Cuánto cuesta invertir en Bolsa desde el salón de casa

La comisión que aplican los brókers al particular por comprar títulos del Ibex puede variar hasta en un 2.150%

invertir en bolsa Pulsar para ampliar el gráfico

Invertir en renta variable española puede resultar atractivo teniendo en cuenta el rally de final de año que experimentó el Ibex: sumó un 11,8%, su mayor subida desde 2013, frente a las caídas del 15% con que cerró 2018. La fórmula más habitual, y también más accesible, para el pequeño inversor es hacerlo a través de fondos pero quien desee adentrarse en la Bolsa por su cuenta y riesgo debe tener muy presente el coste de esta operativa. Además de estar atento a las tendencias del mercado, hay que mirar con detalle las condiciones que ofrece cada uno de los brókers, pues los precios entre uno y otro pueden variar desde los 8 a los 180 euros por transacción. Es decir, una diferencia abismal de hasta en un 2.150%.

Tras un estudio realizado por CincoDías con los datos de los principales brókers y tomando como base una compra de acciones valorada en 30.000 euros, los precios de la operación oscilan entre los ocho y los 180 euros, cifras a las que habría que añadir las comisiones de custodia, de cobro de dividendo así como el canon de Bolsa (la comisión cobrada por Bolsas y Mercados Españolas, BME, como intermediario último de la transacción).

De acuerdo con las comparaciones realizadas, el ING Broker Naranja sería el más económico: con una tarifa de ocho euros por operaciones de hasta 30.000 euros (de ser superiores, pasa a ser de un 0,2% del importe de la operación) y sin comisiones de custodia ni de cobro de dividendo.

Los brókers de Bankinter y BBVA también cobraran lo mismo por una operación de esta cuantía, aunque el primero establece una comisión de custodia del 0,04% al trimestre (con un mínimo de seis euros) y de dividendo del 0,25% sobre el valor efectivo (con un mínimo de 1,2 euros). BBVA, por su parte, condiciona esta tarifa a realizar al menos 61 operaciones al trimestre, aunque tampoco cobra comisión de custodia, mientras que la de cobro de dividendo es la misma que la ofertada por Bankinter.

Comprar acciones en España por medio de los brókers de Ibercaja y Renta 4 también tiene un coste similar, de 8,5 y 9 euros, respectivamente. La diferencia, una vez más, estaría en el resto de comisiones. Mientras que el primero cobraría por mantener unos títulos por valor de 30.000 euros, 45 euros al año (siempre que sean de la misma empresa), el precio de Renta 4 sería de 108 euros anuales (nueve euros al mes) más IVA, también suponiendo que los títulos correspondieran a una única firma.

Para una compra de acciones por 30.000 euros, recurrir al bróker de Liberbank sería la opción más cara, con un coste de 180 euros. Asimismo en función de la tarifa elegida, los importes fijados por Bankia y CaixaBank también podrían acercarse a esta cifra. Y es que son varios los operadores que diferencian entre las ofertas para inversores recurrentes y aquellos que realizan compras de acciones de manera esporádica. El intermediario de la entidad presidida por José Ignacio Goirigolzarri dispone del servicio I-Valores, que establece una cuota semestral de 80 euros que reduce el importe de las operaciones al 0,2%, con un mínimo de ocho euros, frente al 0,5% de su Tarifa Internet. La compra antes mencionada de 30.000 euros en títulos tendría un coste de 150 euros con esta última y de 60 con el servicio citado previamente.

La oferta de CaixaBank sigue un esquema similar. Frente a su tarifa estándar con un coste del 0,35% del valor de la compraventa y un mínimo de cinco euros por operación, ofrece una tarifa por packs –disponible para gestiones por internet o a través de dispositivos móviles– con importes fijos o más reducidos en función de la cuantía adquirida. El cliente abonaría siete euros para una compra de valores por hasta 6.000 euros y del 0,15% del importe por encima de esta cifra. Asimismo, se beneficiaría de comisión de custodia gratuita –todo ello si realiza al menos 12 operaciones cada seis meses–, mientras que con la tarifa estándar abonaría un 0,10% del importe, con un mínimo de seis euros por cada valor.

