Barceló, Meliá y RIU reactivan los ERTE a la espera de un corredor turístico a Canarias

Confían en que Alemania levante la cuarentena en pocas semanas. Pactan con TUI pruebas rápidas de antígenos en origen.

Turistas en la Playa de los Cristianos, en el sur de Tenerife.
Turistas en la Playa de los Cristianos, en el sur de Tenerife.

Las grandes hoteleras en España volverán a tirar de los ERTE ante la falta de demanda. La ampliación hasta el 31 de enero de 2021 les da oxígeno para afrontar un invierno en el que la incertidumbre, al igual que en verano, les impide programar el negocio.

En ese contexto, todas ellas volverán a meter a una gran parte de trabajadores en ERTE de fuerza mayor y solo dejarán un pequeño retén en Canarias y en destinos urbanos a la espera de ver si prospera el corredor turístico que están negociando a tres bandas el Ejecutivo autonómico, TUI y el Ejecutivo alemán.

Solo Meliá, Riu y Barceló, tres de las cadenas con mayor presencia en Canarias, arrancaron la crisis con 20.000 trabajadores en ERTE y ahora se situarán, según cálculos empresariales, en torno a 10.000 personas, ante las cuarentenas de Alemania y Reino Unido y la mala situación epidemiológica en España, con rebrotes y las primeras restricciones a la movilidad.

Las tres empresas volverán a suspender el empleo a 10.000 trabajadores

La gran esperanza para revertir parcialmente esa situación está en el corredor turístico de Alemania con Canarias, en el que cuentan como gran aliado con el turoperador TUI. El consejero delegado del área de Hoteles de TUI, Sebastian Ebert, se reunió la pasada semana con el Gobierno de Canarias y confirmó que los vuelos se reanudaban el sábado 3 de octubre. Fuentes cercanas a la negociación recalcan que solo habrá un vuelo al día y que esa estrategia responde a la intención del turoperador de que todos sus pilotos sumen las horas de vuelo necesarias para poder estar disponibles el 1 de diciembre, fecha en la que arranca la temporada alta. Esos dos meses servirán de prueba para ver si el método elegido para detectar contagios (test rápidos de antígenos en orígen voluntarios) y controlar la pandemia (la media de casos de 51,3 por cada 100.000 habitantes) permite que ese corredor sea un éxito y no un fracaso como el de Baleares. En el segundo caso, las fuentes confirman que estos últimos ERTE podrían acabar en ERE en febrero.

RIU tocó techo en mayo a la hora de suspender empleo, con 4.799 empleados en ERTE y solo 738 trabajadores dados de alta, y cerró septiembre con menos de la mitad (2.233 empleados en ERTE). La compañía espera que se reactive el corredor turístico para volver a emplear a más trabajadores, compensando posibles bajas con un número más elevado de altas. En la actualidad tiene siete de los 17 hoteles abiertos en Canarias, aunque augura que en pocos días podría abrirlos todos si la demanda vuelve. En Andalucía cerrará todos los establecimientos y en Madrid, donde cuenta con el RIU Plaza de España, prevé mantenerlo abierto, aún perdiendo dinero, con ocupaciones cercanas al 15%.

Si la iniciativa no funciona como en Baleares, los ERTE podrían acabar en ERE en febrero

Barceló arrancó con 6.500 empleados en ERTE y bajó paulatinamente esa cifra con los hoteles vacacionales (cerró agosto con más del 64% de la planta abierta) y los urbanos que empezó a abrir en septiembre en España (Barcelona, Granada y Murcia) y en el extranjero (Roma, Milán, Praga y Estambul). “La recomendación de varios países europeos de no viajar a España es una muy mala noticia, especialmente para Canarias que ahora inicia su temporada alta. Por tanto, tenemos que aunar esfuerzos en el control de la curva de contagios en Canarias, para conseguir que la prohibición de viajar se elimine cuanto antes. De momento, mantenemos abiertos el 70% de los hoteles en Canarias, pero estamos muy pendientes de la evolución de las reservas para los próximas semanas. Si continúa la recomendación de no viajar desde Reino Unido y Alemania valoraremos la posibilidad de cerrar algún hotel más en las islas”, recalcan.

Por su parte, Meliá inició la pandemia con 8.000 empleados en ERTE y ha recuperado 3.000 trabajadores en verano. Las cifras de empleados con el empleo suspendido fluctuan, tal y como confirman desde la firma, por el cierre de vacacionales y la apertura de urbanos, aunque prevén que se mantendrán en esos niveles. Al igual que el resto de compañías tiene el foco puesto en Canarias, con nueve hoteles en Tenerife y tres en Fuerteventura.

Hesperia pide negociar con Reino Unido

Competidores. El grupo inversor Hesperia cuenta con 32 hoteles y solo tres en Canarias (dos en Lanzarote y uno en Fuerteventura), pero solo los dos de Lanzarote (Dreams y Secrets) suman 1.000 habitaciones, el 25% del total de la hotelera. “Hemos invertido 25 millones y no comprendemos porqué no pueden venir turistas británicos a Canarias y sí al Algarve o Túnez”, recalca Gonzalo Alcaraz, recién nombrado director general de negocio de Hesperia.

Cuarentena. Por ello reclama al Gobierno que acelere la negociación con Reino Unido para levantar la cuarentena. “La marca España está aplastando a la marca Canarias”, recalca. Hesperia tiene abierto el hotel Secrets en Lanzarote, con 335 habitaciones, prevé abrir el 1 de noviembre el Hesperia Bristol Playa en Lanzarote (192 habitaciones) y el 1 de febrero el Dreams en Lanzarote (467 habitaciones).

Invierno. “En unas semanas cerrarán Túnez y Portugal y el único destino en Europa con buen clima será Canarias, en un contexto sin viajes de largo radio”. Alcaraz cree que también habrá presión de aerolíneas y turoperadores británicos (TUI UK, Jet2 o Ryanair) para evitar dejar más flota parada.

Normas
Entra en El País para participar