La UE activa el fondo para costear los ERTE con el 87% de su capacidad de fuego

Los socios ya han puesto los avales para que SURE eche a rodar cuanto antes

La presidenta de la Comisión Europea, Ursula von der Leyen.
La presidenta de la Comisión Europea, Ursula von der Leyen.

La Comisión Europea ha activado este martes SURE, el mecanismo comunitario para costear los ERTE y planes europeos similares, con poco más del 87% del total de su potencia de fuego. Así, los Estados miembros que hayan solicitado las ayudas recibirán un total de 87.300 millones de euros de los 100.000 millones de los que la herramienta podía llegar a disponer. A España, según el plan de Bruselas, le corresponden algo más de 21.300 millones de euros, solo por detrás de Italia, que recibirá 27.400 millones. Polonia ocupa el tercer lugar, con poco más de 11.200 millones de euros. Madrid, de esta forma, recibirá el 24% del montante final, mientras que Italia se hará con el 31%.

Para que SURE echase a rodar, los Estados miembros debían aportar, en proporción a su Renta Nacional Bruta (RNB), los 25.000 millones de euros en garantías necesarios. Todos los socios, ha explicado Bruselas esta martes, han abonado ya sus correspondientes avales, y solo falta que los parlamentos nacionales aprueben el mecanismo, un trámite que ya está asegurado y que es necesario para que el primer tramo de ayudas se reparta en otoño de 2020, y el resto a partir de 2021.

En total, 16 países de la UE han solicitado acceso a las ayudas. Otros como Alemania, Países Bajos o Francia han optado por no requerir el oxígeno comunitario, permitiendo que las cuantías que reciban el resto de capitales sean mayores. Los fondos se han repartido en base a criterios como el impacto de la pandemia en el empleo o el sobrecoste generado en las arcas públicas a la hora de asumir parte del salario de los trabajadores afectados. El único requisito era que los tres países que más cantidad aglutinen no sumasen, en conjunto, más de 60.000 euros.

Bélgica, con 7.800 millones, Rumanía (4.000 millones) o Grecia (2.700 millones), son otros de los socios más beneficiados por una herramienta que, para la presidenta de la Comisión, Ursula von der Leyen, es "un claro símbolo de solidaridad ante una crisis sin precedentes".

La ayuda llegará en forma de préstamo, en condiciones ventajosas y con un vencimiento a 15 años. Durará en torno a 18 meses desde que sea aprobada y será el Ejecutivo comunitario quien decida cómo se produce el desembolso, en un máximo de 10 tramos.

SURE, que junto al MEDE y las ayudas del Banco Europeo de Inversiones (BEI) formaba parte de la respuesta inicial de la UE a la crisis sanitaria y económica, fue diseñado para abordar los costes relacionados con la financiación de los planes nacionales de trabajo a jornada reducida y otras medidas similares destinadas a los autónomos.

La triple red de seguridad para Estados, empresas y trabajadores, como se bautizó a esta herramienta, tenía una capacidad de 540.000 millones de euros. A los 100.000 millones de SURE se le añaden 200.000 millones del BEI y otros 240.000 millones del MEDE.

Normas
Entra en El País para participar