De Meo abre la puerta a más recortes de plantilla en Renault

El consorcio francés anunció en mayo un tijeretazo de plantilla de 14.600 personas en tres años

El consejero delegado de Renault, Luca de Meo, en el Gran Premio de Monza (Italia) de Fórmula 1 .
El consejero delegado de Renault, Luca de Meo, en el Gran Premio de Monza (Italia) de Fórmula 1 . Getty Images

El consejero delegado de Renault, Luca de Meo, ha abierto la puerta a que el consorcio francés necesite un recorte de plantilla más amplio del que anunció en mayo. El grupo francés meterá un tijeretazo a su plantilla de 14.600 empleos en tres años (que no afectará a España) y el italiano considera que la compañía podría necesitar ir "más lejos de lo esperado".

En un comunicado interno, recogido por medios franceses, el directivo señala que la multinacional del rombo tendrá que tomar decisiones "a veces difíciles, pero necesarias". Además, subraya que la prioridad para Renault ahora mismo es la rentabilidad y opina que los nuevos modelos de la marca "no son lo suficientemente rentables". "Renaulution" es como la empresa ha denominado a esta "revolución".

De este modo, para conseguir un mayor beneficio, De Meo se centrará en dos medidas: actualizar los vehículos y acelerar el ahorro de costes. Para ello, destaca que puede que sea necesario "ir más lejos" de lo esperado inicialmente en su plan de ahorro de costes. "El plan 2022 es una base, no un fin en sí mismo", dice en el comunicado dirigido a los empleados.

El directivo también pretende ahorrar dinero a través de la revisión de la estrategia de internacionalización del grupo, así como reduciendo la oferta dentro de su gama de productos alrededor a un 30%. Además, será necesario revisar los acuerdos con los proveedores.

De Meo nombra al Grupo PSA como un modelo a seguir, después de que la compañía pasase por graves problemas financieros y se convirtiese en uno de los fabricantes europeos más rentables. "A pesar de nuestras desventajas, podemos inspirarnos en su estrategia y seguir el mismo camino, al menos al principio", destaca.

La compañía presentó en mayo su plan estratégico a tres años y prevé recortar costes en 2.000 millones de euros para volver a un crecimiento rentable y sostenible, tras entrar en pérdidas el año pasado por primera vez en una década, y hacer frente a la crisis provocada por el Covid-19.

El grupo Renault también comunicó la semana pasada una nueva estructura de negocio para crear una organización más simple y orientada a los resultados. Este fue el primer movimiento de Luca de Meo al frente del consorcio automovilístico francés, que ahora tendrá cuatro divisiones: Renault, Dacia, Alpine y Nueva Movilidad.

Normas
Entra en El País para participar