De Meo: "Renault necesita hacer dieta"

El consejero delegado del grupo francés asegura que la compañía necesitará de más recortes para volver a los beneficios

El consejero delegado del grupo Renault, Luca de Meo.
El consejero delegado del grupo Renault, Luca de Meo. AFP

El consejero delegado del grupo Renault, Luca de Meo, ha asegurado que la compañía deberá ir más allá del plan de recortes anunciado en mayo para volver a los beneficios y que para ello necesitará "hacer dieta".

La multinacional francesa acometerá una reducción de plantilla de 14.600 personas en tres años y en su día descartó la salida de trabajadores de las plantas españolas. Con su llegada al grupo, De Meo consideró que la compañía podría necesitar ir "más lejos de lo esperado" y en enero comunicará más medidas. Al ser preguntado por esta cuestión en una mesa redonda telemática, el italiano ha explicado que la situación del sector es "muy difícil" de prever y que Renault analiza cada día distintas alternativas para volver a la rentabilidad.

"Es muy difícil de prever cómo va a evolucionar la demanda y todo. Cuando Renault anunció el plan, aunque fuera en mayo, hablaba de un recorte del 20% de los costes fijos de la empresa. Con el Covid-19 y el hecho de que hasta 2022 o 2023 no veo que el mercado vuelva a los niveles antes de la crisis, vamos a tener que recortar más aún, esa es la verdad", ha aseverado.

No obstante, De Meo se ha mostrado tranquilo y ha dicho que no quiere transmitir "miedo" a la plantilla. "Tengo que tomar decisiones que son difíciles y si no lo hago no vamos a pasar el desierto, porque la situación de Renault a nivel económico no es ideal", ha advertido.

En el primer semestre del año, Renault sufrió unos números rojos récord de 7.292 millones de euros y el directivo ha indicado que la compañía necesita "hacer dieta" y liberarse de "pesos y cosas que no sirven" para volver a ganar dinero.

Por otro lado, ha expresado que España es "central" dentro de la estrategia del consorcio automovilístico francés y que las plantas que opera en Valladolid, Palencia y Sevilla son de las "más competitivas" dentro de la compañía.

Sin embargo, De Meo ha afirmado que la multinacional centrará la producción de modelos 100% eléctricos en Francia y que a España llegarán variantes híbridas e híbridas enchufables de modelos como el Captur o el Kadjar.

"Vamos a producir el Mégane eVision en Douai, fábrica del norte de Francia, que va a ser nuestro polo eléctrico. Consideramos que las plantas españolas están entre las más competitivas y más importantes que el grupo tiene, entonces quiero asegurar a todo el mundo que España es central en toda la estrategia de Renault", ha apuntado el directivo italiano, que cogió los mandos del grupo galo el 1 de julio.

De Meo ha explicado que la empresa apuesta por modelos híbridos e híbridos enchufables para sus plantas españolas y que José Vicente de los Mozos, vicepresidente de Fabricación y Logística del grupo Renault y presidente de Renault España, continúa negociando acuerdos competitivos para asegurar el futuro de las plantas del país.

"Es importante que el sistema español siga siendo competitivo como lo es ahora. Creo que vamos a centrar más la producción en España en coches como el Captur o el Kadjar, que van a tener versiones híbridas e híbridas enchufables. De momento, estamos centrando la parte eléctrica pura en Francia", ha subrayado.

En España, Renault emplea a 11.000 personas (casi 14.000 teniendo en cuenta todas las áreas) y opera cuatro factorías: Sevilla, de cajas de velocidades; Valladolid, una de motores y otra de automóviles, donde ensambla el Captur; y Palencia, donde monta los modelos Mégane y Kadjar.

Normas
Entra en El País para participar