Hidrógeno y biometano, en el foco de las nuevas inversiones

El gas renovable reduciría un 10% la emisión de gases de efecto invernadero a la atmósfera, según un estudio

gas
Vista aérea de tanques de almacenamiento de gas.

Con la economía española al ralentí como consecuencia de la pandemia del Covid, el sector del gas se ha desmarcado con un protagonismo absoluto y creciente. En las últimas semanas se han concentrado varias alianzas y acciones estratégicas bajo un doble escenario: el impulso del gas renovable y la agenda de 2030.

Según un estudio de la Fundación Naturgy, la introducción de los gases renovables en España reduciría en más del 10% las emisiones de gases de efecto invernadero previstas para 2030. “Este vector energético será, en el futuro, un agente activo como fuente de energía renovable, facilitando la integración de los sistemas gasistas y eléctricos, apoyando la gestión eficaz de residuos y contribuyendo a la economía circular”, señala el informe.

En Europa hay 540 plantas de biometano y en España solo una

Desarrollar el potencial de España pasa por dar un impulso definitivo a los gases renovables que permita alcanzar el nivel que ya tienen otros países europeos, especialmente en lo que respecta al biometano. La fundación explica que, “en nuestro país, una cantidad importante de residuos orgánicos biodegradables y de biomasa agrícola y forestal (cerca del 40% de la superficie está ocupada por bosques), no se explota adecuadamente. En Europa hay instaladas más de 540 plantas de producción de biometano, mientras que en España solo hay una”.

Días antes de que se decretara el estado de alarma (que inició el 14 de marzo), se conoció una alianza entre Enagás y Alantra para crear una nueva gestora que invertirá en compañías de transición energética.

Enagás se alía con Alantra para crear un fondo que invierta en sectores verdes

El objetivo es lanzar un fondo de alcance europeo bajo la denominación Clima Energy Transition Fund, con un tamaño objetivo de 150 millones de euros y que tomará “participaciones minoritarias en empresas con alto potencial de crecimiento en sectores como hidrógeno verde, biogás, eficiencia energética, descarbonización, movilidad sostenible y digitalización para la transición”. Alantra tendrá una participación del 70% y Enagás, del 30%.

La gasista tiene una dilatada experiencia en el desarrollo de startups del segmento cleantech (iniciativa de apoyo al emprendimiento) gracias a su programa Emprende, con el que ha impulsado ya 12 startups en las áreas de movilidad sostenible, biogás, hidrógeno, industria 4.0 y eficiencia energética.

Este mismo mes se ha conocido también otra alianza de Enagás con BP Oil España para impulsar proyectos de reducción de emisiones a través del gas renovable. El acuerdo recoge la instalación de infraestructura para el suministro de gas en las gasolineras BP. Y la de Iberdrola con Fertiberia para la construcción de planta de hidrógeno verde para uso industrial, con una inversión de la eléctrica de 150 millones y que operará en 2021.

Posicionar a España

Enagás ha presentado a la Unión Europea, en colaboración con otras compañías, el programa Green Crane de despliegue del hidrógeno renovable en España. “Esta iniciativa, que es candidata a liderar un IPCEI (Important Project of Common European Interest), permitirá fortalecer el sistema energético europeo y posicionar a España como puerta de entrada del hidrógeno en Europa”, asegura.

Dentro de este ámbito, la planta de regasificación que Enagás tiene en Cartagena está desarrollando la primera experiencia de inyección de hidrógeno en red en el país. Además, trabaja en proyectos para impulsar el gas licuado como combustible para la movilidad e igualmente de biogás y biometano.

Sedigas presenta un nuevo ‘think tank’ para impulsar el uso de estas tecnologías

Por otro lado, la semana pasada, la Asociación Española del Gas (Sedigas) presentó un nuevo think tank (laboratorio de ideas) para el estudio del hidrógeno inyectado en las infraestructuras de gas natural.

Según la Comisión Europea, España es el país con mayor potencial de producción y exportación de dicha tecnología en la región debido, en parte, a la estacionalidad del consumo y a la alta cuota de renovables que no garantizan una producción constante. Marta Magarit, secretaria general de Sedigas, dijo que “el hidrógeno y el resto de gases renovables son el garante que necesita el futuro mix energético para lograr una economía neutra en carbono, dado que la electrificación completa no es posible”.

Operaciones a la vista

Escenario. Ernst & Young considera que los movimientos corporativos en el sector del gas y el petróleo este año dependerán “del impacto que tenga el Covid en la economía mundial, de las estrategias que aborden las compañías en relación a la transición energética, las regulaciones sobre el cambio climático y el papel que jugará el gas natural en el futuro mix energético”.

Concentración. Juan Carlos Higueras, profesor del IEB, comenta que “seguro” vamos a asistir a operaciones dentro del sector energético porque “se está produciendo una convergencia de todos los servicios; es algo que ocurre también en las telecomunicaciones”.

Normas
Entra en El País para participar