.org. Así, los bancos han optado por generalizar la subida de las comisiones en las cuentas para compensar la merma del margen de intereses. “Tiempo atrás las entidades vivían perfectamente gracias al margen de intereses y por tanto apenas repercutían comisiones a los clientes, pero esta práctica ha ido cambiando conforme dicho margen se ha estrechado y ahora abiertamente se aplican comisiones a no ser que tengas una fuerte vinculación”, destacan en sincomisiones.org.

Apuesta por los tipos fijos

Pero además de la subida de las comisiones para, al sector no le queda otra que priorizar las hipotecas fijas si quieren arañar rentabilidad en la concesión de préstamos para viviendas. Los diferenciales más atractivos de las hipotecas variables rondan el 0,8% y, con el euríbor actual, apenas aportan ingresos a los bancos. Es por eso que las entidades optan por reducir aún más los precios de las hipotecas a tipo fijo y atraer al cliente hacia esa modalidad. Según los últimos datos de Estadística, los tipos fijos marcaron en noviembre un mínimo histórico en el 2,77% de media. Y este año 2021 ha arrancado con algunas entidades, como Openbank, rebajando los precios de sus préstamos. Su mejor oferta es del 1,45% TAE. Los expertos señalan que la fuerte competencia llevará al resto de bancos a mejorar también sus ofertas. La contrapartida, eso sí, es una exigencia de mayor vinculación con el banco.

"La estrategia de los bancos seguirá siendo la de apostar por el tipo fijo, que desde hace un tiempo se ha convertido en su mejor aliado para intentar capear la situación de inestabilidad que vive el mercado hipotecario y, en concreto, a un índice tan volátil como es el euríbor", asegura el director de Hipotecas de iAhorro, Simone Colombelli.

Por su parte, en sincomisiones.org advierten que "se concederán hipotecas muy interesantes, pero a un número de demandantes mucho menor. Un perfil que hace un año hubiere sido aceptado por el departamento de riesgos quizás en tres meses requiera de un aval para obtener su préstamo”.

El euríbor a 12 meses cumplirá este febrero cinco años en negativo. Fue en 2016 cuando perforó la barrera psicológica del 0% y marcó una media mensual de -0,008%.

Normas
Entra en El País para participar