¿Dormir en un Tesla en marcha? Mejor si es en pareja, ¿no?

¿Dormir en un Tesla en marcha? Mejor si es en pareja, ¿no?

Cazados en plena carretera echando una cabezadita.

Tesla actualizó hace algunos días la versión de su software para los coches y una de las mejoras llegó en la parte del autopilot, el modo invocación e, incluso, se esbozó ya la posibilidad cierta de que en un futuro tengamos YouTube o Netflix mientras vamos de un lado a otro. Aunque de momento solo se podrá usar con el coche detenido.

Pero mientras llega ese momento, cualquier medida de prevención es poca y tanto las autoridades como los fabricantes se empeñan en recordar a sus clientes que los coches actuales no son todavía 100% autónomos y necesitan de nuestra atención al volante.

Dormidos como dos tortolitos

Este escena que os traemos se ha producido en los EE.UU. donde, además, la legislación sobre los autopilot de los coches es más laxa que la europea, pero tal vez por eso, los dos protagonistas del vídeo no han dudado en echarse una cabezadita al volante, mientras el coche los lleva al ¿trabajo? ¿A casa?

Estas imágenes que tenéis en el tuit están capturadas en la autopista de Mass Pike, o lo que es lo mismo, Massachusetts Turnpike, donde las dos personas que van dentro del vehículo están durmiendo profundamente. Al menos es lo que parece por las imágenes donde, en concreto el conductor, lleva la cabeza inclinada hacia delante, en un gesto de absoluta irresponsabilidad.

Es más, el autor del vídeo, que ya ha dado algunas entrevistas en medios locales de EE.UU., advirtió de que el coche [Tesla] "en ningún momento sentí que estaba en peligro hasta después del hecho cuando pensé, 'Guau, estaba conduciendo junto a alguien que estaba completamente dormido en Mass Pike", un lugar que, recuerda, no es precisamente el ideal para dormirse en un coche porque es uno "de los caminos más peligrosos que puedo imaginar".

Hay que recordad que el nivel de máxima seguridad de autoconducción es el cinco y que a día de hoy, ningún coche de lo que se pueden adquirir ha alcanzado esa certificación. Seguramente en el futuro llegarán, pero de momento ni la tecnología ni las leyes permiten un uso como este del autopilot de un coche.

Sea como fuere, y por mucha confianza que depositemos en estos sistemas, todavía tiene fallos, como el que ha certificado estos días la NTSB (Junta Nacional de la Seguridad en el Transporte de EE.UU.) que concluyó que el Tesla Model S que chocó el año pasado en Culver City, Los Ángeles, contra un camión de bomberos, circulaba con el autopilot activado.

Normas