El PSOE da marcha atrás al pacto con Bildu para derogar íntegra la reforma laboral

Los socialistas se desdicen de lo firmado horas antes, que rechazaban PNV y Calviño

Reforma laboral 2012
La diputada de EH Bildu Mertxe Aizpurua, en el del pleno del Congreso de este miércoles.

Rectificación exprés. Horas después de anunciar y firmar un pacto con Unidas Podemos y EH Bildu para la derogación "íntegra" de la reforma laboral de 2012, el PSOE ha rectificado y especifica ahora puntos concretos a derogar, pero evitando hablar de una derogación completa. El pacto inicial fue suscrito para lograr la abstención de EH Bildu en la votación sobre la prórroga del estado de alarma, que en realidad el Gobierno no necesitaba. En cambio, suscitaba el rechazo del PNV y Ciudadanos, cuyos votos sí eran decisivos. La vicepresidenta económica, Nadia Calviño, también se ha opuesto siempre a la derogación íntegra de la reforma laboral.

El PSOE ha enviado lo que denomina "nota aclaratoria" a los medios en la que señala: "Respecto al acuerdo firmado a lo largo del día de hoy entre el PSOE, Unidas Podemos y EH Bildu, se anula el punto primero de dicho acuerdo", el que recogía la derogación íntegra. Ni Unidas Podemos ni EH Bildu han dicho que se desdicen también de lo firmado, con lo que hay dudas de cómo queda el acuerdo.

Según el PSOE, ese punto se sustituye y ahora queda redactado así: "Derogaremos la reforma laboral. Recuperaremos los derechos laborales arrebatados por la reforma laboral de 2012. Impulsaremos en el marco del diálogo social la protección de las personas trabajadoras y recuperaremos el papel de los convenios colectivos. En concreto y con carácter urgente: Derogaremos la posibilidad de despido por absentismo causado por bajas por enfermedad. Derogaremos las limitaciones al ámbito temporal del convenio colectivo, haciéndolo llegar más allá de las previsiones contenidas en el mismo, tras la finalización de su vigencia y hasta la negociación de uno nuevo. Derogaremos la prioridad aplicativa de los convenios de empresa sobre los convenios sectoriales".

Todas estas medidas sí encajan con lo que el Ejecutivo planeaba hacer ya hacer antes de firmar el acuerdo y, según lo recogido en el acuerdo de gobierno entre el PSOE y Unidas Podemos. De hecho, el Ministerio de Trabajo y Economía Social ya había derogado, mediante un Real Decreto, el despido por absentismo.

Tras esto, y para cumplir con lo pactado entre el PSOE y Unidas Podemos y ahora con EH Bildu, quedaría por recuperar la ultraactividad de los convenios, que permite la prórroga automática de los acuerdos laborales hasta la existencia de un nuevo pacto y que cuya vigencia fue limitada a un año en la reforma laboral.

Y, finalmente, el Ejecutivo ha ratificado su compromiso de hacer que los convenios de ámbito superior a la empresa tengan prioridad aplicativa sobre estos últimos. Esta medida pretende terminar con las devaluaciones salariales aplicadas a través de los convenios de empresa, que tras la reforma laboral de 2012 quedaban por encima de los convenios de ámbitos superiores.

Esta rectificación deja fuera otros cambios que habrían tenido que producirse de haberse derogado de forma íntegra la reforma laboral, como por ejemplo, la recuperación de la autorización administrativa en los Expedientes de regulación de empleo (ERE) así como en los ajustes temporales de empleo (ERTE). El Gobierno también habría tenido que recuperar la indemnización por despido improcedente de 45 días por año trabajado y un máximo de 42 mensualidades o habría tenido que endurecer las causas de los despidos objetivos, eliminando por ejemplo la posibilidad de despedir por una previsión de caída de ingresos.

El acuerdo matizado al filo de la medianoche está firmado por la portavoz del PSOE, Adriana Lastra; el de Unidas Podemos, Pablo Echenique, y la de EH Bildu, Mertxe Aizpurua. Formalmente, el Gobierno no suscribe el acuerdo, pero lo hacen los dos partidos que lo forman. Y, según el comunicado en el que los socialistas rectifican, se mantienen el resto del acuerdo firmado.

En concreto, se permitirá que las entidades locales, forales y autonómicas dispongan de "mayor capacidad de gasto en políticas públicas destinadas a paliar los efectos sociales de la crisis". Se comprometen, asimismo, a que los gastos en políticas sociales de las entidades locales sean exceptuados del cómputo de la regla de gasto y que la capacidad de endeudamiento de País Vasco y Navarra se establezca exclusivamente en función de sus situaciones financieras.

La negociación

Ya durante el debate, la portavoz de EH Bildu en el Congreso de los Diputados, Mertxe Aizpurua, dio por hecha la derogación después de que el presidente del Gobierno, Pedro Sánchez, diera a su vez por hecha la abstención de este grupo ante la solicitud de la quinta prórroga del estado de alarma. Lo hizo en su segundo turno en el debate parlamentario tras el que se votará la autorización del Congreso a esta nueva prórroga. En el primero, había anunciado que EH Bildu estaba negociando con el Gobierno la derogación íntegra de la reforma laboral a cambio del sentido de su voto ante la quinta prórroga, que se debatía entre el 'no' y la abstención'.

En su respuesta a los grupos parlamentarios, Sánchez había agradecido a EH Bildu su abstención y había asegurado que el compromiso del Gobierno de derogar la reforma laboral "permanece indeleble", pero sin matizar si sería una derogación total o no ni relacionarla con ningún tipo de acuerdo con el grupo abertzale. "Se me ha adelantado un poco, ha dado por hecha nuestra abstención", repuso Aizpurua, agradeciéndole con cierta sorna que no tuviera que alargar su segunda intervención para anunciarla ella. Pero seguidamente añadió: "Entiendo que han aceptado el acuerdo para la derogación íntegra de la reforma laboral". Y celebró: "Cuando hay voluntad política, se ve que es posible".

Durante el debate en el Pleno del Congreso, Aizpurua, ha aludido a esta negociación con el Gobierno para culminar una derogación "íntegra" de esta reforma laboral, asegurando que este acuerdo "supondría recuperar una parte de dignidad para los trabajadores y devolverles un mínimo de seguridad".


Normas
Entra en El País para participar