Tarifas por tramos

Vistos los precios de hacer una compra en Bolsa por 30.000 euros, el coste puede variar notablemente en función del importe y del mercado en que se opere. Para los inversores más tímidos, que deciden apostar 100 euros en el mercado bursátil, De Giro sería la opción más económica, con un coste de 2,058 euros. De hecho, este bróker ofrece los mejores precios si no se tiene en cuenta la cuantía de la compraventa, ya que establece un coste máximo de 10 euros. Además, a partir del próximo mes de marzo, el bróker rebajará ligeramente sus tarifas y esta misma operación tendría un coste de 2,05 euros.

El resto de operadores, sin embargo, cuentan con importe fijos para las inversiones más bajas y cuantías que varían en función de la compra y oscilan entre un 0,07% y un 0,6% del importe adquirido. Y aunque la mayoría de las firmas establecen una tasa mínima a abonar, solo Abanca, Bankinter, Ibercaja y Sabadell se unen a De Giro y fijan un precio máximo. No obstante, es necesario precisar que la oferta de Ibercaja está condicionada a los primeros 12 meses como cliente del bróker.

Invertir en el extranjero

Aunque los últimos meses permitieron al Ibex salvar el 2019 con holgura, lo cierto es que sus ganancias se sitúan muy por debajo del resto de parqués internacionales. En EE UU, el índice tecnológico Nasdaq sumó más de un 35% mientras que el Dow Jones y el S&P 500 se anotaron un 22% y un 29%, respectivamente. De vuelta al Viejo Continente, los principales selectivos superaron las subidas del 20%, a excepción del parqué británico, que prácticamente empató con el español en rentabilidad en el año.

Lo ocurrido en 2019 no ha sido un excepción y si se analizan los resultados de la última década el Ibex 35 vuelve a quedar en mal lugar: ha cerrado en positivo solo cinco años y únicamente en dos ocasiones, las ganancias han superado el 20%.

Esto puede hacer que el potencial inversor mire al exterior para rentabilizar sus ahorros. Sin embargo, tiene que tener en cuenta que las tarifas aplicadas por los brókers son diferentes y más elevadas.

Por ejemplo, las tres firmas más económicas para títulos españoles ofrecen tarifas mucho más elevadas cuando se trata de valores que cotizan en el extranjero. En operaciones por valor de hasta 30.000 euros, Bankinter e ING pasan a cobrar 20 euros para compraventa de títulos europeos o 20 dólares si cotizan en el mercado estadounidense. Es decir, duplican con creces la tarifa aplicada para cotizadas nacionales. Por su parte, BBVA multiplica por cinco el precio y cobra 45 euros.

Entre las opciones más caras, se encuentra GVC Gaesco y los intermediarios de Santander y Abanca. Invertir 30.000 euros en acciones extranjeras cuesta 105 euros en los dos primeros –aunque GVC Gaesco reduce el importe a 37,5 euros si los títulos son europeos– mientras que esta operación en Abanca tiene un coste de 135 euros.

Por otra parte, las tarifas ofrecidas por De Giro son muy diversas, en función del mercado en el que se invierta. No obstante, el bróker holandés ha lanzado una apuesta por la inversión en la Bolsa de Estados Unidos y desde el próximo mes de marzo, contará con un modelo de suscripción: los clientes podrán invertir en Wall Street por 2,5 euros al mes, sin ninguna comisión añadida, siempre que el valor de la acción no sea inferior a los cinco dólares. En cualquier caso, esta suscripción no será obligatoria y los inversores podrán seguir optando por la tarifa de 0,5 euros más 0,004 dólares por acción que cobra en la actualidad.

No obstante, hay una opción para aquellos inversores que quieran apostar por uno u otro mercado sin mirar el coste. XTB ofrece los mismos precios sea cual sea el parqué en el que coticen las acciones.

Normas
Entra en El País para participar