CC OO advierte que peligran 900.000 empleos en el turismo si no se amplian seis meses los ERTE

Se han presentado 200.000 expedientes por causas de fuerza mayor

 Turistas en la playa de Benidorm (Alicante)
Turistas en la playa de Benidorm (Alicante)

Hoteles, bares, restaurantes, cafeterías, discotecas, aerolíneas o agencias de viajes ya tienen encima de la mesa la hoja de ruta para volver a la actividad tras el parón de la actividad económica y el confinamiento de la población española desde el pasado 10 de marzo. Ya saben cuando abrirán, pero no cuando volveran a tener clientes. Y lo peor de todo es que sospechan que no los van a tener durante un largo tiempo, primero por las restricciones a la movilidad entre provincias y el cierre del tráfico aéreo, y en segundo lugar por el estigma creado como uno de los destinos turísticos más dañados por el coronavirus.

En un movimiento sin precedentes, la patronal hotelera Cehat, CC OO y UGT cerraron el pasado domingo un acuerdo en el que solicitaban al Gobierno que los ERTE por fuerza mayor se ampliarán al menos seis meses y que en ellos e incluirían a los trabajadores fijos discontinuos. Gonzalo Fuentes, responsable de Turismo de CC OO, explica las cifras que justifican este acuerdo. "Es el sector más afectado por los ERTE de fuerza mayor, ya que se han presentado 200.000 expedientes que afectan a 900.000 trabajadores", recalca.

La falta de clientes, el cierre de fronteras o los límites a la movilidad son todo factores que juegan en contra de la vuelta a la normalidad y alerta de que están en peligro esos empleos si no se eleva la protección a los trabajadores. "Y el paraguas tiene que ser la ampliación de los ERTE. Lo que pedimos es que la causa por fuerza mayor se amplíe hasta el 25 de junio, fecha en la que ya no habrá restricciones, y que posteriormente se amplien para dar cobertura a los empleados que en la gran mayoría no volverán a sus puestos de trabajo hasta la siguiente temporada", asegura Fuentes en relación con los hoteles. Solo las cinco mayores cadenas hoteleras (Meliá, Barceló, Iberostar, Riu y NH) han presentado expedientes que ERTE que afectaban a 27.000 empleados, pero la cifra es mucho mayor ya que los datos de la patronal hotelera reflejan que hay 15.000 establecimientos censados en toda España.

85.000 ocupados en parques de atracciones y zoos

Otro de los sectores directamente afectados por el estado de alarma y la parálisis del turismo es el del ocio. La Asociación Española de Parques de Atracciones y Temáticos (Aepa) y la Asociación Ibérica de Zoos y Acuarios (Aiza) han remitido una carta a la Ministra de Industria, Comercio y Turismo, Reyes Maroto, en la que le solicitan un plan de emergencia para un sector que emplea a 85.000 personas y recibe 26 millones de vistas al año.

El plan, que afectaría al ParqueWarner, Tibidabo, Terra Mítica, Portaventura, Aquopolis o al Oceanográfico, entre otros centros, recoge también la petición del turismo de extender de la duración de los ERTE por fuerza mayor derivada del COVID-19 por un período de seis meses desde que finalice la prohibición de apertura al público de los parques; la exoneración completa de las cuotas de la Seguridad Social durante ese mismo período, así como un instrumento que les aporte liquidez tras varios meses en el que no han tenido ingresos mientras han continuado con sus costes fijos. Entre las alternativas solicitan una línea especial de financiación avalada por la Administración Pública, el Instituto de Crédito Oficial (ICO) o cualquier otro organismo público o la concesión de ayudas estatales directas al sector de los parques de ocio similares a las que se están aprobando a nivel autonómico dirigidas a empresas turísticas y actividades deportivas y culturales.

Normas
Entra en El País para participar