Azora avanza en la salida de su cartera de activos en Europa

Aprueba una reducción de capital tras desinvertir un vehículo con edificios de oficinas en Polonia y República Checa

Fernando Gumuzio y Concha Osácar, fundadores de Azora.
Fernando Gumuzio y Concha Osácar, fundadores de Azora.

La gestora Azora prácticamente ha concluido el proceso de venta de su cartera de activos europeos. La inmobiliaria española comunicó ayer a través del Borme (Boletín Oficial del Registro Mercantil) una reducción de capital provocada por esa desinversión.

La gestora impulsada por Concha Osácar y Fernando Gumuzio impulsó en 2007 un vehículo de inversión llamado Azora Europa para entrar en el mercado de oficinas en Europa del Este y actualmente ha llegado a la etapa de desinversión, prácticamente terminada y que ya comenzó en 2017 desprendiéndose de un edificio en República Checa.

El fondo se constituyó como un vehículo cerrado “y actualmente se encuentra en periodo de desinversión, de ahí la reducción de capital”, explican desde la firma.

En el Borme se recoge que en junta general extraordinaria de accionistas, celebrada el 8 de octubre, la contaba en el orden del día con la propuesta de reducción de capital social hasta un importe máximo de 38,7 millones de euros, mediante la compra por la sociedad de hasta un máximo de 44 millones de acciones a 0,88 euros de valor nominal cada una, para su posterior amortización.

En el documento de incorporación a Bolsa de Azora del pasado año (aunque finalmente su OPV se paralizó), la gestora informaba que su vehículo Azora Europa I contaba con activos bajo gestión por 260,7 millones, que al año siguiente se redujo a 246,6 millones.

A diciembre de 2018, el vehículo gestionaba ocho inmuebles de oficinas con casi 85.000 m2 de superficie bruta alquilable con una ocupación cercana al 100%, según informa la inmobiliaria en su web. Esas propiedades están ubicadas en Polonia, en las ciudades de Varsovia, Cracovia y Breslavia. Aunque la gestora no informa de cuántos de esos inmuebles mantiene, sí avanza que la venta de esa cartera está a punto de finiquitarse.

En este vehículo europeo, Azora ejerce de gestor pero también es accionista minoritario, con una participación del 2,3%. La inmobiliaria no ha hecho público para qué inversores gestiona estos activos, pero sí que su perfil es core +, de tipo conservador.

Normas