CMS Albiñana & Suárez de Lezo prescinde de dos socios de mercantil y uno de público

Son Javier Leyva, Rafael Sánchez y Juan José Zabala. La firma desvincula la decisión de la situación creada por el coronavirus

CMS Albiñana & Suárez de Lezo prescinde de dos socios de mercantil y uno de público

Continúan los ajustes en el sector legal. CMS Albiñana & Suárez de Lezo ha prescindido de tres socios del despacho. Se trata de Javier Leyva Olarte, Rafael Sánchez Jiménez y Juan José Zabala, los dos primeros socios del área de Mercantil y el último de Derecho Público. Estas salidas se suman a las de otros once profesionales (seis abogados, dos secretarias y tres becarios) que llevó a cabo el despacho hace solo unas semanas por la "baja ocupación" que registraba algunas áreas tras el estadillo de la crisis del Covid-19.

En aquel momento, desde el bufete que dirigen César Albiñana y Rafael Suárez de Lezo, ya apuntaron la necesidad de ajustar el tamaño algunas áreas como Público y Mercantil. Unos departamentos en los que, precisamente, se ha producido la salida de los socios indicados.

Fuentes de CMS, que confirman el movimiento, desligan la decisión de la situación generada por la pandemia. Según explican, el despacho puso en marcha a finales del año pasado un Plan Estratégico 2020-2023 que entre otros objetivos, contempla "el redimensionamiento de determinadas áreas de práctica y consecuentemente de la partnership". "La salida de estos socios es fruto del mutuo acuerdo entre el despacho y los socios salientes, a los que les agradecemos sinceramente su dedicación al despacho estos últimos años, a la vez que les deseamos lo mejor en sus nuevas etapas profesionales", remarcan.

La salida de Javier Leyva y Rafael Sánchez se produce justo dos años después de haberse incorporado al partnership de la firma. Leyva se incorporó al bufete en 2007; Sánchez, en 2004. Juan José Zabala, por su parte, ingresó en el despacho en febrero de 2018.

Esta es la primera salida de socios hecha pública desde que se desató la crisis por el coronavirus. El goteo de ajustes, no obstante, es una constante desde hace unas semanas. Muchas firmas han optado por limitar algunos pagos a socios o han retrasado la entrega de bonus y han congelado sueldos y contrataciones. En el caso de Herbert Smith Freehills o Pinsent Masons, por su parte, las direcciones de los despachos negociaron y aprobaron la adopción de sendos ERTE (con una reducción de un 20% de sueldo y horas de trabajo). Simmons & Simmons y Ashurst se han inclinado, además, por retrasar la designación de nuevos socios.

Normas
Entra en El País para participar