El Ibex cierra 2019 con una subida del 11,82%, su mayor ascenso desde 2013

Cierra en 9.549,2 puntos, al nivel de agosto de 2018

ibex 35 Pulsar para ampliar el gráfico

2019 termina como el mejor año para la Bolsa española desde 2013, con un alza para el Ibex del 11,82%, y también como el mejor en más de un lustro para los principales índices bursátiles mundiales. Contra todo pronóstico, las Bolsas han logrado sobreponerse a un ejercicio que comenzó marcado a fuego por la dura corrección de finales de 2018, cuando se temió con intensidad por la llegada inminente de una recesión, y han remontado con fuerza desde aquellos mínimos, hasta el punto de que la recaída en la crisis económica en el corto plazo es un escenario que muy pocos inversores manejan.

El año ha ido claramente de menos a más y ha estado guiado en todo momento por la tensión comercial entre Estados Unidos y China: las dos potencias mundiales acentuaron su escalada proteccionista aun a riesgo de hacer descarrilar el crecimiento económico global. Pero ante las señales que se hacían cada vez más evidentes de impacto en la industria manufacturera y que amenazaban con hacer mella en la confianza del consumidor, los bancos centrales decidieron pasar a la acción en un cambio de política monetaria que fue el gran sostén para las subidas bursátiles.

De hecho, las Bolsas no renunciaron a su senda alcista, aunque con altibajos, incluso a pesar de que la incertidumbre comercial ha estado lejos de despejarse durante buena parte del año y solo ha quedado resuelta, al menos de momento, en la recta final de 2019. Ha sido gracias a las rebajas de tipos de la Reserva Federal y a la nueva andanada de estímulos monetarios del BCE por lo que los inversores retomaron la confianza, en espera de un acercamiento entre Washington y Pekín que se hizo de rogar.

Si el año comenzó con la resaca de las últimas subidas de tipos de la Fed, la institución que dirige Jerome Powell no tardó en corregir el rumbo y ha recortado los tipos en tres ocasiones en 2019. Y en la zona euro, si 2018 terminó con la expectativa de cierta normalización monetaria para el año siguiente, a Mario Draghi no le tembló el pulso para hacer lo contrario. En septiembre aprobó un amplio paquete de medidas que deja un horizonte de tipos a cero sine die –sin fecha concreta para una subida– y la reanudación de las compras de deuda.

De nuevo con el respaldo de los bancos centrales, clave para el tono alcista que domina el mercado desde el estallido de la crisis, las Bolsas se entregaron a las subidas, aunque con distinta intensidad. El Ibex se ha quedado muy rezagado frente a sus vecinos europeos. Su subida anual del 11,82% es prácticamente la mitad de los repuntes que se anotan el Euro Stoxx 50, el Cac 40 o el Dax. Los grandes índices europeos este año logran codearse con las ganancias de Wall Street, donde despunta una vez más el Nasdaq, con una revalorización superior al 35%.

Todos estos índices consiguen superar con creces las pérdidas sufridas en 2018 pero el Ibex, sin embargo, pese a su comportamiento positivo, no logra revertir la pérdida del año precedente, del 14,97%. Los 9.549,2 puntos en que finaliza el selectivo no son más que el nivel al que cotizaba en agosto de 2018.

Evolución de los valores

El peso de los bancos, que siguen lastrados en Bolsa por la pérdida de rentabilidad que suponen los tipos cero, ha vuelto a ser un obstáculo para la remontada del Ibex. Aunque en 2019 no todo son números rojos para el sector y entidades como BBVA o Sabadell logran superar el año con ascensos. En el peor comportamiento del Ibex también ha pesado la caída de Telefónica, que se deja el 10,17% en el año, en claro contraste con Inditex, líder por capitalización bursátil del selectivo español y que se ha revalorizado el 45,29%.

La mayor presencia del sector industrial, el más castigado por la guerra comercial, en los índices alemán, francés e italiano ha sido crucial para sus respectivos repuntes, para desventaja del Ibex. Sobre el selectivo español también ha pesado, si bien como factor secundario, una cierta penalización por la incertidumbre política, en un año en el que se han celebrado dos elecciones generales y que pese a los avances en las negociaciones de los últimos días, concluye sin la formación de un nuevo Gobierno.

Entre los valores que más han destacado en 2019 brilla con luz propia Cellnex, que prácticamente ha duplicado su valor en Bolsa durante el año (+94,87%), incluso tras haber realizado dos ampliaciones de capital. La consolidación de su liderazgo y su política constante de adquisiciones han catapultado al valor. También despuntan con holgura Ferrovial, Siemens Gamesa, Inditex y Colonial, con alzas superiores al 40%. En el polo opuesto aparecen Ence, el peor valor del Ibex con una pérdida de más del 31,47%; seguido de Bankia que cae el 21,91% y Telefónica, que sufre en el año una pérdida del 10,17%.

Diciembre al alza en los mercados

Las subidas han acompañado de forma generalizada al conjunto de Bolsas en la recta final del año, alentadas por la resolución de las dos grandes incertidumbres que más impacto han tenido en el mercado durante 2019. En primer lugar, y con una hegemonía indiscutible como principal inquietud entre los inversores, la guerra comercial. EE UU y China han alcanzado un alto el fuego en su disputa que ha evitado la imposición de nuevos aranceles a Pekín y la escalada de un proteccionismo que se convirtió en seria amenaza para el crecimiento global.

La paz comercial aún está pendiente de un acuerdo que se espera quede sellado en enero de forma oficial y que en todo caso es la fase primera de una ronda de negociaciones que continuarán en 2020 y deberán abordar cuestiones de gran calado pero ha sido un verdadero balón de oxígeno para los inversores. El otro espaldarazo ha venido del Reino Unido, una vez que ha quedado confirmado de forma definitiva que el Brexit se materializará el próximo 31 de enero, tras la victoria electoral de Boris Johnson, firme defensor de la ruptura con la UE.

La renta variable ha brillado en 2019 y no menos lo ha hecho la renta fija. Cuando la expectativa a inicios de año de normalización de los tipos de interés parecía poner punto y final a su rally, el giro de timón de la Fed y el BCE ha permitido una nueva e inesperada revalorización. En un activo en el que el precio se mueve a la inversa de su rentabilidad, el bund comenzó el año en el 0,27% para caer en terreno negativo, a mínimos insólitos del -0,714% en agosto en espera de más compras de deuda del BCE. El bono español, que marcó máximo anual en enero en el 1,5%, también hundió su rentabilidad hasta mínimos sin precedentes del 0,035% para terminar subiendo

Los valores que más despuntan en 2019

Cellnex. Es la estrella indiscutible del Ibex, al haber casi duplicado su valor en Bolsa durante el año. La compañía ha ampliado capital en 3.700 millones de euros este año y en la segunda ampliación, por 2.500 millones en octubre, la demanda superó en 38 veces la oferta. En diciembre compró a Orange 1.500 torres de telecomunicaciones y ha anunciado operaciones en Italia, Francia, Suiza, Irlanda y Reino Unido con una inversión acumulada de 6.800 millones.

PharmarMar. Es el valor que más se revaloriza de la Bolsa española, con un alza superior al 227%, después de haber despejado el camino para la venta de su segundo antitumoral en EE UU.

Facephi Biometría. Esta compañía del MAB, especializada en ­software de biometría de reconocimiento facial, se ha disparado este año el 316%.

Normas
Entra en El País para participar