Salida a Bolsa

Allfunds se inclina por debutar en Euronext y dejar de lado a BME

La banca abre la puerta a una valoración de 7.000 millones; los accionistas tendrán la última palabra sobre el mercado de estreno

Juan Alcaraz, CEO de Allfunds, y Stéphane Boujnah , CEO de Euronext.
Juan Alcaraz, CEO de Allfunds, y Stéphane Boujnah , CEO de Euronext.

Allfunds, la plataforma de fondos creada por Banco Santander e Intesa San Paolo, trabaja para cotizar en 2021 con una valoración que puede alcanzar los 7.000 millones de euros. Sus planes son, sin embargo, hacerlo en Euronext, en detrimento de la Bolsa española, gestionada por BME, según fuentes financieras.

Inversores, Bolsas y bancos de inversión trabajan ya a pleno rendimiento para una operación que puede ser histórica en España. En más de dos años, el mercado español ha vivido una sequía casi total. Tan solo han debutado dos pequeñas compañías de renovables. Solarpack, que empezó a cotizar a finales de 2018, y hace un mes y medio Soltec. Hay que remontarse a febrero de 2018 para ver una operación de calado en el mercado español, la de Metrovacesa.

Tanto es así que, en el margen alto de las primeras valoraciones de la fintech, sería el mayor debut de una compañía española en más de 20 años. Para ver una operación semejante hay que remontarse a la OPV de Aena en 2015 (4.261 millones), la de Iberdrola Renovables en 2007 (4.477 millones) o a la de Endesa en 1998 (6.325 millones). La diferencia está en que todas ellas optaron por saltar al parqué patrio, gestionado por BME. En esta ocasión, todo apunta, por el momento, a que no va a ser así. Allfunds se decanta por Euronext, dueño de las Bolsas de París, Milán, Ámsterdam, Lisboa, Dublín, Bruselas y Oslo.

El encargado de pilotar la operación es un viejo conocido de la compañía gala, aunque con sede en Holanda. Amaury Dauge fue nombrado nuevo director financiero de Allfunds en noviembre. Este pasó tanto por Deutsche Börse como por la propia Euronext.

También pesa el enfrentamiento entre BME y Allfunds por una operación con una fintech. El papel de Salvador Mas es relevante en este tema.

Las fuentes financieras consultadas añaden que juega a favor de Euronext el papel de este mercado como imán de las tecnológicas europeas. El perfil de Allfunds, probablemente la mayor fintech en toda Europa, encaja en el perfil de cotizada que quiere captar Euronext. Ha desplegado en los últimos años en varios países europeos, incluido España, el programa TechShare. Un plan para preparar a startups que quieran dar el salto a la Bolsa. Su objetivo es ser el parqué de referencia en Europa para inversores especializados en tecnología, que habitualmente se centran en plataformas como el Nasdaq estadounidense. Y cuenta con el argumento de ser el dueño de los parqués de Países Bajos e Irlanda, dos de los países con una tributación más laxa de toda Europa. Allfunds puede mantener su sede social y fiscal en España y cotizar, por ejemplo, en Holanda.

Margen de maniobra

Hasta ahora, todas las firmas españolas que Euronext había conseguido robar a BME eran de pequeño tamaño. Son en esencia socimis además de Lleida.net y de Facephi, que cotizan en BME Growth y en su homólogo en Euronext, y Antevenio, la primera empresa española que saltó a la Bolsa francesa, allá por 2007. Allfunds sería la única gran firma española que daría la espalda a BME.

Las fuentes consultadas indican que el proceso se encuentra aún en una fase inicial. Y que la compañía que pilota Javier Hernani aún tiene margen de maniobra. La compañía aún no ha seleccionado ni siquiera a los bancos de inversión que organizarán la operación. Según indican fuentes financieras, estos tendrán un papel clave a la hora de tomar la decisión final sobre en qué Bolsa cotizar, si bien la intención de la compañía es elegir Euronext.

Está claro que tanto Credit Suisse como BNP Paribas tendrán un sitio preferente en ese ejército de bancos de inversión, dado que ambos son accionistas de Allfunds, con un 22,5% y un 14% del capital, respectivamente. Según Bloomberg, Morgan Stanley y Citi son los mejor posicionados para acompañarles. El fondo de capital riesgo Hellman & Friedman (40,6%) y el soberano de Singapur, con el 22,9%, son los otros dos accionistas.

En caso de perder finalmente el debut de Allfunds, este sería un revés de impacto para el nuevo dueño de la Bolsa española, Six, que desembarcó en España con la misión de revitalizar el mercado.

El accionista compartido de Six y de la plataforma

Credit Suisse. El banco suizo es el segundo mayor accionista de Six, es el grupo propietario de BME, con un 15% del capital. Su papel en la elección del mercado en el que debute Allfunds, si todo llega a buen puerto, será relevante. Salvo sorpresa mayúscula será uno de los coordinadores de la salida a Bolsa. No en vano, él mismo es accionista de referencia, con un 13,95% del capital, de la plataforma que pilota como consejero delegado Juan Alcaraz. Los deseos de este último no pasan precisamente por el estreno en BME. BNP Paribas, el otro banco accionista de Allfunds, y con más porcentaje que Credit Suisse –22,5%– es partidario de Euronext. De hecho, el banco de origen galo es dueño del 2,2% de las acciones de la empresa que tiene como CEO a Stéphane Boujnah. La salida a Bolsa de Allfunds, todavía a falta de saber qué porcentaje se colocará en el mercado, rivalizará con la de la filial de renovables de Repsol, a la que Barclays tasa en 4.100 millones de euros. Esta última, en cualquier caso, tendrá lugar en BME, si finalmente se ejecuta.

Normas
Entra en El País para participar