Los hoteleros piden al Ejecutivo un bono de viajes de 63 millones para compensar el fin del Imserso

Es la parte que subvenciona cada año y creen que serviría para estimular el turismo nacional en temporada baja

Turistas en la playa de Benidorm
Turistas en la playa de Benidorm

El Ejecutivo ha plasmado esta mañana en el Boletín Oficial del Estado (BOE) la supresión definitiva del programa de vacaciones del Imserso. "Dado que el colectivo al que van dirigidos los programas de turismo y termalismo social del Imserso es uno de los colectivos más afectados por la pandemia, se hace necesario adoptar la medida excepcional de cancelar dichos programas aprobados para la temporada 2020/2021 y para la temporada 2020", reza la orden ministerial.

Esta medida es la puntilla para un sector hotelero, que no ha levantado cabeza desde marzo, con un verano plagado de cuarentenas y rebrotes, y cuya única esperanza, ante el cierre del tráfico aéreo, era el programa de vacaciones del Imserso, dotado con 900.000 plazas y que genera un gasto de 500 millones, de los que el Ejecutivo aporta 63 millones como subvención.

"El Gobierno se ha precipitado. En lugar de cancelación, tenía que haber sido una suspensión porque tenemos la esperanza de que se puea reconducir la situación sanitaria, si no en el último trimestre, sí en el primer cuatrimestre. Incluso se podía haber retrasado. Lo que no se puede hacer es aducir cuestiones de seguridad para su cancelación, cuando al mismo tiempo etamos intentando abrir corredores seguros con los grandes emisores de turistas, como Alemania o Reino Unido. El Gobierno no transmite esa idea de que los destinos no son seguros", recalca Nuria Montes, secretaria general de la patronal hotelera de Benidorm y la Costa Blanca (Hosbec) y secretaria de la Comisión del Imserso en la patronal hotelera Cehat.

Ante la anulacion del programa, Montes reclama que los 63 millones de subvención se destinen a la creación de una ayuda estatal para incentivar el turismo nacional y ampliar el número de colectivos beneficiados. "Ya lo ha hecho Italia, con un bono de 500 euros por ciudadano que luego se deduce en el IRPF y hay algunas comunidades autónomas como Andalucía, País Vasco o Comunidad Valenciana que ya lo han puesto en marcha".

La pionera fue el País Vasco, con un prespuesto de 8,7 millones de euros con bonos de descuentos en hotelería, hostelería y comercio. Andalucía arrancó su programa la pasada semana, con 9 millones de euros para incentivar los viajes dentro de la comunidad autónoma, con un límite del 25% por viaje, de 300 euros por cada salida y un máximo de tres salidas desde el 1 de octubre hasta el 31 de mayo. La tercera será la Comunidad Valenciana, que bonificará a partir del 20 de octubre las pernoctaciones con un máximo del 70% del coste, que no podrá superar los 600 euros.

Normas
Entra en El País para participar